Facebook Twitter Google +1     Admin

SIN CARETAS…

20111026170817-hilla6.jpg

 

 

 

Los tiburones también mueren por la boca

 El argumento estaba previsto aun por el menos avisado de los presentes en el plenario de Naciones Unidas, el 25 de octubre, cuando se sometía a votación por vigésima vez consecutiva, una resolución sobre el bloqueo de los Estados Unidos a Cuba: El embargo de Washington a La Habana “es un asunto bilateral que no concierne a la Asamblea”. Eso dijo Ronald Godard.

Hace rato que el cinismo es un componente de la política exterior de los Estados Unidos. Los poderosos suelen jugar con sus víctimas. Cualquiera habría preguntado: ¿Y por qué entonces hay leyes –La Torricelli y la Helm-Burton-que prevén sanciones contra barcos  extranjeros que toquen puertos cubanos y para empresarios de otros países que inviertan en Cuba?

La noche del 25 de octubre, Telesur reprodujo unas imágenes de la CBS en las que aparece Hillary Clinton,  la Dama de Hielo de la diplomacia norteamericana. La señora Clinton, remedando el llegué, vi, vencí, del romano Julio César dijo ante varios interlocutores que ella había venido a Libia, vio y él murió, refiriéndose a Gadafi ya asesinado. Una estruendosa carcajada, incluso de la finísima secretaria de Estado, cerró la escena, no preparada para filmarse, pero la CBS la grabó y trasmitió. Unos días antes había dicho en Trípoli: Estados Unidos quiere vivo o muerto a Gadafi.

El presidente Barack Obama asistió el 25 de octubre al programa de Jay Leno, comediante anfitrión de programa de entrevistas The Tonight Show de la cadena NBC, en Burbank, California.

El presidente argumentó que al formar una amplia alianza internacional de naciones europeas y árabes contra Gadafi, Estados Unidos salvó vidas de estadounidenses y dinero, además de lograr su objetivo. "Ni un solo soldado estadounidense estuvo en el terreno", dijo. "Ni un solo soldado estadounidense murió o resultó herido, y eso, considero, es una receta para el éxito en el futuro".

Obama reflexionó sobre el significado de la muerte de Gadafi, una muerte horrible y caótica grabada en video para que todo el mundo lo viera. El presidente argumentó que Gadafi había tenido una oportunidad para permitir que Libia se moviera pacíficamente hacia la democracia. "No lo hizo", dijo Obama y "obviamente uno nunca quiere ver a nadie tener el tipo de fin que Gadafi tuvo, pero pienso que esto envía un fuerte mensaje a los dictadores en el mundo de que la gente en el largo plazo será libre, y que ellos necesitan respetar los derechos humanos y las aspiraciones universales de las personas".

Lástima que el presidente afroamericano considere al dinero más importante que las víctimas libias. En algo Obama aventaja a Bush, hijo: es más inteligente; en lo demás, ambos  son cuadros políticos de la plutocracia que gobierna a los Estados Unidos y quiere dominar el planeta. Sería ofender a Maquiavelo, fundador de la teoría política, si citáramos su célebre frase: El fin justifica los medios.¿Y cómo se llama eso en lenguaje humano, es decir, en lenguaje no político de mala política?

 

 

 

26/10/2011 09:15 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris