Facebook Twitter Google +1     Admin

¿QUÉ PRETENDIÓ SER EL CANAL VÍA CUBA?

20110329190903-213px-canal-via-cuba.jpg

 

Desde 1954, la revista Carteles,  de La Habana, interviene para facilitar  el debate entre comentaristas de este blog. Reproducimos fragmentos del reportaje aparecido en el número extraordinario de Navidad, en 1954. Páginas 102-108 y 110.

 

“…El pasado 24 de agosto salió publicado en la Gaceta Oficial el texto de una Ley-decreto por la que se propicia la construcción de un canal llamado Vía Cuba –el cual atravesará la Isla de norte a sur, partiendo de Cárdenas y desembocando en la Bahía de Cochinos.

(…)

“De ser construido de acuerdo con los proyectos oficiales, el Canal Vía Cuba sería el segundo del mundo en extensión y el primero en profundidad. (…) Tendría 102 kilómetros de longitud y no menos de 15 metros  de fondo.

(…)

“El canal no sería construido por el Estado cubano, sino por una empresa privada. A ese efecto, ya se celebró una subasta  a la que se dice concurrieron tres entidades interesadas en la concesión de la obra, otorgándosele finalmente la misma a una empresa titulada ‘Compañía del Canal del Atlántico al Mar Caribe, S.A.’ (…) Esa compañía tendrá toda clase de facilidades para poder llevar a término el proyecto (…) l. Derecho a expropiar las zonas que estime convenientes para la construcción del Canal y derecho a desalojar a cualquier arrendatario, subarrendatario aparcero o precarista que ocupe las mismas. 2. Exención en el pago de todos los impuestos del Estado, la Provincia o el Municipio. La empresa concesionaria del Canal sólo tendrá que abonar al Estado, como royalty, el 1% de sus entradas brutas.

(…)

“De acuerdo con lo declarado oficialmente, la construcción de Canal Vía Cuba tiene dos objetivos distintos: Estratégicos y Económicos.

“1) Los fines estratégicos

“El objetivo esencial del Canal (…) es de índole militar.

“Así, en el cuarto Por cuanto del decreto 1618, se dice: Si innecesario resulta encarecer la significación que como fuente extraordinaria de riqueza y trabajo representan la construcción primero y el mantenimiento  y operación después del Canal proyectado, con la secuela de puertos habilitados , construcción de buques, movimiento comercial y posible establecimiento de áreas turísticas, mucha mayor significación habrá de tener desde el punto de vista estratégico para nuestra seguridad y la del Hemisferio Americano, en caso de conflicto bélico contra un enemigo común.

“(…) 2) Los fines económicos

“Los gestores del proyecto hacen especial hincapié en que el mismo será la base para un prodigioso desarrollo industrial y comercial de Cuba. (…) De acuerdo con los planes estudiados, a lado y lado del canal, dentro de la zona de 300 metros  para margen que pertenecen a la Concesión, se podrán establecer numerosas industrias y empresas comerciales.

“(…) El argumento  fundamental que se esgrime  a favor de la apertura del Canal Vía Cuba es el de que acortaría las rutas de navegación entre  el hemisferio Norte y el hemisferio Sur, ahorrando 400 ó 500 millas náuticas  a las embarcaciones  que tengan que bordear a Cuba por el oeste, y alrededor de 800 millas, para los que tengan que hacerlo por el este.

“(…) Cuba está ubicada, en efecto, como un obstáculo en medio del Caribe. Ahora bien, como un obstáculo interpuesto ente la Florida  y digamos el Canal de Panamá. Pero no como un obstáculo interpuesto entre los puertos  del sur y del este de los Estados unidos y el propio Canal de Panamá. Cuba, por ejemplo, no es un obstáculo colocado en medio de la ruta  de los barcos que hacen el tráfico de Nueva York-Panamá. Y no lo es, porque esos barcos, haciendo su viaje  normalmente, siguiendo el círculo máximo de navegación pasan muy lejos de las costas de Cuba y no tienen necesidad  ninguna de bordearla ni eludir su presencia.

”Por el contrario, atravesar un canal construido en medio de la isla  de Cuba, si implicaría  para esos barcos el tenerse que desviar.

“Otro tanto podría decirse  de los barcos que comercian entre los distintos puertros del este de Centroamérica  y Nueva Orleáns. Ellos tienen sus rutas por el interior del Golfo de México, y para nada tienen que pasar frente a las costas de Cuba.  Utilizar el canal proyectado representaría paa ellos un inútil, absurdo e inconcebible desvío.

“Ý nótese que hemos mencionado a Nueva York y Nueva Orleáns.

“El ejemplo está justificado, puesto que el 90% de todo el tráfico marítimo entre el hemisferio Norte y el hemisferio Sur se realiza entre ellos y Panamá.

“¿Justifican estas posibilidades la inversión de 400 millones?

“Los editores de la revista norteamericana Times (…) parecen pensar que no, puesto que en una nota publicada bajo el título de ¿Una grandiosa inutilidad? El pasado 13 de septiembre, decían: ‘La idea completa tiene la envergadura suficiente como para provocar la pregunta de por qué un canal semejante  no ha sido construido desde hace mucho tiempo. (…) Lejos de tenderse  en medio de decenas de rutas comerciales  de importancias, Cuba no bloquea  ningún tráfico de significación, excepto aquellos existentes  entre el Canal de Panamá y los puertos de la Florida y Carolina. Pero aun en este caso, el ahorro que ocasionaría el canal cubano sería de 200 millas o menos (el Canal de Panamá le ahorra a la navegación más de 9 000 millas). Y la distancia de navegación entre Nueva York y Panamá, la de mayor consideración, difícilmente sería acortada en nada por el canal proyectado’.”

 

 

 

29/03/2011 14:09 Luis Sexto #. Historia



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris