Facebook Twitter Google +1     Admin

SE QUEDARON CORTOS...

20140806024215-260x159x260px-terminal-3-aeropuerto.jpg

  Luis Sexto

Al fin hubo una explicación.  Durante semanas la opinión popular en la calle, y en las redes sociales, incluso en algunos medios de prensa,  cuestionaba que después de reparada la terminal tres del aeropuerto José Martí, sus puertas seguían cerradas para quienes iban  despedir a los viajeros.  Al fin, repito, hubo una explicación. No voy a discutir si fue una explicación acertada, razonable. Sencillamente, voy a celebrar el hecho de que, mediante preguntas del periódico Gramma el pasado 25 de julio,  funcionarios del aeropuerto  expresaron las razones de mantener permanentemente  cerradas las puertas para quienes no son viajeros. Es decir, no hubo durante meses, por causa del remozamiento, acceso libre al aeropuerto.

Ahora, tampoco lo hay. Sin embargo, los voceros de la terminal aérea anunciaron que construirán una especie de bulevar dotado de comodidades y servicios para los que acompañan a los que  van a viajar o esperan a algún viajero.

Las razones aducidas se refieren a que la terminal tres es pequeña, y que en determinados momentos se aglomeraba  un exceso  de personas que reducía el espacio que las normas internacionales prescriben para el expedito desenvolvimiento de las terminales aéreas. Esa fue la razón básica. Este comentarista averiguó en otras fuentes, y también ocurría que en el aeropuerto entraban personas que ni aguardaban  ni despedían viajeros. Sencillamente, concurrían a beber, usar los baños, y también hurtaban elementos sanitarios o dañaban inmuebles de la terminal.

Supongamos que todo es cierto. Pero se sigue apreciando la misma solución para problemas parecidos. Si en los años 90 -años de escasez generalizada- cerraron de noche la terminal de ómnibus nacionales en La Habana, ahora, en situación más favorable desde el punto de vista económico, cierran el aeropuerto. Es decir, la medida más fácil. Por otra parte, si el cierre para  personas no viajeras, iba a ser permanente, por qué no construyeron primeramente  el sitio para la mayoría que despide o espera, y después remozaron la terminal tres. Pero por qué, y esta pregunta es la esencial, por qué no dieron una explicación a tiempo, por qué dejaron correr los meses atizando  dudas y críticas.

Un detalle es muy evidente. Para algunas instituciones, el sentido principal no es el servicio, sino aplicar fórmulas que les faciliten comodidad y placidez en la práctica de sus deberes. Hasta las explicaciones demoran, cuestan trabajo, porque tal parece que para ciertos funcionarios explicar al pueblo sus decisiones es como humillarse. Entonces, en qué país vivimos. Cómo queremos mejorarlo. ¿Acaso algunos creen que debemos gobernar para el pueblo, pero sin el pueblo? Si la respuesta fuera afirmativa, ya estaríamos alejándonos de los postulados de la revolución cubana. 

Cuando he afirmado que a algunas de las leyes y resoluciones que articulan la actualización de la economía en nuetro país, les falta política, me refiero a que es preciso argumentar, explicar las razones de por qué se actúa de esta manera o de esta otra. Lo revolucionario es sumar al pueblo, y no abrir brechas para que el pueblo sólo sea un espectador de brazos cruzados que, incluso, se considere víctima de medidas que no entiende. Y mucho menos que no las entienda porque nadie se las explica.

Antes de fallecer a deshora, Joel James, agudísimo escritor revolucionario, escribió un ensayo en que sostenía que podremos tolerar que ciertas medidas de mercado en las actuales circunstancias de deterioro e insuficiencia  material,  potencien  la economía cubana. Lo único que no puede ocurrir, decía Joel James, es que  algunos de  cuantos dirigen y apliquen la política sean permeados por el mercado o sigan atrincherándose detrás de actitudes burocráticas. El pueblo, ese es el antídoto. Porque contando con el pueblo,  seguirá Cuba manteniendo  la esencia  de la revolución. Pero si algunos prescinden de la gente,  me parece que tendrán que rendir cuentas por un delito contra la doctrina y los intereses de la revolución y, por ende, de la nación.

No; nuestra  historia no puede ser una olvidada película en blanco y negro…

(Comentario difundido por Radio Progreso el 4 de agosto de 2O14 en la sección Puntos sobre las íes)

05/08/2014 19:20 Luis Sexto #. Ética

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: JoLuBaRo

Qué buen artículo Luis. Es muy cierto "tal parece que para ciertos funcionarios explicar al pueblo sus decisiones es como humillarse". Hacen las cosas de a porque sí y ya, no les importa el pueblo, ni siquiera se dignan en dar explicaciones. Quizás porque piensan equivocadamente que el pueblo no les dio el cargo. Sobre este caso particular del aeropuerto, como usted dice "por qué no construyeron primeramente el sitio para la mayoría que despide o espera, y después remozaron la terminal tres". Pero ya que metieron la pata, por qué al menos no llenan de asientos el lugar donde la gente debe esperar afuera. Es una indolencia TOTAL, no les importa nada. Eso debería de costarle el cargo a alguien para que vean que el pueblo quizas no les da el cargo, pero sí determina su permanencia en el puesto a través de la opinión pública.Nos sigue faltanto este periodismo en el NTV. Saludos

Fecha: 06/08/2014 06:48.


gravatar.comAutor: Daniel Noa

Una vez más, Enhorabuena, Maestro!!!
Gracias por su tino y oportunidad, que infelizmente están ausentes en ciertas plumas, teclas, lenguas y otros artilugios de expresión oral o escrita en poder de facultados para decisiones en materia de temas tan actuales y controvertidos que al final socavan la unidad ¨pública¨...y aquí apunto no a otro sino al pueblo, a nuestro pueblo, a nosotros mismos, nosotros todos...para quienes ¨lo público¨existe como obligación y compromiso perenne.
Hoy leí cosas escritas por Esteban Morales...y lamenté mucho las formas, términos y tonos que usó pues lo cáustico y sardónico en él no contribuye sino a atizar fuegos peligrosos...su nivel de preparación y experiencia como investigador, parecieran caer en un abismo de odios peor que los que años atrás hacía imperar el KKK con los que llevaban su color de piel en Norteamérica.
Gracias por su eticidad acostumbrada.

Fecha: 06/08/2014 10:19.


gravatar.comAutor: Al Mendron

Coincidimos con usted senor Sexto de que la prioridad debe ser siempre el cubano de a pie,ese desfavorecido individuo sobre el cual llueven medidas tras medidas,cada una de ellas mas impopular que la precedente,baste recorder el cierre de las trapichoppings,las salas 3D,los precios de los autos y la consecuente invalidez de las cartas de compra de los mismos,y por ultimo las draconianas medidas impuestas por la Aduana,que lastiman el bolsillo cada vez mas flaco del pobre Liborio.Me dio mucha pena leer lo escrito por un periodista de Granma que decidio celebrar el cumpleano de su nieta preparando en casa un arroz frito criollo,y practicamente hubo que emplear gran parte de toda la economiza del nucleo familiar para lograr este humilde cometido.Con estos tiros quien duerme amigo.Ahora los duenos de la terminal # 3 del aeropuerto nos dicen que la norma sera esperar y despedir a nuestros seres queridos a la interperie,para evitar que algunos acarreen hasta con las tazas y los lavamanos del lugar.Tengalo por seguro don Luis que dentro de algunos anos cuando los cubanos recuerden este periodo de lucha por un socialismo prospero y sustentable,exclamaran como hacian los habitantes de San Nicolas,,,!Que republica era aquella...!

Fecha: 06/08/2014 17:51.


gravatar.comAutor: Blanca Nieves

No me pierdo ni por nada del mundo los comentarios que salen a diario publicados en el periodico Granma,cuando de ariculos de economia y del diario vivir de los cubanos de a pie se discute,La ingeniosidad y el humor que no pierden nuestros compatriotas es incomparable.Hoy resalta un articulo dedicado a la pobre oferta de frutas de los mercados,y como mas de una generacion ha crecido sin conocer un maranos,un caimito ,una ciruela o un nispero,pero la tapa al pomo la obtiene uno que quiere que un productor conocido como Taladrid incluya esta situacion en su popular programa"Pasaje a lo desconocido"para estudiar a donde fueron a parar las futas que antes existian en Cuba.Que desatre,o como decia el ya fallecido Pardo LLada...Que desparpajo caballeros,que desparpajo.

Fecha: 06/08/2014 18:33.


gravatar.comAutor: caro

Saludos, Luis. Otro excelente artículo salido de su pluma. Creo que se trata no sólo de las explicaciones, sino del análisis profundo de los pros y los contras de una medida, si es indispensable o el mismo objetivo puede conseguirse con otra medida, y sobre todo la opinión popular. Si sorprendo a mi esposa engañándome con otro, no basta con que ella me dé una explicación, y tampoco tendría sentido botar el sofá donde consumaba el hecho. En los últimos tiempos estamos viendo que cualquier funcionario (Presidente de CIMEX, Jefe de la Aduana General de la República, Jefe de la ONAT, Ministro de Finanzas y Precios, etc.) adopta leyes que tienen un tremendo impacto negativo sobre el cubano y ni siquiera se molesta en llevarla a discusión de un órgano de representantes del pueblo.

Fecha: 07/08/2014 09:41.


gravatar.comAutor: Betuplin

Lo mas contraproducente de estas "medidas",es su irreversibilidad,una vez enunciadas,nunca tienen marcha atras,no obstante cuan impopular sea el acuerdo tomado,nadie se molesta en analizar el impacto que pueda tener sobre los segmentos mas vulnerables de la sociedad.Confiados estan de que los mas lastimados nunca se atreveran a protestar.que Dios bendiga a los habitants de la siempre fiel isla de Cuba

Fecha: 07/08/2014 10:32.


gravatar.comAutor: daniel

Los que nos gobiernan no sienten que es una obligación darle explicaciones al pueblo súbdito

Fecha: 09/08/2014 19:22.


gravatar.comAutor: Osvaldo

Luis, como muchas veces, pones el dedo en una llaga que ya da mal olor.
Una frase de nuestro Comandante llenó en cierta época muchas vallas de nuestras
ciudades e importantes vías: "La fuerza de la Revolución radica en su
vinculación estrecha con las masas".
!Tantas veces se ha demostrado la validez de tal afirmación!, y no
parece que alguien pretenda cuestionarla (al menos desde posiciones
revolucionarias).
Cada vez más se observa cómo los funcionarios públicos actúan de espalda
al pueblo al que le deben respeto, que se traduce en información,
acciones lógicas en su defensa, y otros muchos deberes.
Pero Luis, cada vez vemos como sube el nivel y la jerarquía de quienes
así actúan, ¿será que es una epidemia sin cura?
Te felicito, hermano, por este y todos tus análisis tan apegados siempre
al nombre de tu web, que esencialmente muestran tus principios.



Fecha: 11/08/2014 17:18.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris