Facebook Twitter Google +1     Admin

EL PADRE VARELA EN LA REVOLUCIÓN CUBANA

20120316135916-felix-varela.jpg

 

Luis Sexto

El Siervo de Dios Félix Varela quizás pronto adelante un nuevo paso hacia el camino de la canonización y sea declarado Venerable. Desde este estadio es previsible que tarde en  ingresar en el canon de los santos. Varela podría ser un santo, posiblemente uno de los pocos que aglutinen en grado heroico las virtudes cristiana y las virtudes políticas. Y habría que preguntar, aunque no sea muy natural hacerlo, si las virtudes políticas no tienen una relación raigal con la práctica del más intenso cristianismo. Pero, como político, patriota, independentista cubano, el padre Varela tuvo que escribir mucho para exponer sus ideas y extender su causa civil.  Escribió tanto como para amontonar varias toneladas de papel, que los fiscales de la causa de su beatificación tendrán que leer microscópicamente y tratar de detectar una línea o una palabra que pueda atentar contra la doctrina y el dogma católicos. Son los rigores de un proceso que la Iglesia de Roma ejecuta con disciplina ejemplar.

Tal vez, antes del siglo XII, con la aclamación de los fieles, como se practicaba previamente hasta ese momento, hubiera bastado. Porque los católicos cubanos, habrían levantado la mano para aprobar al padre Varela como un santo al saber de su vida abnegada y austera, y de su fe sin fisuras, su fidelidad a la Iglesia, y su caridad, tan constante y abierta como para, en medio del invierno neoyorquino, el vicario general de la diócesis se despojara de su abrigo y cubriera el cuerpo de un mendigo callejero. Recientemente bajo uno de los post que inserto en el blog Patria y Humanidad, un lector preguntó qué podría unir al Padre Varela con la revolución y el gobierno cubanos, si durante años la superestructura ideológica de Cuba exigió el ateísmo y discriminó a los creyentes.

En realidad, esa fue una política equívoca, mimética, a  veces torpe,  que el Primer  Congreso del Partido Comunista (1975), en su resolución sobre la religión, las iglesias y los creyentes, trató de atemperar al establecer que la lucha filosófica contra la religión debía subordinarse a la unidad con los creyentes en la construcción del socialismo. Era también una tesis insuficiente. Pero  el Cuarto Congreso, en 1991, disipó el andamiaje discriminador al aprobar el ingreso en el Partido de los creyentes que lo desearan y tuvieran méritos para ello, y posteriormente, en 1992,  la Constitución de la República  definió a Cuba como un Estado laico en vez de científico y materialista.

La inicial profesión de ateísmo que, aunque reclutó para las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), a creyentes –por dos o tres años hasta su extinción- incluso a algunos sacerdotes y pastores evangélicos, no cerró templos, ni prohibió la llamada a misa, ni la catequesis, ni las casas de oración, ni ha prohibido decenas de revistas y hojas católicas que circulan en cifra que ni en la etapa republicana previa a 1959, tan paradisiaca para los desmemoriados o los malintencionados, pudo imprimir la Iglesia. A partir de determinado momento, el Gobierno  permitió la entrada de sacerdotes en Cuba, en cifras que, si pequeñas al principio, hoy se incrementan.

Aunque el ateísmo hubiese continuado como posición oficial, entre el padre Varela y la Revolución cubana hay puntos de tangencia. Varela es uno de los héroes patrios, uno de los fundadores que coadyuvan con sus ideas y su ética a articular la ideología de la nación, a pesar también del viejo ateísmo y anticlericalismo practicados por varios de nuestros patricios. El concierto nacional lo califica como un Precursor de la independencia, entroncado con el pensamiento de Carlos Manuel de Céspedes y José Martí. Entre Varela y Martí hay una línea de continuidad que supera el azar de que Varela muriera casi un mes  después del nacimiento de Martí, como si se efectuara un relevo de apóstoles. Y si el padre Varela condenó la mercantilización de la sociedad norteamericana,  treinta años después condenará José Martí el mercantilismo y el egoísmo que corroían a Norteamérica.  Y si del único acto del que el Padre Varela confesó no arrepentirse era el de amar demasiado a Cuba y a su independencia, tampoco Martí se arrepintió de ese sentimiento totalizador de su existencia.

Y qué une a Varela con el presente. No parece atinado afirmar de que en Cuba pocos conocen al reformador de la enseñanza filosófica en Cuba, ni al fundador del periódico El Habanero, si desde hace años las editoriales cubanas publican  libros sobre Varela, libros que penetran, y enriquecen y rectifican antiguas interpretaciones, en la época y la vida  del gestor de un proyecto, tal vez el primero,  sobre la abolición de la esclavitud, y a favor de la independencia de Hispanoamérica, presentado, este sí, en las cortes españolas, además de aceptar la deposición de Fernando VII, actos que lo convirtieron en víctima, por su posición radical e ilustrada, de una condena a muerte de la monarquía española, y que evitó exiliándose en los Estados Unidos, en 1823. Uno de esos libros recientes pertenece al historiador Jorge Ibarra Cuesta y su libro se titula: Varela, el precursor, un estudio de época, de cuyas páginas he tomado algunas citas indirectas.

Varela se une al presente  con su espíritu científico. La revolución cubana desarrollo la vocación por la extensión de las ciencias que alentaron previamente a solas tantos cubanos, contra variadas hostilidades: el propio Varela reformó la enseñanza de la filosofía, introdujo el método explicativo en la docencia, prohijó la experimentación. Y la revolución  ha desarrollado la ciencia hasta el punto de recibir los elogios del premio Nobel de química en 2003, el norteamericano Peter Agree, que en declaraciones al periódico Juventud Rebelde el pasado 7 de marzo, dijo: Cuba “es una lección maravillosa de cómo se puede integrar el conocimiento y la investigación científica, que incluye la búsqueda de complejas vacunas y el impulso de una medicina preventiva, de modo que se alcancen indicadores de salud de calidad”.

Y también a Varela lo vinculan al presente sus ideas a favor de las enseñanzas de las clases populares, aunque incluyera la enseñanza religiosa. Y por qué no habría de incluirla en la formación de los seres humanos, si Varela era un sacerdote de acendrada religiosidad, y su mérito mayor radica en que la religión y el sacerdocio no constituyeron frenos a su amplitud política y científica; quizás, al contrario, la práctica de la caridad evangélica le  facilitó la capacidad de enfocar la filosofía y la política como instrumentos de mejoramiento aquí en la Tierra. Ya, tal vez, la teología de la liberación de los 1970 contaba con alguna semilla anticipadora en el pensamiento social de Varela, sin que ello este redujera su fe, su ascetismo, su virtud extrema y su apego al dogma católico. Cuántas lealtades ejerció el vicario de la diócesis de Nueva York, el periodista de El Habanero, el moralista de Cartas a Elpidio.  Vigentes están entre nosotros su doctrina sobre la educación. Se negó el precursor de la independencia a que se juzgara al pueblo, esto es, a las clases populares, como un conglomerado de “locos o niños”. Y para que no fuesen “el juguete de todos el que quisiera engañarlo, una víctimas sacrificada a la ambición y la avaricia”, predicó la justicia de la educación para todos y, a nivel personal, la ejecutó en los emigrantes pobres de Nueva York.

Uno de los logros de la revolución cubana ha sido la educación, cuyo primer acto masivo fue la campaña de alfabetización. Varela estaba –en espíritu-  entre sus propulsores. Y hoy, un millón de graduados universitarios componen el capital más útil del país. Un capital que urge de ser utilizado en una organización económica descentralizada y controlada desde la horizontalidad popular, a cuya concreción la república avanza sin desatinarse, sin apresurarse, términos empleados alguna vez por el padre Varela.

Pero la mayor prueba de la conjunción entre el Precursor, y luego el Fundador –Martí- y hoy los cubanos empeñados en la edificación de un socialismo racional, se abroquela en el anti anexionismo. Ante las propuestas de sumarse a la causa de la anexión a los Estados Unidos, el Varela viejo y enfermo, y abandonado por discípulos y amigos, guardó silencio en su soledad de San Agustín de la Florida. Y como apunta el historiador Ibarra Cuesta, fue el silencio que expresa la inutilidad de conversar lo que no es negociable. No, no calló para otorgar, sino para repetir, en la elocuencia del silencio, que sostenía al final la misma convicción del principio: la independencia era el único camino de la historia de Cuba. ¿Y hoy quién duda de que en la resistencia de Cuba a someterse, a recibir créditos y mercancías a cambio de derivar hacia la Florida, no alumbra definitivamente el padre Félix Varela? Cuba y Varela, revolución fidelista y convicción vareliana, han sufrido las mismas negaciones. Félix Varela no fue preconizado obispo de Nueva York, porque el rey de España  exigió al Vaticano que uno de los más agudos enemigos del régimen de opresiva explotación colonial  en Cuba, no fuera exaltado al rango que merecían los méritos  apostólicos y las virtudes del padre Varela. En actual analogía,  si hoy, por ejemplo, Cuba no accede a créditos del Fondo Monetario Internacional, como cualquier país de este planeta urgido de financiamiento para su desarrollo, la causa proviene de la oposición de Washington.

Y todavía dicen del otro lado del mar  que entre Varela y la Cuba revolucionaria, solo existe el desconocimiento. Sí, el desconocimientos de quienes se oponen a la revolución  y desconocen al Padre.

 

16/03/2012 08:59 Luis Sexto #. Política

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Lucien

Luis:

Le hago etsa critica con respeto. si se cerraron templos y le pongo un caso concreto. En La Habana existia una iglesia luterana en lo que hoy es Playa, la direccion exacta no la recuerdo pero ese antiguo templo es hoy una casa de cultura. Igual ha sucedido con viejas capillas.

Fecha: 16/03/2012 09:52.


gravatar.comAutor: Luis Sexto

Lucien: Tal vez una capilla adscrita a un colegio nacionalizado. Por ejemplo, la capilla de la Univesidad de Villanueva, ya hoy devuelta por el Gobierno. Tal vez la capilla luterana haya sido abandonada por su Iglesia o estaba adscrita a un colegio. Pudo ser, pero ningún templo, templo de servicio público fue cerrado. Mire, yo estaba entonces en el seminario salesiano de Arroyo Naranjo, y fue nacionalizado y la capilla no podía mantenerse abierta, porque era para el servicio privado de los estudiantes. Esos fueron años de mucha confusión, en que la Iglesia también cometió errores, como por ejemplo guardar armas de los grupos contrarrevolucionarios en los templos. y de eso, yo también, que estaba dentro de la Iglesia como seminarista puedo dar fe. En fin, lo importante es que todo ello se ha superado y que el creyente y las Iglesias ganan su espacio y su respeto. Ya parece que remover el pasado es como el equivalente a abrir heridas para enconar el presente. Gracias.

Fecha: 16/03/2012 10:06.


gravatar.comAutor: Juan Criollo

Ahora estoy confundido. voy a tener que leer nuevamente cartas a Elpidio. Lo habia leido dos veces y cada vez encontraba mas lejos a Varela del pensamiento Comunista que la direcc. de Cuba no ha renunciado ni se prevee que nunca renucie.

Cuando se defendia con tanta vehemencia la veracidad del materialismo dialectico y se expresaba con toda conviccion que la religion es el opio de los pueblos, no logro insertar a Varela dentro de esa linea ideologica.
Considero que o se defendian causas y posiciones sin ninguna conviccion o hoy se utilizan como metdo de permanencia.
Estoy seguro que Varela hubiera sido un defensor a ultranza de los principios recogidos en la Declaracion Universal de los Derechos Humanos sin omitir ningun articulo.
En fin que voy a leer de nuevo los escritos del Padre Varela.

Fecha: 16/03/2012 12:13.


gravatar.comAutor: Cien Pies

Amigo Luis el que nos enseno a pensar fue condenado a muerte por votar a favor de entregar el poder a Francia durante la invasion de Espana por Napoleon,hoy dia en los Estados Unidos y sobre todo en la Florida y Nueva York,es honrado y recordado por generaciones de cubanos y estadounidenses,hasta un sello con su imagen,por el valor de 32 centavos fue puesto en uso por el servicio postal de este pais que ahora ud nos dice tanto repudiaba el ilustre educador.Amigo Luis no hay necesidad de decir estas cosas,tienda puentes,recuerde que mas de un millon de sus compatriotas,incluso personas cercanas a usted se han refugiado en este pais que nos permite pensar libremente,sin necesidad de estar alabando un sistema en quiebra y decadencia.Con antiamericanismo no resolveremos nunca los acuciantes problemas que ha generado una revolucion ineficiente y destructiva como la que usted defiende

Fecha: 16/03/2012 12:41.


gravatar.comAutor: Perico el burro

Cien pies, usted va a necesitar cien cabezas para conocer un poco a Varela y saber de su verdadero antianexionismo y de su rechazo al egoísmo que la sociedad norteamericana promovía, sí, va a tener que leer a varela, y conocerlo. Porque es ahora cuando de verdad se conoce. Como diría José Antonio Saco, uno de sus discípulos: Aquí yace José Antonio Saco que fue el más antianexionista de todos los antianexionistas. ?Va a decir que es mentira? En realiad todo los males de Cuba vienen de esos USA que disuelven las protestas a golpes y patadas y donde ningún partido que no sea el demócrata o el republicano, el de los ricos y poderosos, tiene oportunidad de llegar algún día al gobierno, porque carece de los loiles de millones que cuesta una elección. ?Y es eso democracia, unos comicios a base de dinero y gana el que más propagadna hace? No jodan.. Por lo demás, mientras los estados unidos aprueben 20 millones de dólares anuales para promover la democracia en Cuba, será muy difícil que algunos de sus corifeos en este país pueda ser oído. Quién carajo se mete esos millones si no los que hablan, insultan y protestan contra Cuba. Eso no es política, es mercenarismo, anexionismo, mira tú, ven a convencernos de lo contrario. Hasta la Iglesia lo comprende.

Fecha: 16/03/2012 13:29.


gravatar.comAutor: Atiendan todos

10 años de cárcel por protestar.
El pasado 27 de febrero en EE. UU. el presidente aprobó y firmó la controvertida ley HR 347, bautizada ya por los estadounidenses como 'Goodbye, First Amendment' ('Adiós, Primera Enmienda'). Según la nueva norma, queda prohibido para toda persona cualquier demostración de protesta y la participación en todo tipo de manifestaciones.

La ley establece un castigo de hasta 10 años de cárcel para quien a sabiendas entre o permanezca en cualquier edificio o terreno sin la autorización legal del Gobierno. También se puede acabar tras las rejas si otra persona denuncia que se tiene la intención de protestar.

Para acercarse al presidente de EE. UU. o cualquier otro político, una persona común y corriente necesitará un permiso especial. La ley incluye como delito la intención de impedir o perturbar lo que es el desarrollo de las funciones normales del área privada o del Gobierno.

De hecho la HR 347 puede reprimir cualquier protesta en cualquier lugar como, por ejemplo, en eventos deportivos o la próxima reunión del G8 en Camp David, o cuando se desarrollen reuniones bilaterales en Estados Unidos. Según los críticos, la controvertida ley restringe la libertad de expresión y podría ser usada en contra de aquellos manifestantes que el Gobierno determine.

¿Nacimiento de una dictadura?
Con dicha medida el Gobierno de EE. UU. demostró que la protesta contra las elites mundiales o nacionales podría ser castigada por el código federal. ¿No será la respuesta del Gobierno a las protestas de Ocupa Wall Street que tomó una de las plazas de Nueva York en septiembre del pasado año, impulsando un amplio efecto en todo el país?

La HR 347 ha levantado una gran polémica en la sociedad estadounidense. Cientos de miles de personas, que prácticamente sienten que les han callado su voz, protestan contra la ley. Desde el pasado 12 de marzo en la capital estadounidense, Washington, grupos de manifestantes se han reunido para ocupar DC McPherson Square y que esta ley sea inconstitucional. Los participantes de la acción se han tapado la boca con cinta adhesiva para criticar los pasos del Gobierno. Los medios estadounidenses apenas han cubierto el evento.

Para los manifestantes la situación es clara: el proyecto de ley HR 347 no es nada más que una evidente definición de autoritarismo, una flagrante violación y un grave ataque a los derechos otorgados por la Primera Enmienda a todos los ciudadanos de EE. UU.

A su vez, el activista Mariano Muñoz cree que este decreto está dirigido contra la creciente actividad política de la población, que se registra en vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre.




Fecha: 16/03/2012 14:45.


gravatar.comAutor: Jose Diaz

no he oido de esta ley, como ciudadano americano no estoy de acuerdo y llamare a mi representante a ver que me dice, tambien buscare mas informacion en internet. GRACIAS POR LA NOTICIA

Fecha: 16/03/2012 15:29.


gravatar.comAutor: Valdeolla

El padre Varela ha sido reconocido de multiples maneras en los Estados Unidos,donde numerosas escuelas y calles llevan su nombre,principalmente en las ciudades de Miami,san Agustin y Nueva York,ahora resulta que le quieren endilgar al pobre el mote de antimperialista,algo como lo que han hecho con Marti que le han adjudicado lo de "autor intelectual"de todo lo acontecido en los ultimos cincuenta anos,y resulta que otros afirman que todo lo malo que ocurre en Cuba ahora es culpa de los Estados Unidos,tambien esas personas que ocuparon el templo "fueron
teledirigidos",hay que tener una imaginacion bien profusa para pensar de esa manera,la realidad es que de una visita de un papa al otro,las condiciones sociales estan cien veces mas malas,el deterioro es indetenible, y nos llegan rumores de que las autoridades del vaticano se preocupan con la epidemis de dengue que azota la capital.Benedicto tendra que ser generoso con el repelente si no quiere irse con fiebre y dolor en los huesos

Fecha: 16/03/2012 15:52.


gravatar.comAutor: Pimienta

Valdeolla: te haces como el que no entiendes: cualquier autor te dirá que el padre Varela fue antIANEXIONISTA, QUE COMO SABES O NO SABES FUE UNA CORRIENTE en cuba en el siglo XIX, y que ahora la sostienen tipos como tú. Varela fue un gran hombre en los estados Unidos, hizo mucho bien como vicario de la diócesis, sobre todo a los ,inmigrantes pobres, y por ello hoy lo recuerdan, pero también criticó el mercantilismo de la sociedad americana. leálo, si es que alguna vez te has empatado con uno de sus textos. Además eso último del dengue si no te lo pagan podrías cobrarlo, porque es un modo de asustar y enrarecer el clima antes de la llegada del papa. Yo no tengo dengue, ni conozco a nadie con dengue.

Fecha: 16/03/2012 17:40.


gravatar.comAutor: El Buho

Hay que decirle al señor Cien pies, a quien le faltan mil cabezas, que mal pudo ser condenado a muerte Félix Varela por votar a favor de la invasión napoleónica, si napoleón murió en 1821, desterrado y ya su hermano José, el usurpador del trono español hacía muchos años que lo habían botado de España. Varela salió de Madrid en 1823, y ya no podía haber habido invasión napoleónica, porque hacía dos años que el emperador había muerto. Cómo conoce al padre Varela este comerraspa. Fechas más o menos es inconcebible poner a Varela a votar a favor de los franceses él, diputado a cortes españolas y amante de la independencia de Cuba. Dios mío, líbrenos de estos animales.

Fecha: 19/03/2012 19:00.


gravatar.comAutor: El jalapeno

Amigo buho,cuentas con poca informacion y casi seguro que tienes un acceso limitado al internet,bien,bien probable que no te permitan ingresar a Wilkipedia,por eso como buen alumno emergente de los maestros emergentes no eres capaz como cualquier persona normal en este planeta de informarte cabalmente sobre cualquier tema que te interese en unos pocos minutos,te repito que es verdad lo dicho sobre Varela por cienpies,.Varela es mas honrado y valorado en los Estados Unidos que en Cuba donde solo lo mientan cuando viene algo como la visita del papa y el consejo de ancianos decide sacar algo que este en relacion con el acontecimiento.Estas de suerte amigo buho,tu si que no tienes problemas con tu racion de ratones,cuando yo sali de Cuba hace nueve anos con destino a Mexico ya no habian gatos en las calles de la Habana,los habian consumido todos en los paladares:Conejo tejano estofado por solos diez CUP.(Tejano por lo de que los atrapaban en los tejados)

Fecha: 19/03/2012 20:24.


gravatar.comAutor: Cocuyo

Jalapene, solo has dicho palabras, palabras vacías, no te he visto responder ningún dato de los que dijo el buho, y si dudas de algo llegate por aqui, por la habana para que veas los libros en librerías, y verás sobre el padre varela, del cual sabemos más aquí que tú, tú sabes por que´tienes que ganarte la vida tan pobremente en el extranjero, porque lo ignoras casi todo, y por eso nunca dan en el blanco.

Fecha: 19/03/2012 21:03.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris