Facebook Twitter Google +1     Admin

LO QUE BUSH NO DIJO

20070926174840-bush.jpg

Nota del editor      

Las relaciones humanas, también las políticas y diplomáticas, cuando quieren rehuir  un  compromiso, inventan otro.

Eso ha pasado con el señor presidente de los Estados Unidos en las Naciones Unidas.  La emprendió contra el gobierno cubano en un ámbito donde las mayoría de los votos apoyan generalmente a Cuba y se oponen a Washington cuando, por ejemplo, se somete a votación una resolución contra el bloqueo norteamericano a la Isla. Salvo dos o tres países sumamente obligados con la Casa Blanca, todos  dicen no al bloqueo, y el que no puede hacerlo, porque las presiones norteamericanas lo dañarían, se abstiene. 

Ahora bien, un analista político equilibrado, racional, en vez de reprocharle a Bush su diatriba contra el gobierno cubano, contra Fidel Castro y, en suma, contra el pueblo cubano, le preguntaría:

¿Por qué, señor Presidente, usted llevó al plenario de la ONU un tema que solo le preocupa a usted o a algunos de sus aliados? 

¿Por qué, señor Presidente, usted no le explicó a los jefes de Estados o de Gobierno presentes en las naciones Unidas, las razones de su negativa a firmar el tratado de Kyoto sobre la emisión de gases tóxicos?

Ese tema sí interesa a todos los países del mundo, porque a todos afecta. Y su país es, señor presidente, el que más contamina la atmósfera. ¿Sabe el pueblo norteamericano que cada vez que de Cabo Cañaveral parte un cohete hacia el cosmos la capa de ozono se destruye en un porciento inquietante?  No, no lo sabe: esa es una noticia censurada. 

Y sigue el analista preguntando:

¿Por qué, señor presidente, usted no habló de los móviles verdaderos que condujeron a los ejércitos de los estados Unidos a invadir ese país, y por qué no  pidió perdón por haber engañado y manipulado a la opinión pública norteamericana y del mundo con pretextos que resultaron invenciones de los servicios secretos de Langley?   

¿Por qué, mister Bush, usted no pidió perdón por las más de 600 000 víctimas civiles iraquíes?

¿Por qué no se refirió a la destrucción y saqueo de  valores patrimoniales de ese país que ha sido cuna de la civilización, y ofreció recomponerlos o devolverlos?  

¿Por qué no habló de  la legalización de la tortura, de la cárcel de Guantánamo? 

Y de Afganistán, por qué no habló?

¿Y de las provocaciones contra Irán exigiendo el desarme de otros mientras su país se rearma cada año, por qué no habló en la ONU?  

Evidentemente, el presidente de Norteamérica la horrible se fue por la tangente. Cuando no quieras afrontar los riesgos de un camino, ignóralo. Y busca el atajo.

26/09/2007 12:48 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris