Facebook Twitter Google +1     Admin

¿NOMBRE O SEUDÓNIMO?

Por Luis Sexto

 Lo volví a ver ayer en el escaparate con ínfulas de almacén donde echo la papelería fuera de servicio o la que esperar servir alguna vez. Fue mi seudónimo por un tiempo, y con él intenté dar propiedad a aquellas cuartillas escolares entre las cuales había unos versos a la romántica y una semblanza de Manuel Acuña, el poeta mexicano a cuyo suicidio José Martí comentó que una conciencia limpia valía más que el amor de una mujer.

Lo inventé a los 18 años. Y yo no sabía entonces qué mueve  a un escritor o a un artista a inscribirse con un seudónimo en el arte, la literatura, el periodismo. Intenté responder la pregunta mucho tiempo más tarde en una nota difundida por Prensa Latina a propósito de Gabriela Mistral. Y alegué que quizás en el hecho de borrar con otro apelativo el recibido sin previo conocimiento, ni consulta, interviene un brumoso afán de expresar nominalmente el yo que uno desea ser y sustituir al  que siente no ser.

Era una tesis somera que explicaba el trueque de patronímicos mediante razones de inconsciente. Me parecía que cualquier fisgoneo en los móviles de un artista  y de un creador literario debía introducirse en lo recóndito de la sensibilidad y despejar el entramado de intuiciones, rasguños, acumulaciones secretas del vivir que concierta y desflora el imperativo poético.

Ahora sé que el problema puede ser menos complicado. La observación me ha convencido de que el maquillaje publicitario influye significativamente en la adopción de un seudónimo. Porque hay nombres que no tienen raíz para engarfiarse, y el artista, el creador, cambia o transforma su Juan Bautista Poquelin en Moliere, su Lucila Godoy en Gabriela Mistral, su Charles Romuald Gardes en Carlos Gardel, su Norma Jean Becker en Marilyn Monroe, convocando así la eufonía, la rotundez, que inviten al contacto con un libro, una obra de teatro, una película.

Tuve un amigo que, por el contrario, no quería agradar, ni atraer; quería protestar contra el periodismo despersonalizado que le obligaron a hacer. Y eligió el anónimo como seudónimo: no firmaba. Era un talento de originalidad sigilosa, comedida. Y si un seudónimo hubiera amparado su identidad habría sido Cero: esto es, nadie.

Los seudónimos abundaron en Cuba con la copiosidad de las palmas entre la gente de letras. Actualmente no. Al parecer nadie los necesita. Porque somos más sinceros, o más diáfanos o más sencillos, y portamos un mal nombre con la misma dignidad que una alopecia. Elías Entralgo, que con tantos aciertos topó en sus estudios sobre la cultura cubana, afirma que un diccionario hoy desconocido acopió dos mil 378 seudónimos. Lo sorprendente es, sin embargo, que al menos solo cuatro  traspasaron el techo de su instante para sobrenadar en las claridades de la posterioridad y anular el nombre legal de sus autores. Tal vez pocos cubanos sepan decir cómo se llamaron el poeta Plácido, el publicista El Lugareño, el periodista Justo de Lara y el alimonado polemista Fray Candil.

Entralgo considera que en la elección de un falso nombre operan dos causas: timidez del carácter y el instinto de conservación. O se teme aparecer en escena por pusilanimidad. O se cuida uno la cara de cualquier ladrillo que vuele a ajustar cuentas por lo que se publica o se exhibe. Falta por decir que quizás ahora no los usemos, porque somos más valientes o... más descarados.

¿Yo a qué temí? No puedo determinar si en mí mayoreaba la timidez, o el miedo, o la tradición, o la conciencia de que mi nombre no era lo suficiente atractivo. Lo cual me parece en este instante un simple asunto de opinión. Pero para concluir algo tan práctico tuve que afrontar la verdad que ridiculizó mis más severas creencias.  Después de un extenso juego de combinaciones, escogí a Felipe Sarduy. Registré la guía telefónica: no recogía  ningún suscriptor homónimo. Y lo estampé como respaldo de mis escritos novicios e inéditos. Pero más adelante me enteré que un pelotero flemático, seguro, potente, empezaba a convocar con ese nombre el alarido en los estadios de béisbol. Renuncié a mi seudónimo. Desistí incluso de inventarle un sustituto. Me conformaría por el momento con el santo y seña que inscribieron mis padres en el Registro Civil.

Con mi identidad legal llevé un primer artículo a una revista. El jefe de Redacción pasó la última cuartilla; limpió los espejuelos. Y esperó unos instantes como para otorgarle desventaja a mi ansiedad, en una técnica que caracteriza a los que abusan de su poder. Al fin dijo:

-Está bien. Pero fírmalo con tu nombre, porque  Luis Sexto debe de ser un seudónimo, ¿no?

 

 (Del libro El día en que me mataron y otras crónicas en primera persona)


 

 

27/08/2008 13:01 Luis Sexto #. Crónicas

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Pipo

Hay que ver la de nombres que no corresponden nunca con la realidad ni remotamente: justicia, verdad, democracia, libertad bajo el capitalismo, etc, etc...capitalismo, democracia,
socialismo...la lista es inacabable. Parece que la norma es siempre llamar al pan vino y al vino pan... Cosas y casos.

lo firma Papo.

Fecha: 27/08/2008 14:00.


gravatar.comAutor: Fabian Pacheco Casanova

....Yo siempre mis grotescas verdades, mis escritos faltas de puntacion, sintesis y ortografia lo vivido y anorado caprichosamente lo digo siempre y sin remordimiento ni temores, con mi nombre mi apellido y con el numbero de preso que me asignaron los verdugos en la prision politica de Isla de Pinos.... Conozco uno bien conocido que como Placido usa un seudonimo, pero con la diferencia de Placido cuando habla ataca las figuras de mujeres cubanas, por enfrentarse a la tirania vitalicia cubana, les dice fea, aniquila con improperios las victimas de un exilio de casi medio siglo, y los que luchan contra la tirania ya sea a medias, con maculas o bien limpios les llama la mafia de MIAMI, reune a todos en un mismo saco para defender los puntos de vistas indefendibles de los pedoresos del poder, donde el visita a nombre de periodista casi todas las semanas, siendo un vejete dicen que tiene una jovencita de esas que por un cepillo de diente o un pequeno jabon de bano con buena envoltura la infeliz se desquicia y por estas pequenas cosas se deja hasta abusar la infeliz, cosa muy natural en la Cuba de las escaceses, pero de gran pesar para todo buen cubano........Fabian Pacheco Casanova.....Ex-preso politico # 27088.....

Fecha: 27/08/2008 15:22.


gravatar.comAutor: Fabian Pacheco Casanova..

>>>Libertad incondicional para el canto-autor GorKi y todos los presos politico, de conciencia y disidentes....Fabian Pacheco Casanova...

Fecha: 27/08/2008 15:28.


gravatar.comAutor: Fabian Pacheco Casanova

Cuando dices hoy, te refieres a la CUBA socialista Luis?,... Esta manifestacion en tu escrito te engrandece Luis, La ensenaza prima con sutiliza profunda de ARTISTA..En una sociedad Fascista, fundamentalista, donde todos tienen un pequeno margen para escribir de lo mismo, NO existe Valentia... Al no existir valentia lo monoto de la cosa, al repetir o sonar que se es periodista o escritor independiente sin serlo, conlleva falta de patriotismo al ocultar lo que se debe decir... SERA esta falta de Patriotismo COBARDIA o DEscaro?....Cuantos Valientes profecionales en los mismos circulos de estudios fascistas no contaminados tendremos esperando el momento oportuno.....No lo se, pero el "sexto" sentido creado por la prision que me impusieron los fundamentalistas ME DICE QUE MUCHOS o que en realidad NO son "pocos"... Saludos a todos... Fabian Pacheco Casanova...

Fecha: 28/08/2008 06:33.


gravatar.comAutor: Fabian Pacheco Casanova

.. A mis manos llego un afiche que los DUROS distribuyeron en la UNIAC o a los sapientes "companeros" se les hizo llegar; el afiche en si desia muy poco pero significa MUCHO... UNA SUSECION de fotos a buen tama~o del comandante en jefe en charretera y en formacion militar uno tras otros que cubrian toda la pancarta... La nota o pie de grabado decia..."Postcastro".....Que Nos dice este culto a la personalidad en una Institucion de gente pensante?....Fabian Pacheco Casanova....

Fecha: 28/08/2008 06:46.


gravatar.comAutor: Fabian Pacheco Casanova

>>>Me ensenaro no se donde, que el pintor al Oleo viene de atras, los detalles la monotonia del paisage y la naturaleza rompe con detalles y los colores de las montanas y cumulos nimbos y stratos a lotananza se diferencian con maestria esquisita de la naturaleza muerta que a el se acerca.. El rocio o gotas del mismo sobre unas hojas, la niebla, las hojas cambiantes de color en el suelo casi muertas que vida dieron a los arboles, el trillo de los caminantes con el fango y los lagunatos o charcos al parecer de dias atras la lluvia, en fin el artista se luce y solo queda enmarcar; la obra esta realizada para disfrute de futuras generaciones... Su obra cogio vida, sus escritos muchos leen, lo muerto sin vida tratado de opacar el artista dejo o quedo atras, al menos por el momento; Luis. su blog en las ultimas semana pasa de cien entradas diarias largas, hoy llego a las docientas.... Felicidades....Fabian Pacheco Casanova....EX-preso politico # 27088..

Fecha: 28/08/2008 08:53.


gravatar.comAutor: Fabian Pacheco Casanova

Necesito unas vacaciones, me voy lejos, no se donde, los deseos muchos y la economia pobre... ADIOS.... Que la Virgen Madre no avandone mi pueblo...!El castigo ha sido mucho... y muy largo!....Fabian Pacheco Casanova....

Fecha: 28/08/2008 09:08.


gravatar.comAutor: Jimmy

¿Qué has hecho Luis, monarca, papa o pseudónimo, para merecerte esto?

Jeje.

Fecha: 29/08/2008 19:34.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris