Facebook Twitter Google +1     Admin

SIN LEY, ¿HABRÁ PAÍS?

20130409004349-leyes.jpg

Luis Sexto

El título de este artículo no quiere decir lo que de sopetón uno presume: que en Cuba no hay leyes. Existen. Pero me parece que está lastimado el concepto de la legalidad. Porque un número impreciso de nuestros conciudadanos acatan las leyes, pero no las cumplen, de modo que actúan como si  acarrearan agua en una canasta.

Y ese obrar como si el país fuera  una llanura muy dilatada por la cual anduviéramos camina que te camina sin topar con un semejante, o sin ver un cartel de no eche basura, o deténgase, baje velocidad, niños en la calle; o suelte eso que no es suyo, o pague lo que debe… Ese obrar tan indiferentemente ante el orden,  indica que algunos de nosotros creen vivir en un paisaje lunar donde no existe la ley porque no existe el otro.

El período especial con sus recortes materiales y su incertidumbre, nos ha dejado una pérdida tan ancha que no resultará fácil reponerla. Lo estamos pulsando actualmente. La sociedad amplía sus espacios, reconoce derechos que hasta hace poco no integraban la legalidad. Y, sin embargo,  la conciencia de la ley  continúa sufriendo el desmadre del menosprecio. No pretendo llegar al extremo. No afirmo que todos estrujemos las leyes como papel inservible. Digo que los que la violan hacen más ruido que los que las respetan. La virtud suele andar en puntillas. Uno ve menos a quienes echan la basura  en el recipiente. Y, en cambio, solemos  notar a quienes tiran las latas de cerveza desde el balcón a la calle o al patio, y gritan en las madrugadas, y edifican un piso sobre su azotea, o su meten en casa ajena cerrada para habitarla. Recientemente, inspectores de urbanismo llegaron al barrio, impusieron multas y obligaron a desbaratar instalaciones que la licencia de trabajo por cuenta propia no amparaba. Pero, muy cerca, dejaron garajes levantados con herramientas de rompe y raja en jardines de uso común en edificios multifamiliares. ¿Les ordenaron a estos violadores demoler o fueron anuentes y se marcharon con las manos en los bolsillos? ¿O acaso se conformaron con ver un permiso cuyo origen es también ilegal? ¿Acaso no va contra las normas urbanísticas permitir clavar en un jardín, en avenida principal, cuatro vigas en el suelo, cercarlas y tirarles por encima unas planchas de cinc para guardar un vehículo?

Son, dirán algunos, pequeñeces. Problemas de poca significación. Me sirven, sin embargo, para ilustrar cuáles son los caminos de la impunidad. Porque el mayor peligro de incumplir la ley como si fuera un hábito, es que se extienda por el cuerpo social la impunidad. ¿Sabemos qué significa la impunidad? Cuando nos referimos a leyes y a violaciones no solo hemos de tener delante el delito mayor -homicidio, robo, malversación. Y si he señalado las quebraduras más leves, más bien de orden disciplinario como respetar las normas de urbanismo, las reglas de convivencia, los valores patrimoniales, es porque la experiencia enseña  que los violadores de lo aparentemente sin importancia, al permanecer impunes,  inflan el pecho y se definen como  “tipos” poderosos, resuélvelo todo, compradores del orden, y así van desbrozando en su percepción el atajo para llegar a conductas más dañinas.

¿Y nos damos cuenta que el sentimiento de impunidad  en unos condiciona en otros ciudadanos el sentimiento de inseguridad? Impunidad y seguridad no pueden extenderse sin que la sociedad se crispe.

Ahora, por qué la impunidad. Ya lo dije: unos perdimos el respeto por las leyes, porque creímos que las necesidades sin resolver, los apremios materiales justificarían cualquier ardid, cualquier identidad de “bicho cubano”. Pero también algunos representantes de esta o aquella  institución, se permearon de los resortes del pícaro, actuaron a medias, o no actuaron, y  se juntaron dos impunidades: la de cuantos actúan sin discernir las fronteras entre el bien y el mal, y la impunidad del que se cree impune para proteger la impunidad. Y tales piezas  se han engarzado con la soldadura del “dejar hacer”.

Hace unos meses pregunté en este diario si habría que esperar a que se actualizara la economía para empezar a rescatar los límites usurpados por la impunidad. No me ofusco. Algo se hace. Pero a veces me siento inseguro, como dejado a mi suerte, al saber que  transeúntes y  vecinos creen que no puede pasar nada.  (Publicado en Juventud Rebelde)

 

 

 

 

 

08/04/2013 19:43 Luis Sexto #. Política

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Pedrin

Estimado Luis me ha dado mucha pena al leer un comentario a tu articulo en JR.que muchos cubanos infelices no tienen acceso a su blog es por eso que le reproduzco el comentario de su lector.
"jmjp - 8 de Abril del 2013 15:30:42 CDT
Estimadismo Luis Sexto, creo que seria muy, pero muy saludable que al menos dos veces por semanas escribiera un articulo en esta seccion que pudieramos leer el 100% de los cubanos, se que tiene un Bloc en el que escribes cosas interesantisimas, pero, al que no tengo acceso y me gustaria que escribiera un articulo, sobre la responsabilidad en el trabajo por el que cobramos,a veces salarios que no merecemos y algun jefe se le ocurre organisar actividades extras para resolver deficiencias de otros, por ejemplo en las empresas del niquel se les paga al SEPsa, para proteger los recursos del estado sin enbargo ahora nos estan pidiendo a los trabajadores hcer la guardia obrera en puntos clave de las minas de las productoras para cuidar el desvio de recursos fundamentalmente de petroleo, como si los sepsas no fueron los responsables de cuidar este recurso.¿No es paradojico esto?,pues me gustaria conocer su opinion."

Fecha: 08/04/2013 21:02.


gravatar.comAutor: CABALE

lo que aparentement sucede es que donde todos ibamos a ser iguale,hoy en dia hay algunos que son mas iguales que otros y al final volveremos al comienzo de la historia,lo malo que cuando empezamos la otra vez,la nacion era prospera y funcionaba,comenzar con lo que tenemos ahora no sera facil,habra que empezar como lo hicieron Alemania Y Japon,de las ruinas.

Fecha: 09/04/2013 17:04.


gravatar.comAutor: Modesto Reyes Canto

País siempre va a haber, amigo Luis, si las leyes que se emiten van con la carga de justicia necesaria para que la grán mayoría las adopten como buenas que se deben cumplir.Pero si una ley desde que se proclama es impopular aunque le pongan el cartelito de que es necesaria,entonces por el incumplimiento de la misma sí cabe preguntarse ; Sin Ley,habrá país? y la respuesta sería con otro signo de interrogación.Maestro, su preocupación es muy válida, el pronblema es encontrar una real solución sin que esta no venga impuesta por leyes
que no son bienvenidas. Un abrazo: Modesto Reyes Canto.

Fecha: 09/04/2013 17:48.


gravatar.comAutor: caro

Maestro, muy acertado su artículo y excelente el comentario de Modesto Reyes Canto. En efecto, todas las leyes por poco importantes que sean deben ser Justas para ser universalmente acatadas. Ignacio Agramonte decía: "El Derecho, para ser tal y obligatorio, debe tener por fundamento la justicia". Lo que ocurre es que cuando las leyes principales ignoran el bienestar general, los legisladores pierden autoridad formal y moral a los ojos del pueblo, y entonces se generaliza el rompimiento de las leyes, aun las más intrascendentes, y se entroniza la impunidad, porque se ve la ley como algo arbitrario, y por ende su violación se "justifica" en la conciencia de las gentes. Saludos.

Fecha: 09/04/2013 18:24.


gravatar.comAutor: Pedro Balanza

Ustedes parten de una premisa teórica, y automáticamente la aplican a Cuba. Creen ustedes que eso que el articulista llama quiebras de la conciencia jurídica es porque las leyes de Cuba son injustas. Eso ustedes lo suponen, no lo saben. Mejor es el concepto del periodista, que algo debe saber de filosofía, cuando dice o sugiere que el desvaimiento de la conciencia jurídica es el resultado de una etapa de pobreza material que resquebrajó la moral pública de pocas o muchas personas. Por supuesto que el período especial con sus desesperanzadoras carencias materiales, en los años del 90, crearon lo que se puede llamar una moral de las necesidades. Por lo demás, si las leyes prohíben robar y matar, y llevarse un pare en el tráfico y estafar, y meterse en una casa ajenas¡, no es porque esas leyes sean injustas, sino porque aún hay necesidades y el retraso de la conciencia social sigue retrociendo. Me parece que para muchos de los que escriben comentarios en este blog, nada es más fácil que juzgar a Cuba por la tremenda. Eso forma parte, en los mejores intencionados, de la ignorancia sobre Cuba. Y en los malintencionados, es su modo de desacreditar y repetir el aparato conceptual e ideológico que se requema en Miami cada día.

Fecha: 09/04/2013 20:08.


gravatar.comAutor: Modesto Reyes Canto

"Ya salió aquello".La frase entrecomillada
era un sello que decia a cada rato ese gran actor desaparecido Alfredo Perojo en un programa radial humoristico que yo escribía en Radio Rebelde en la década del 70 y me recordé de ella leyendo la opinión no muy balanzeada del estimado Balanza.Pero voy a contestarle. Miami, amigo mio, no es la cuna de lobos fieros que quieren aparentar ser un grupito de los cientos de miles de cubanos que viven en ella y de otros que quieren hacerla ver como tal y no viven en esa ciudad.Las leyes a las que usted hace mención son de obligatoriedad cumplir aunque no estén en ningún decreto, pues están hasta escritas en Los Diez Mandamientos, quizas desde mucho años antes de que se declararan obligatorio su cumplimiento pues, por mandato divino o por ley,cualquiera que sepa distinguir el bien y el mal las cumple a cabalidad y trata que los demás seres humanos hagan lo mismo. A las leyes que yo me refiero y que ya muchas de ellas en estos cambios que se estan viendo, han sido derrogadas, le repito, muchas de ellas no tenian el sentido justiciero que debeian tener.Ahora,si usted le resulta mas cómodo atacar opiniones apoyandose en viejas y absoletas consignas, le sugiero que una balanza de lo que va a escribir antes de que opine.
Ah, y dejeme aclarle algo: Soy amigo personal de Luis y hemos mantenidos muchos dialógos y ninguno de nosotros dos tratamos nunca de imponer nuestros respectivos monólogos pues sabemos balancear los criterios de ambos, que al final,es desear lo mejor para Cuba aunque fisicamente a uno de los dos, en este caso a mi, nos separe de esa bella isla nuestra que nos vió nacer,90 millas
Saludos: Modesto Reyes Canto.

Fecha: 10/04/2013 09:05.


gravatar.comAutor: Jose Diaz

Luis Sexto ya veo borro mi comentario, tal vez no era politicamente correcto pero lea los demas comentarios de los foristas y me dara la razon. La vida probo y esta probando quien tenia la razon. Su escrito asi lo demuestra.

Fecha: 10/04/2013 09:18.


gravatar.comAutor: Lorscar

Jose Dias, has tenido mas suerte que yo. Hace unos meses para aca todo escrito mio es inmediatamente sacado del aire por el autor del blog. En cuanto reconoce mi estilo, lo saca del aire y ya he agotado todas las formas de poner indicios de mi nombre en desgracia. Nunca lo he ofendido, nunca he usado malas palabras en el y hasta incluso llegue a respetarlo y admirarlo como ensayista. Lamentablemente Sexto incurre en los mismos males que critica y que moldearon la decada gris de la cultura cubana: La c-e-n-s-u-ra! Lo cual le quita todo valor a lo que escribe.

Fecha: 10/04/2013 12:44.


gravatar.comAutor: Jose Diaz

Lorscar hermano entiendo como te sientes, pero en honor a la verdad este blog de Luis pertenece a Juventud rebelde y se debe seguir la politica establecida. No cabe duda existe cuidado con toda apertura periodistica en lo que se escribe y publica. Luis tiene uno de los trabajos mas dificiles en nuestro pais y el lo sabe. Estoy seguro Luis aprueba mucho de lo que escriben los foristas a sus articulos. Te recomiendo leas la prensa de Venezuela digital y te daras cuenta las miles de opiniones publicadas en favor y en contra en un pais que construye el socialismo. Esa es la gran diferencia.

Fecha: 10/04/2013 13:24.


gravatar.comAutor: El Oriental

Buen día. Un buen ciudadano es aquel que cumple las leyes, pero también el que hace valer sus derechos.
Lamentablemente siempre las leyes las hacen cumplir solo a los mas pendejos y eso no solamente es en Cuba sino en muchos otros países Esperemos que las cosas mejoren por el bien de todos, que no exista impunidad,de lo contrario los sistema no tendrán basamento para sostenerse por caer en la anarquía.

Fecha: 11/04/2013 13:26.


gravatar.comAutor: Jose Diaz

El Oriental bueno su comentario, hacer valer los derechos no es facil en nuestro pais, se ve a diario lo indefenso que se encuentra el cubano de a pie frente a las leyes creadas que se suponen los defiendan. Es de nunca acabar y como ejemplo te pongo leas la pagina de acuse de recibo de Jose Alejandro y te daras cuenta. Todo cubano espera las cosas mejoren pero en eso llevamos mas de 50 anos. Mis saludos Jose

Fecha: 11/04/2013 13:43.


gravatar.comAutor: El Oriental

Algunas veces cuando hago comentarios y no los publican trato de entrar en empatia con los periodistas de turno y las circunstancias que los obligan a bloquear, hay pocos periodistas serios,honestos , valientes y veraces que se atreven a expresar lo que sienten y decir las verdades, aun a pesar de tantas limitaciones y censura, también existen foristas de todos tipos , unos fanáticos, otros extremistas ,otros con doble intención, pero también y la mayoría son personas honestas a los cuales no les gusta el servilismo,son foristas con una gran conciencia y son progresista, los cuales los que les preocupa es el país y buscan las soluciones y mejoras para la nación.Aun así cuando realmente existe democracia, se debe escuchar, leer y permitir las diversidad de opiniones, porque eso es democracia y una vez leído las diferentes opiniones todos podemos ser libres de soportar o vetar otras opiniones a través de soportes validos. Así que, bienvenida la participación y la diversidad de criterios, lo peor que puede ocurrir es que el pensamiento humano se vaya entubado por una sola corriente en donde podemos caer es en el totalitarismo.

Fecha: 11/04/2013 13:55.


gravatar.comAutor: caro

Estimado Sexto: le suplico me permita ejercer el derecho de réplica hacia la opinión publicada aquí de Pedro Balanza. El señor Pedro asume que los que defendemos nuestro criterio somos ignorantes sobre Cuba, en el mejor de los casos, o repetidores del aparato conceptual ideológico que se requema en Miami cada día. A esto debo aclarar en primer lugar que no resido en Miami ni en Estados Unidos, y que podría aceptar incluso que soy un ignorante sobre la realidad de Estados Unidos, país al que nunca he visitado, pero no sobre Cuba. Viví toda mi vida en Cuba hasta hace unos pocos meses. Además, trabajé en Cuba durante muchos años como Abogado, por años fui profesor universitarios de los estudiantes de la Carrera Derecho, y obtuve un Maestría en esa especialidad, así que creo saber un poco sobre Cuba y sobre las leyes, y aunque no supiera tengo tanto derecho como él a defender mi opinión, que incluso admito que puede ser acertada o no, pues no creo ser perfecto para tener siempre la verdad absoluta en mis palabras. Las leyes que menciona el señor Balanza son leyes penales que forman parte de la legislación en cualquier país, y han sido encontradas en documentos tan antiguos como la Biblia, el Código de Hammurabi o las Leyes de Manú. En mi comentario, cuando me refería a leyes generales hablaba más bien de las leyes que son emitidas con carácter nacional, y que comprenden no necesariamente leyes, sino documentos de menor jerarquía legal como Decretos, Resoluciones, Instrucciones e incluso cartas. (CONTINUARA)

Fecha: 11/04/2013 15:37.


gravatar.comAutor: caro

Recuerdo que en una oportunidad en una empresa donde trabajé existía una trabajadora que tenía su vivienda en muy malas condiciones, y le solicitó a la Empresa que le vendiera un poco de cemento para poder reparar su vivienda. La Empresa tenía una buena cantidad de cemento almacenado que se estaba endureciendo por falta de uso, y que no podía utilizar por no tener ninguna inversión aprobada. La fábrica de cemento de la provincia había tenido que paralizar su producción por tener los almacenes abarrotados de producción terminada que no había sido extraída por los organismos a los cuales se les había asignado centralizadamente.

Fecha: 11/04/2013 15:40.


gravatar.comAutor: Jose Diaz

Foristas como verdad les dire todo cubano tiene el derecho de opinar en los asuntos de su pais, es la unica forma que saldremos adelante. Entiendo todavia quedan mentes cerradas que no permiten opiniones por intolerantes y pensar tienen la verdad absoluta. Te los encuentras a todo nivel, no importa donde viva un cubano tiene derecho a opinar, criticar y pedir explicacion por lo mal hecho a su gobierno elegido por el pueblo. Como dijo Yoani recientemente no existe cubano de alla o de aca todos somos cubanos y basta. Incluso hasta en Miami te encuentras mentes cerradas y dinosaurios que no abren su mente, lo mismo pasa en Cuba. Esa division entre cubanos nos hace mucho dano como nacion y recordemos la mente para que funcione debe estar abierta como un paracaidas. Puedo estar o no de acuerdo con tu opinion pero me gusta la digas sin temor y sin hipocrecia. Lo malo de todo es que cualquier critica de cualquier indole es tomado como una critica al gobierno revolucionario y sus lideres y eso no es permitido, se nota en la prensa, radio y en la vida diaria de cualquier cubano. Hasta que no terminemos con esa mentalidad no avanzaremos nunca.

Fecha: 11/04/2013 16:25.


gravatar.comAutor: El Oriental

Bien, Caro, por la aclaratoria,tampoco resido en USA, sino en un país de sur América y eso de el comentario Miamiyero de Pedro Balanza esta fuera de contexto y de la realidad, no se puede descalificar a alguien simplemente porque sea critico, por el contrario bienvenido la critica, sabe a que le tengo miedo, a los serviles y arrodillados que repiten como loros lo mismo de siempre, sea del lado que sea, porque por culpa de ellos es que nunca podemos avanzar, todos los sistema son susceptibles a mejoras , lo que se necesita es voluntad política y unión entre los Cubanos,los países logran soluciones es a través de la critica constructiva y participación, mostrando las realidades ,los problemas y aportando soluciones,siempre he dicho, el arma de la descalificacion es el arma de los incapaces.

Fecha: 11/04/2013 16:56.


gravatar.comAutor: Sexto

Señores foristas: Por supuesto, en The Washington Post y en The New Yor Times, entre un trabajo que defienda a la Cuba actual y uno que la ataque, lo más probable es que publiquen este último. Por ejemplo, recientemente el Times de NY publicó el artículo de un escritor cubano, Zurbano, que dijo que la revolución cubana para los negros aún no ha terminado, pero en el periódico salíó aún no ha empezado. Es dedcir, todo lo contrario a lo que quería decir Zurbano. Yo comprendo sus deseos de ser oídos. Pero en verdad hay opiniones inaudibles, ofensivas, basadas, lo repito, en el mismo lenguaje invalidante de los grandes medios contra Cuba. Lo que publica José Alejandro en Cuba, pasa, es verdad, y un periódico cubano lo combate. Todas esas acciones está mal y en Cuba se sabe y por eso existe la voluntad de cambiarla y acabar con los rezagos del socialismo soviético. Hasta ahí está bien. Pero yo digo que hay ciertos juicios injustos, malintencionados que si admitro tendría que contestar, porque este blog no es El país, ni El Times, ni El Nuevo Herald. Entre esas visiones y la mía hay una divergencia política, partidista, incluso clasista. Yo soy el hijo del peón de vía del ingenio, no el hijo ni el sobrino del dueño del ingenio antes de 1959, aunque hay hijhos de peones que piensan como los hijos de los propietarios. Es decir, hay ideas insalvables. Por lo tanto, como no puedo estar en litigio todo el día, ni me gusta eliminar comentarios cuyos términos son ofensivos para lo que creo y defiendo, he decidido, por tanto, suprimir, irrevocablemente, los comentarios. Mi tienmpo escasea, y si discutiéramos sobre el papel del mercado en Cuba, o de la distribuciónde tierras, pero, repito, son los mismos clichés propagandfísticos, en la mayoría de los casos que no vale la pena discutir. Pero que tampoco me gustan que cuelguen de mis post sin que yo tenga tiempo para responderlas. En todo caso, estaría coadyuvando a la propaganda que fuera de Cuba, se hace contra el orden actual en mi país. Propaganda que muchos de ustedes, desde luego, quieren aprovechar valiéndose de un espacio que, aunque pobre, no es ingenuo. Ha algunos de ustedes los he sorprendido en doble juego. y no me gusta que se rían de mí. Gracias

Fecha: 11/04/2013 18:31.


gravatar.comAutor: caro

La Dirección de la Empresa quería ayudar a la trabajadora, el Sindicato también, pero había una CARTA emitida por Carlos Lage como Secretario del Consejo de Ministros que prohibía a las empresas estatales venderles materiales de construcción a sus trabajadores.

Fecha: 11/04/2013 18:34.


gravatar.comAutor: caro

Creo inclusive que dicha indicación todavía persiste, aun cuando Lage hace bastante que fue defenestrado. Creo que dicha trabajadora terminó comprando el cemento en “bolsa negra”, seguramente robado o desviado, pues nadie tiene en Cuba una fábrica particular de ese material, con lo cual el ciudadano ve la ilegalidad como algo legitimado cuando se le han cerrado las vías para resolver su problema por los caminos legales. Este es sólo un ejemplo de los muchísimos que pudiera mencionarle, pero creo que es suficiente para ilustrar el punto. Desgraciadamente, a la hora de legislar, nuestras autoridades muchas veces se han preocupado más de tratar de cerrar cualquier resquicio a las ilegalidades y la corrupción, que de hacerles las cosas fáciles a aquellos que desean hacer las cosas conforme a la ley. Con esta práctica también se ha entronizado el burocratismo, porque algo que pudiera ser tramitado por una persona requiere numerosas autoridades, firmas y aprobaciones para, supuestamente, evitar el delito. Sin embargo, no se percatan de una verdad de Perogrullo, que es que a mayor cantidad de leyes, mayor será el número de violaciones de las leyes. Esto lo dice incluso la Biblia: donde no hay ley, tampoco hay transgresión. En otros casos, a esa ley que de por sí tiene características que la hacen injusta ante sus destinatarios, se le añaden formas arbitrarias de interpretarla y aplicarla, con lo cual se hace todavía más injusta y aborrecida por aquellos que, siendo sus destinatarios, debieran observar la ley de forma positiva. Me encantaría aportarle más ideas al respecto, pero debemos respetar el limitado espacio del blog. Gracias, Don Luis.

Fecha: 11/04/2013 18:35.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris