Facebook Twitter Google +1     Admin

20150222144907-josel-james.jpg

 Luis Sexto

 

Un  texto de Joel James  ha estremecido al lector que soy. Joel James fue un escritor caracterizado por la fuerza.  La fuerza de las convicciones. Tal vez pudiera decir que nada estampó en el papel que no hubiese sido depurado por sus convicciones. Me parece que no padeció el miedo de que alguien contradijera sus ideas, expresadas limpia y reciamente. Ahora, como he dicho, he leído un folleto que contiene un ensayo publicado póstumamente. Joel James Figarola murió en 2006. Había nacido en 1942.

Este texto, de 42 páginas, se titula Vergüenza contra dinero, y presenta el sello de ediciones Caserón de Santiago de Cuba, ciudad donde residía Joel James y desarrolló su vida literaria y política. Cómo calificar a Vergüenza contra dinero. ¿De ensayo? Es un  ensayo, porque el autor deja fluir sus ideas envueltas en un estilo acorazonado, poético en su energía, sin detenerse a confirmar una cita o a anotarla al pie de página. Un ensayo es el escritor volcado sobre sus propósitos de acercarse, rodear, y llegar a un punto de inflexión en que el lector puede continuar escribiendo. El ensayo no termina. No agota ni se agota. Pero Vergüenza contra dinero,  puede ser también un alegato, un grito admonitorio ahora cuando la sociedad cubana atraviesa el momento más peligroso de su historia reciente: el ser tragado por ese monstruo que se llama dinero, o capitalismo, o anexionismo.

Sí, más bien este ensayo es un grito.  Y su título no es la única coincidencia con Eduardo Chibás, el adalid de la ortodoxia, que propuso esta batalla entre la ética y las conductas espurias. Joel James coincide también con Chibás en que este ensayo viene siendo un último aldabonazo antes de fallecer. Joel  James murió de enfermedad, una enfermedad que tronchó en lo más prolífico de su existencia a uno de nuestros preclaros pensadores revolucionarios.  Escritor impregnado de nuestra historia, conocedor de sus grietas y abismos. Un escritor que luchó para que nuestra historia no se fragmentara, para que nuestra cultura no dejara de ser la unión entre política y ética. Vergüenza contra dinero es un alegato a favor de la defensa de la nación ante los riesgos ideológicos  del llamado período especial.  Un alegato a favor del arma que Ignacio Agramonte señalara como la única principal para luchar por la independencia de España: la vergüenza.

 Cuando algunos convierten su crítica a la situación de Cuba en letanías quejumbrosas y repetitivas, sin analizar las circunstancias del país, Joel James, comprometido con la causa de nuestra  historia, advierte de los errores, pero con los estremecimientos del hijo que sufre al decirlo y teme perder a su patria. 

Vergüenza contra dinero es una consigna contra la corrupción, dice Joel James, pero no puede convertirse en un freno para el discreto y sostenido desarrollo de la iniciativa privada, dentro de las leyes, para el acelerado crecimiento de las fuerzas productivas.

Vergüenza contra dinero es un grito en que la fuerza del estilo acompaña al vigor de las ideas. En este ensayo, verdadero ensayo, está la agonía de un intelectual revolucionario y el equilibrio de quien habla claro sin que nadie dude de  a quién sirve su afilada palabra.

(Comentario difundido en Radio progreso, el  7 de febrero de 2014)

22/02/2015 07:49 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris