Facebook Twitter Google +1     Admin

NO ES LO MISMO TERRORISMO QUE COMUNISMO

Por Fray Antorcha

 

 Desde Miami

Este 15 de marzo, que marcó en la religión católica el tercer domingo de  Cuaresma, meditaba después de finalizada la ceremonia, sobre el significado de las “sugerencias” que ofrece el ayudante de la misa a los feligreses, a quienes se les pide que respondan a las  demandas con la jaculatoria  “Te lo pedimos señor”.

Que en una iglesia de los Estados Unidos se pida por el rápido regreso de nuestras tropas, vale, sobre todo por la cantidad de soldados originarios de esta nación, naturalizados e incluso ilegales que admiten ir a la guerra con tal de lograr su statu legal.   Y sobre todo, por la cantidad de inocentes muertos en una contienda preelaborada por el  Satanás hoy ex presidente de este país, recién enviado a su rancho,  y su compinche de infierno, el ex vicepresidente Dick Cheney. (En realidad no se cual de los dos fue peor, pero el segundo tiene siempre aseguradas sus ganancias, porque a eso se dedica en la vida civil: a  elaborar y vender equipamientos bélicos).

Que se pida también por la salud del Papa; del arzobispo de Miami; por los enfermos; por la desaparición del terrorismo y otros males igual. Pero que se incluya en la lista la petición de por la desaparición del comunismo, me parece además de un soberano insulto a la paz, una intromisión injustificada de la Iglesia Católica -tan cuestionada en los ultimos años por abuso sexual de sacerdotes y robos de las recaudaciones para los pobres en las misas-, y menos en fecha tan señalada como la de la cuaresma, en cualquiera de sus domingos, donde Dios pide a los seres humanos un fortalecimiento espiritual, basado en el amor, las concesiones y la piedad por el prójimo, desechando la soberbia, el odio, la arrogancia y las frases insultantes, entre otras.

 Por supuesto, no creo que son los sacerdotes de Miami quienes elaboran  las listas de peticiones. Son los mismos que tras terminar la eucaristía, luego de confesar los pecados que le convienen, corren a las esquinas de cualquier mercado, restaurante o peña gusaneríl a pedir por la desaparición física de todos los líderes de la Revolución cubana. Y son también los que debían ser expulsados de los centros religiosos, de la misma manera que Dios echó a los mercaderes del templo.

 De acuerdo con el apóstol Pablo, debido a nuestra condición humana todos estamos atrapados por la capacidad de morir, sujetos al sufrimiento y a la muerte, anhelando hacer el bien, pero a veces escogiendo el mal, esforzándonos por amar, mas aferrándonos al egoísmo.

 En el capítulo siete de su carta a los romanos reflexiona Pablo: “No hago lo bueno que quiero hacer, sino lo malo que no quiero hacer…, me doy cuenta de qué, aun queriendo hacer el bien, solamente encuentro a mi alcance el mal. En mi interior me gusta la ley de Dios, pero veo en mi algo que se opone a mi capacidad de razonar, es la ley del pecado que esta en mi y que me tiene preso…”

 Solamente Dios tiene el poder de romper estas garras de la muerte con la belleza de la creación y la persona humana. Por su muerte y resurrección  Jesucristo rompió el patrón de la muerte y le dio a la humanidad el poder de estar totalmente vivo, de la manera que Dios nos había destinado.

 Cómo pretenden estos apostadores del mal que los pueblos no tracen sus destinos, que escojan el camino más conveniente a sus realdiades. Tal vez por ello la vida los castiga cada día mas con el surgimiento de nuevos gobiernos de izquierda. Primero fue Venezuela, luego Bolivia, Argentina, Ecuador y ahora El Salvador. Podrán los mercaderes del templo superar las decisiones de las masas?. Seguro que no, como tampoco quitarán de las listas de peticiones en las misas la desaparición del comunismo, el unico tipo de sociedad donde los bienes se reparten entre todos, donde los hombres no son lobos del propio hombre y donde está demostrado, con fallas en el sistema, como en todos, por supuesto,  la justeza de los gobiernos de izquierda. Porque terrorismo es una cosa y comunismo es otra

18/03/2009 11:16 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris