Facebook Twitter Google +1     Admin

¿BURÓCRATA YOOO…?

20110925211256-burocrata.jpg

Por Luis Sexto

Claro, la mentalidad burocrática no es una abstracción. Es más bien una conducta, un enfoque, una posición ante la gente y las cosas. Y si pretendiéramos ser más precisos y con ello más exactos, diríamos que es una hinchazón del papel público de la burocracia. Como una enfermedad social que se adquiere por canales estructurales.

En plano de «médico» tendría uno que hacer elementales preguntas: qué es la burocracia; qué sabemos del oficio del burócrata, palabra a cuyo estallido reclaman los que no lo son y protestan sobre todo los que lo son. De la burocracia sabemos, pues, que existe por ser necesaria. Ninguna organización social puede desprenderse del «conjunto de los funcionarios públicos», como la define el diccionario de la lengua en una primera acepción muy justa. El problema empieza cuando se convierte en una casta, con sus miembros aparentemente desconectados en lo personal, aunque ligados precisamente por una misma y estrecha visión enrarecedora y enrarecida: el burocratismo.

Esa enfermedad, según mi «manual clínico», consiste en ciertos perfiles ideológicos extremos, ciertas llagas en el tejido ético y, sobre todo, una tendencia a encaracolarse hasta el punto de afectar la conciencia; y entonces, un día, ya quien la padece no sabrá discernir entre lo correcto y lo incorrecto, lo honrado de lo que deshonra, la verdad y la mentira, lo útil de lo inútil. Y sobre todo —en su grado más pernicioso— llegará a sustituir campantemente los intereses de la comunidad por los intereses y bienestar de cuantos llenan y firman papeles, emiten instrucciones o administran bienes colectivos…

Lo sé: de esto se ha hablado, y no me queda otro remedio que atender el caso hoy. Lo había planificado en mi libreta de notas. Figúrense. ¿Acaso este «médico» se negaría atender a un paciente, porque antes lo atendió otro colega? Compréndanme, pues. Me parece que nuestro país necesita mantener bajo el escrutinio público al burocratismo. Y no digo a los burócratas. Porque si se sustituyeran —aunque a quien se equivoca con frecuencia habría que aplicarle el extractor o el bisturí—, quiero decir que, aunque se cambien las personas, si quedan intactas las estructuras condicionantes, el remedio es solo para eliminar, por un tiempo, los síntomas.

De esa conclusión, por demás evidente, hemos de reconocer la urgencia de apoyar y comprender la descentralización de la economía y de los servicios sociales. Tal vez muchos pequeños centros podrán convertirse en lados fuertes del centro mayor, el Estado socialista, cuyo antiguo papel de acumular en su esfera las gestiones vitales tanto como las de menor importancia, le impidió ejercer la principal: tomar el pulso a la sociedad en los sectores más alejados del centro.

Así, por supuesto, cada punto, cada servicio se erigió en réplicas verticales del gran centro: enviar abajo —así se decía— las normativas, y los de abajo en la escalera operaban con doble misión: recibir de arriba y a su vez seguir bajando las orientaciones, de modo que la cadena empezaba a torcerse por la falta de un control directo. Y con las torceduras, se engendraban los laberintos, el encaracolamiento oficinesco y la superabundancia de ventanas y planillas y, sobre todo, tanta impunidad como para corregir la ley y aplicarla o no aplicarla a conveniencia.

Pero no nos engañemos. Escribí ese párrafo en pasado porque me he propuesto trasladar la convicción de que nuestra sociedad está decidida a sacudir las estructuras obsoletas. Y si me he referido a lo inevitable de transformar la parte del orden que facilita la mentalidad burocrática, incluyo, como antídoto básico, la potenciación de la democracia socialista. ¿O no creemos que nuestra democracia sufrió la opacidad y la esterilidad de las prohibiciones burocráticas?

Esa ecuación, por tanto, ha de ser a la inversa: en vez de la burocracia controlar la democracia, que esta fiscalice a aquella. Y para lograrlo habrá que rehabilitar los canales medio tupidos de la horizontalidad y así las instituciones del Poder Popular habrán de vigilar, alertar, criticar, denunciar para que la necesaria verticalidad sufra menos riesgos de que algo o alguien se corrompa y distorsione nuestra obra y sus aspiraciones de mejoramiento. Porque si no la defendemos desde adentro, podrían escamotearla desde afuera. (Publicado en Juventud Rebelde)

 

25/09/2011 16:12 Luis Sexto #. Política

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Carlos

Aqui tambien hay burocracia, especial y unicamente en las agencias de gobierno, pues como usted dice, es casi inevitable. Afortunadamente, la mayoria de las actividades economicas son privadas y ahi si no puede haber burocracia porque afectaria la eficiencia empresarial y privada al fin, le doleria a alguien por lo que el burocrata se veria de paticas en la calle. Me imagino que en casos de paices socialistas como Cuba, donde la totalidad de la economia fue casi siempre estatal, este fenomeno se de a una mayor escala. En Canada y Europa tambien existe el burocratismo, pero por razones culturales de etica laboral y civica se ha visto mucho menos que en los socialismos mas radicales que siguieron el modelo sovietico como en los casos actuales de Korea del norte y Cuba.
Se podra eliminar algun dia?
Yo creo que mientras exista una economia socialista, existira el burocratismo. En EEUU no se ha podido eliminar de las instancias gubernamentales y todos sabemos que siempre habra burocratas entanto que siempre habra gobierno, que no produce nada en ningun lado, ni aqui ni en Cuba ni en Suiza, pero que necesita de los burocratas para llevar todo el "papeleo legislativo del poder"
En Cuba se podra reducir a medida que se reduzca la
intromision del gobierno en la vida economica del pais y se liberen las fuerzas productivas y se privaticen los medios de produccion, pero mientras que todo este atado al "big brother" seguira existiendo el burocratismo en la sociedad cubana, en presente y futuro.

Fecha: 26/09/2011 13:42.


gravatar.comAutor: Jacomino

Es el biog brother, quien pretende disminuir la burocracia retirando al Estado de muchos sectores y no metiéndose en las relaciones entre las personas. Al menos, eso es lo que está programada en los famosos lineamientos. Además, el big brother es el primero que ha denunciado el nefasto papel del burocratismo en Cuba. Eso hasta donde yo sé, le digo al señor que ha firmado arriba que, al parecer, es un hombre enterado y con medida en sus expresiones.

Fecha: 26/09/2011 13:50.


gravatar.comAutor: FREI CLETO

FREI CLETO

EL MANICOMIO INFERNAL.

Este trabajo del escritor y periodista cubano Luis Sexto aparecio publicado en JUVENTUD REBELDE el pasado 22 de sepriembre,oigamos ahora algunas de las opiniones que aparecen publicadas en el diario como respuesta a dicho articulo:

Pepe: Llevamos casi 50 años hablando de la burocracia, y no obstante, esta ha crecido a la par del marabú en nuestros campos. Opino que si hubiera existido un verdadero espítitu autocrítico, este mal no hubiera durado tanto. Cuando se apruebam miles de directivas y prohibiciones, cuando se trata de controlarlo todo, desde una gran empresa hasta un simple puesto de periódicos, es inevitable que haya que contratar a gente para que realicen estas funciones,
Modesto: La gotera en un techo no se arregla en el piso”,Amigo Luis,por tanto hay que dar por hecho que un burocrata en activo fue nombrado en ese puesto que ocupa por otro burocrata de mas alto nivel.Su nombramiento en muchos casos se debe “a que se lo gano en la zafra” o “tirando tiros” cuando lo logico hubiese sido,por los conocimientos adquiridos
Alfredo: Pero en mi modesta opinión, para sacudir las estructuras obsoletas de la burocracia, es necesario la descentralización y separación de los tres poderes: el legislativo, el ejecutivo y el judiciario. Mientras los tres sean uno solo como siempre ha sido, no ganaremos jamás esta pelea cubana contra los demonios.
Jose Antonio: Luis, me pareces que te adelantas demasiado, yo no lo pondría en pasado, porque desde cuando estamos harando con estos bueyes y no acabamos de eliminar el mal…
En resumen, opiniones generadas por gente de confianza del gobierno,que tienen acceso a computadoras e Internet y que han sido publicadas por los medios del regimen,estos senores por supuesto no son la gente de a pie que toma las guaguas en las paradas o que vende pan con revoltillo en las esquinas,por lo que leo advierto que existe una falta generalizada de fe en que la situación cambie y progrese en el pais,este escritor tambien ha afirmado que el prefiere las criticas de adentro a las de fuera,pues bien ,esas son de adentro, de gente que tiene que soportar el diario bregar del manicomio,de gente que “si conoce el pais de la pe a la pa",La mia es la siguiente senor Sexto su Mazorra no tiene arreglo y solo veremos una solucion verdadera cuando nos libremos de una vez y por todas de los que establecieron ese sistema infernal

Fecha: 26/09/2011 21:31.


gravatar.comAutor: Belarmino

A pesar de todo lo anunciado y escrito,la realidad es que la gente ve muy poco de esos cambios que"han de venir"y lo que se palpa es un sentimiento de frustracion porque el prometido bienestar no termina por arribar,sigue todo como siempre ha sido sumido en el misterio y "en estudio",y sin embargo el arroz se pudre en los campos y no son capaces de cocecharlos,y que del famoso cable traido desde Venezuela?Y de la venta de las casas y los carros?Como dije anteriormente todo queda en rumores y especulaciones y en lo que vienes a ver se te ha ido la vida y ya tienes setenta anos,mas ahora que cada vez queda menos gente joven en Cuba...la gente no quiere procrear,ponle una visa en la mano y al cabo del ano estan cundidos de muchachos todos con medicaid,resumen lo mejor es ver esos cambios desde la otra orilla,mientras disfruto de un partido de beisbol y de una Henecken bien fria.

Fecha: 26/09/2011 21:57.


gravatar.comAutor: Marcelino

Evidentemente el autor cuando dice escribir en pasado sobre la burocracia en Cuba,esta sonando despierto y aonque ese rasgo es tipico de las personas positivas la realidad es distinta cuando se abren bien los ojos,estamos frente a un caso tipico de sonambulismo literario que nada tiene que ver con la realidad existente de un sistema probadamente fracasado,que nunca ha funcionado ni ha de funcionar jamas

Fecha: 26/09/2011 22:20.


gravatar.comAutor: Luis Sexto

Sr. Cleto, usted se equivoca: la mayoría de esos comentarios provienen de lectores del exterior, pero su tono, aunque crítico, los salva y hay que felicitarse, su hubiera buena voluntad, de que Juventud Rebelde los publica. En verdad, yo también llevo más de 40 años zapateando a Cuba. Y lo sigo haciendo, y por ello puedo escribir como lo hago. A usted no le gusta, y aquí, he de decirle, tampoco a algunos aludidos en mis textos les gusta. Pero lo hago. Y no sé, si de verdad hubiera objetividad se vería un paso de avance. No, no señores: no sueño despierto. Tal vez, eso le cabe a quienes desde lejos creen conocer lo que ocurre en Cuba. Con todo respeto, les agradezco sus comentarios. Tal vez, contrariamente a ustedes, lo que ustedes dicen, me sirve para ejercer mi profesión.Y me sirve para seguir creyendo en lo que creo.

Fecha: 27/09/2011 10:21.


gravatar.comAutor: Carlos

Yo creo que aunque hayan venido esos comentarios del exterior, el solo hecho de que se publicaran en Juventud Rebelde, al menos a mi me ha sorprendido positivamente. Es un paso de avance increible comparado a nuestros tiempos en que nada de eso se podia leer en un diario oficial.

Fecha: 27/09/2011 21:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris