Facebook Twitter Google +1     Admin

GENIOS EN EL ARTE DE ENCUBRIR, MENTIR...

20070925161549-usa2.jpg

 Por: José Agapito Ramírez

¿Qué puede esperarse de una sociedad que ha sido gobernada durante mucho tiempo con falsos valores desde la mentira, la manipulación y el encubrimiento, y de arrogarse para sí el título dizque la mejor democracia del mundo; o de venderse hipócritamente como el Cid Campeador o como el adalid de la verdad y ejemplo del recto proceder? ¡Es triste, pero esa gran nación o mal nacido imperio, cae precipitadamente por su propio peso hacia el oscuro abismo de su propio infierno, sin que haya una luz en el túnel que los auxilie o los redima de sus genocidas y perversos errores! 

Es lamentable que todo un pueblo dormido y engañado como lo es el pueblo estadounidense, se haya dejado gobernar por un enjambre de malos líderes de la peor calaña, y dejar que un onagro de la ralea de George Bush se haya hecho del poder mediante un proceso electoral fraudulento y de dudosa conquista. 

Una de las más antiguas recetas utilizadas por la CIA para desinformar a sus propios ciudadanos, consiste en colocar una determinada noticia en un medio de comunicación extranjero y esperar tranquilamente a que llegue al propio país merced a la colaboración de periodistas amigos. 

Dice el premio Nóbel portugués José Saramago: “La manipulación de las conciencias ha llegado a un punto intolerable…” Forma parte de una operación de canalización que es cultivada sistemáticamente. Revistas que antes eran de reflexión y pensamiento son ahora frívolas; la televisión, que puede ser un instrumento de educación extraordinario, se ha convertido en eso que algunos llaman muy bien “telebasura”…

Los gobiernos estadounidenses y más ahora con el no menos aguardentozo George Bush mienten, alteran y manipulan invocando el sacrosanto principio de la seguridad nacional. Los EEU durante muchos años han invertido grandes recursos en un sofisticado programa de guerra cultural, que aún cuando no ha estado dirigido a las grandes masas de la opinión pública, consiste en convencer a los intelectuales de los cinco continentes de las bondades de la causa norteamericana: “Lo que la Agencia CIA se proponía hacer, era formar personas que a partir de sus propios razonamientos, estuvieran convencidas de que todo lo que hacía el gobierno de EU era correcto” 

Durante el mandato presidencial del fallecido actor Ronald Reagan (1981-1989), la sarta de mentiras y encubrimientos fueron muchas veces refrendadas o convalidadas por su Secretario de Estado señor George Shultz, en el que no estando su país en tiempos de guerra declaraba con sorna y cínica actitud que: “En tiempo de guerra, la verdad es tan preciosa que debe ser protegida por una sarta de mentiras”. 

Ya en 1914, durante un desayuno en el pretigioso Club de Prensa de Nueva York, John Swinton, antiguo jefe del staff de The New York Time, hizo esta confesión espontánea: Si permito que mis opiniones sinceras aparezcan en mis escritos, antes de 24 horas mi trabajo se habría esfumado. El trabajo del periodista es destruir la verdad; mentir categóricamente; pervertir; vilipendiar; actuar servilmente a los pies de Mamón y vender a su país para ganarse el pan diario… Somos la marionetas y vasallos de hombres poderosos que actúan detrás de la escena… Somos prostitutas intelectuales. 

Los últimos acontecimientos que han sacudido al mundo parecen haber dado la razón más que nunca al periodista norteamericano I. F. Stone, cuando en uno de los momentos más tensos de la Guerra Fría dijo: “Todos los gobiernos están dirigidos por mentirosos, y nada que salga de ellos debe ser creído”. En el arsenal secreto del que dispone el gobierno estadounidense, la mentira es una de las armas más socorridas, sutiles y destructivas que existen, terminó diciendo Stone. (joseagapo@cantv.net)

25/09/2007 11:10 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris