Facebook Twitter Google +1     Admin

LA DESPEDIDA DEL ANTICRISTO

20090125152752-miami1.jpg

  Por Fray Antorcha

Desde Miami

 Con la llegada a la presidencia de los Estados Unidos del primer presidente afroamericano, Barack Obama, no solamente para todos los que vivimos en este país --nativos o naturalizados--, residentes oficiales e ilegales, comienza a vislumbrarse la esperanza, como la luz de la primera locomotora en un túnel del antiguo oeste, en tanto se aleja el mal que por ocho años destrozo a este país: el Anticristo.

 Pero mientras se hace realidad el sueño de Martin Luther King Jr. y con el revive la confianza de vivir no solo con más ilusión dentro de la propia nación norteamericana, sino mas allá de sus fronteras también, otros, sin nada valioso que aportar a la humanidad, continúan aplaudiendo al mas desacreditado e impopular mandatario de la Casa Blanca: el ex-"despresidente" Jorge.W. Busch.

 Son estos los resentidos, los desnaturalizados u olvidadizos del lugar que los vio nacer y del cual no pierden la esperanza de ver atacado algún día, tal como se lo prometieron todas las administraciones anteriores desde 1959 hasta este 20 de enero último, derrocar lo que continúan calificando como "la dictadura mas larga del mundo". Y lo que es más perverso todavía: preparándose como hienas ante un animal moribundo en plena selva, el deceso del más antiguo líder de una Revolución en el continente americano, al que, hasta muchos de sus más acérrimos detractores, admiran.

 Pero la vida, que cada día se encarga de darle a cada uno lo suyo, les posterga las  malsanas ilusiones y hace que a cada momento, inesperadamente, les obligue a escuchar, cuando menos en la radio o en la televisión de este mismo país, una nueva "Reflexión" escrita y publicada por el Comandante en  Jefe cubano.

Y sin embargo,  ¡que triste ver a un puñado de entupidos frente a un micrófono asegurando que Fidel murió  en el año 2006!. Para verlo luego tomando del brazo a la Presidenta argentina Cristina Fernández, última de los jefes de gobiernos que han estado en el país. Y escuchar cómo se les derrite la bilis mental, desmintiéndose a si mismos.

 Es el idéntico espectáculo que los medios miamenses propician, cuando cámaras y micrófonos se dirigen a un conocido restaurante de la ciudad, famoso, más que por su comida, porque a él acuden a diario, como si fuera su cuartel general, lo peor de la gusanera anticubana. Y que para consuelo --con toda seguridad-- de que no son ellos la voz de Cuba en el exilio, no resulta desacertado decir "se equivocaron otra vez".

Se equivocan cada día, porque aunque algunos medios utilizan un raro sistema de opiniones diarias, nadie sabe y todos saben a la vez, quiénes son los encuestados. Solo falta ver cuántos dijeron SI y cuántos dijeron NO, cuando se preguntan cosas como ¿Cree Ud. que Raúl Castro cambiará el rumbo de la Revolución en Cuba?. La respuesta obvia. Ese día casi seguro el 25 por ciento dice que Si y el 75 restante asegura que NO.

               Pero mas allá de encuestas, entrevistas en vivo o pregrabadas, lo cierto es que no son estos los que representan a toda la comunidad cubana radicada aquí. Muchos, cuyas opiniones resultan todo lo contrario, no concurren ni al referido restaurante, cuyo nombre me reservo porque ello sería rendirle culto, ni son entrevistados por las emisoras televisivas que ya saben a donde dirigirse, como carritos teledirigidos, en busca de la respuesta deseada.

 Mientras tanto, gústeles o no, el Anticristo, la Bestia, el más imbécil mandatario aupado por un retrógrado grupo que nada significa para Cuba, ya es historia. Y la historia seguirá su camino, lleno de esperanzas, de sueños de paz para el pueblo de la Isla, necesitado más de afectos y de ayuda sincera, que de promesas banales y vacías. La Casa Blanca, llamada por muchos de los detractores del Partido Demócrata "La Casa Negra", no cambió de color. Cambió de modo de pensar y esperemos que ello resulte beneficioso para Cuba también.

                 

             

 

25/01/2009 10:20 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris