Facebook Twitter Google +1     Admin

REQUIEM POR MAMÁ

20110918141220-conpepe2.jpg

Luis Sexto

Ya soy adulto: Mamá acaba de morir. Y ahora miro atrás y no evito el lugar común más verdadero y elocuente  de todos los idiomas humanos: qué breve ha sido el tiempo. De mi archivo saco la foto  que un amigo hace poco me envió por correo electrónico. Ella es la tercera de  derecha a izquierda, cuando sus 16 años le prometían la eternidad en el pueblito de su adolescencia y de mi nacimiento: General Carrillo, barrio de su Remedios natal.

Estábamos lejos;  ella en Miami, con todo sus hijos, menos el mayor, que siempre tuvo ideas locas como  leer mucho desde niño, y luego antojarse de ser cura, y luego salir del seminario  y seguir viviendo y corrigiendo sus yerros, como allí le enseñaron los Salesianos, y más tarde meterse a revolucionario mezclando en un mismo cáliz la fe y la política, y el amor al paisaje y a la historia de Cuba.  Mamá emigró, y  no la culpo, porque  si emigró tempranamente, en los 60, no fue a causa de la política, sino de un querer vivir como soñaba: en  una casa linda,  que no poseía en Cuba, para que sus hijos trajeran a sus novias sin avergonzarse. Emigró también, porque ella era hija de emigrantes canarios, y en su sangre llevaba  la tendencia a marchar donde suponía que viviría mejor, como pensaron abuelo José  y abuela Serafina cuando se echaron a navegar por el Atlántico. Pero mamá tuvo la entereza de seguir siendo ella: maternal hasta morderse la soledad y repartirse. Tan cubana, que ni inglés quiso aprender, porque en su casa -decía- siempre se habla español.

Sí; el  espíritu emprendedor de mamá, esa inconformidad que mis hermanos y yo heredamos, la aventó hacia la emigración.  Y trabajó y trabajó, y un día de 1998, por la obra anónima o con el nombre de mil corazones,  llegué a su casa de Miami con mi hijo, de casi 14 años, moribundo. Juntos ella y yo íbamos a luchar para salvarlo. Y estuvimos un mes entero en una habitación del Children´hospital. Y al cabo lloramos juntos lo irremediable. Sí, porque ante lo irremediable lo único que nos corresponde es llorar, entrañable manifestación humana que ahora, cuando vuelvo a llorar, no me avergüenza.

La política no nos separó, como tampoco nos ha separado a mis tres hermanos y a mí. Nos queremos como mamá nos enseñó: Luisito, decía, tú eres el mayor, y eres el responsable de tus hermanos. Cuando yo no esté o no esté tu papá, eres el papá. Y así fue. Y si algo echo yo de menos, entre tantas cosas imprescindibles para mi alma, es el no tener cerca a mis hermanos, que me quieren como nunca les podré pagar.

En junio pasado,  fui a Miami. Su vida finalizaba a los 84 años,  recién cumplidos. No me reconoció; sus ojos me miraban sin luces. Y tampoco su lengua  podía moverse con aquella libertad con que se defendía  cuando estimaba ser avasallada. Permanecí  allí 15 días, yendo dos o tres horas, con mi hermano menor, a rendirle a aquella vieja  una guardia de honor, en la que  estaba, de pie, la gratitud por habernos traído a la vida y por habernos educado en la honradez y la unidad familiar. Llegó a reunir a tres de sus hijos cerca de ella. Y siempre con ella. Menos  ese hijo  mayor, el único que no tengo conmigo, tú, mi hijo. Y yo le decía, casi copiándole a Martí la frase: y qué culpa tengo yo de haber nacido de ti creyendo en  la lealtad.

Oh, sí, vieja, qué culpa tengo yo de haberme quedado sin ti. De haberme vuelto adulto a mis 66 años, porque ahora soy un huérfano, doble huérfano porque papá también se durmió una noche y aún no ha despertado. Qué culpa tengo de continuar  aprendiendo con los días que, como dice el salmista, la vida dura lo que un suspiro; pasa como una sombra…

Ahora, como consuelo, recuerdo los versos de Diego Vicente Tejera; no sé si me vienen literalmente, pero él, ahora, tiene razón: las madres mueren para el mundo, para sus hijos no. Y desde tan lejos, solo atino a escribir estas palabras, para que veas que sigues viva en mi vida, como yo he muerto un poco en  tu muerte.  Dios te acoja en  Su misterio,  Elda María Sánchez Mesa. Mi madre.

La Habana,  18 de septiembre de 2011

5:50 a.m.

 

 

 

18/09/2011 08:40 Luis Sexto #. Crónicas

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: FREI CLETO

Sr Luis Sexto tenga a bien recibir nuestro mss sentido pesame por la muerte de su senora madre que ha ido a reunirse con su creador y crea que comprendemos su sentir pues tambien hemos tenido que experimentar la perdida de nuestros padres y otros familiares cercanos,no obstante ha sido usted dichoso que la ha tenido por largos anos otros como en el caso nuestro hemos perdido a nuestos padres mas tempreno en nuestras vidas,reciba usted nuestro respeto y consideracion en este desagradable momento,cuente ud siempre con sus lectores del sur de la Florida

Fecha: 19/09/2011 02:42.


gravatar.comAutor: Fabián Pacheco Casanova

LAMENTO grandemente la muerte de su querida madre, profesor... En Paz Descase su progenitora...fabian....

Fecha: 19/09/2011 19:29.


gravatar.comAutor: Luis Medrano

Acepte ud sr Luis Sexto nuestras condolencias por la perdida de su querida mama,tambien hacemos llegar nuestro pesame al resto de sus hermanos y familiares,que el senor los provea a todos de fortaleza y resignacion su amigo Luis Medrano

Fecha: 20/09/2011 11:50.


gravatar.comAutor: Carlos

Me sumo a su dolor, Don Luis. Yo perdi a la mia estando aca y por motivos que no vienen al caso hoy, no pude ir a la isla a su funeral, ni estar con ella cuando mas me necesito, asi que entiendo perfectamente como se ha de sentir usted.
Uno puede casarse y tener familia, pero no es hasta el dia en que dejamos de ser hijos, cuando nos sentimos desprotegidos de ese amor unico que nos da una madre.

Fecha: 20/09/2011 13:36.


gravatar.comAutor: Guillermo Alvarez

...Sabes que no tengo palabras con que solidarizarme en tu dolor. Porque para mi, que te conoci alla por el comienzo los años 70 --creo exactamente que en 1972--, no necesito que nadie me diga cuanto amabas a la vieja, pese a la distancia y al hecho de haberte quedado solo en la Isla.

Bueno, solo hasta que formaste tu hogar junto a tu mujer, a quien tambien le tome aprecio desde la primera vez que visite tu casa y a Luisito tu hijo mayor, que por aquel entonces tendria unos siete u ocho años. Y mas tarde a tu segundo hijo, que tambien como el pequeño principe hoy vive en algun asteroide de su planeta, seguramente rodeados de angeles.
El dia que me avisaste de la partida de tu mama, trate de comunicarme con tu hermano Carlos varias veces y resulto inutil, hasta este ultimo sabado en que fue el quien me localizo.
Que mas podria decirle diferente de lo que se dice en estos casos, porque las palabras se pierden y no se consiguen las necesarias para apaciguar el dolor.
Solo te deseo que sigas adelante hermano, que te repongas pronto de esa herida cuyo ardor no deja que nunca se cierre, que solo podemos ponerle una curita y se mantiene ya para toda nuestra vida en recuerdo inolvidable.
De mas esta decirte que te aferres a tu trabajo, lo mismo ante tu computadora, como antes frente a las viejas maquinas de escribir, o ante tus estudiantes de periodismo en La Universidad de La Habana, porque creo que en momentos como estos, no existen diferencias politicas,ni religiosas ni de ninguna indole. Y se que quienes no estan de acuerdo con tu modo de pensar, se han quitado el sombrero para decirte ese "Lo siento", que tanto nos conforma.
No he querido introducirme jamas en los intercambios de ideas con tus lectores por respeto a ti y a todos, porque tambien ellos merecen ser respetados, pero te deseo de todo corazon, si ello te hace sentirte mejor, no abandones nunca este nuestro
dificil y reconfortable a la vez, oficio de escribir.
Un eterno descanso para tu mama, extendido a Carlos, a Tico, a Maria y a ti.

Fecha: 26/09/2011 01:52.


gravatar.comAutor: Luis Sexto

Gracias a cuentos han expresado en estos comentarios sus condolencias por la desaparición física de mi madre. Gracias a amigos y a no amigos, pero que han demostrado calidad humana al condolerse de mi pena, a pesar de nuestras diferencias políticas. Gracias, hermanos. Hermanos en esta aventura del vivir, signada por un mismo fin para todos.

Fecha: 26/09/2011 19:44.


gravatar.comAutor: melva

Mi admiración por usted es antigua,la fui construyendo con la lectura de sus crónicas y otros trabajos que leía de usted. Luego, sintiéndome bien pequeña a su lado, pude conocerlo y tenerlo cerca en un encuentro en la casa de la Upec de mi provincia, siempre supe que existían muchas razones para respetar su trabajo, pero al leer estas líneas no tengo palabras para describir lo que siento. Sea más fuerte, ya lo ha sido, y mucho. Salid eterna para usted.

Fecha: 28/09/2011 15:36.


gravatar.comAutor: lázara

Andamos sujetos a la premura, preparando una acción de superación en la que hablaremos de este género que gusta de escurrirse entre los dedos. Y entonces, Internet, google, el consejo oportuno. Apenas unas escasas palabras y el buscador nos trae este blogs suyo. El corazón late fuerte, siento una opresión.Es difñicil elegir. Me decido por Requiem por mamá. Duele hondo, pero me decido por esa y no por otras, también escritas desde el alma. Salvaremos las distancias entre los medios de comunicación, radio, prensa escrita, digital y el viernes Requiem por mamá saldrá del blogs para ser compartida. Gracias por esa manera magistral de decir. Gracias profesor.

Fecha: 28/09/2011 16:15.


gravatar.comAutor: Luis Tovías Baciao

Un abrazo, profesor, es Luis T Baciao, de Venezuela. Me enteré tarde del fallecimiento de tu señora madre, pero ahora te envió con todo el calor humano mis más sentidas condolencias por la desaparición física de esa mujer trabajadora y emprendedora.

Fecha: 18/10/2011 21:17.


gravatar.comAutor: Luis Sexto

Gracias, Luis, por tus condolencias. Hoy te escribí. Y vuelvo a decirte que no necesitas identificarte: basta que digas Luis Tovías y ya sé que es uno de mis alumnos más inteligentes en Venezuela. Gracias por tu generosidad. Y tu confianza. Sigue escribiendo, creyendo que eres el mejor del mundo. Hemos de aspirar a Quijote para quedarnos en Sancho. Y ya es bastante. Un abrazo, Luis Sexto

Fecha: 18/10/2011 21:56.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris