Facebook Twitter Google +1     Admin

EL DERECHO DEL QUE SE QUEJA

20121201005941-quejoso.jpg

Luis Sexto

Las palabras suelen tener doble personalidad. Es decir, se distinguen por uno o varios significados, pero estos pueden desplazarse hacia otro sentido. Los poetas emplean con acierto esa dúctil virtud. Y también las intenciones políticas recurren a la técnica de modificar el diccionario para expresar su posición o inclinación  ideológica y encubrir sus fines e intereses. Y aunque no sea original al definirlo, tiro al aire recurso  tan común para comprobar sus inconsecuencias.

En otro momento quizás intentemos decodificar las diferencias entre el significado lexicográfico y el sentido de los términos empleados en la propaganda anti socialista y por ende anti cubana. Por hoy quede la alusión, porque me interesa permanecer en nuestro cuartón y citar y comentar una palabra propia de nuestros procedimientos administrativos.

Desde finales de la década de 1980 vengo registrando un vocablo, punzante y negador, en las asambleas de rendición de cuentas. Recientemente saltó con sus uñas largas mientras leía en un periódico la respuesta suscrita por una dirección administrativa a la queja de un lector. Y si se trataba de queja, en la respuesta se referían como “quejoso” al lector que había escrito al diario. Ah, quejoso. ¿Qué sabor nos deja en los oídos semejante calificativo? Aparentemente, quien escribió la respuesta del organismo implicado seguía la práctica consuetudinaria en nuestro idioma para hacer derivar las palabras: de queja, quejarse y quejoso. Parece normal. En cambio, en ese contexto uno percibe cierto empeño minimizador, despectivo, en el empleo frecuente del término. Es ya propio de la jerga burocrática. Y con ello, uno comprueba que cuando los pronunciamientos y los textos más politizados y lúcidos se refieren a la fuerza distorsionadora de la mentalidad burocrática –la vieja y aun vigente mentalidad-, lo hacen con verdad y razón.

Por mi parte, no quiero enconar, ni pintar el diablo acodado a un buró. Simplemente, señalo la inconsecuencia del sentido que adopta la palabra cuando un organismo de nuestra  sociedad revolucionaria se refiere a la demanda de un ciudadano. Quejoso podría ser un niño malcriado, o el adulto descontentadizo o conflictivo por carácter o partido, o el pícaro empeñado en molestar o engañar. Por tanto, un ciudadano víctima de una injusticia, o que reclama la rectificación de un tratamiento inconveniente, no puede ser un quejoso según el diccionario político e ideológico de Cuba. ¿Alguien pensaría lo contrario sin acusarse de maltratar las actitudes fundamentales que cimentó entre nosotros la Revolución?

La primera vez oí ese calificativo, como ya dije,  en una asamblea de rendición de cuentas. El delegado de la circunscripción leía una respuesta administrativa a una queja. Entonces este ejercicio comunitario de rendir cuentas se practicaba con la solemnidad de un acto de raíz principal, aunque a veces no satisfacía el informe del delegado de circunscripción, ni este ni aquel se conformaban con la explicación escrita, nunca con voz presente, de un funcionario local.

Desde entonces me reprocho no haberme levantado y  propuesto rectificar el calificativo incluido en aquella respuesta,  concebida como si se estuviera concediendo un favor a quienes exigían que ciertos servicios fueran más efectivos y serviciales. Me quejo, sí,  de mí mismo por no haber exigido que en la próxima asamblea, el firmante de aquella ofensa se refiriera a los presuntos quejosos como electores en uso de la democracia socialista. (Publicado en Juventud Rebelde)

 

    

30/11/2012 19:59 Luis Sexto #. Política

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Daniel Franco

Muchas gracias Sr. Luis por reabrir la seccion de comentarios. Siempre aprendemos de los comentarios de los demas y de sus acertadas respuestas. Aunque reitero no estoy de acuerdo al 100% con su orientacion politica, pero la respeto porque yo tambien deseo se respete y modo de ver el mundo politico.

En cuanto al tema de hoy le doy toda la razon en sus planteamientos, pero Ud. dice que se critica por no haber criticado antes esas frases que tratan de minimizar la queja justa de un ciudadano afectado. Tal vez Ud. pudiera haberlo hecho sin que nada le sucediera, pero por Ej, yo siempre fui acusado de problematico por plantear cosas que hoy me han dado la razon, pero tuve que pagar duras consecuencias por ello.
Desafortunadamente considero que en el actual accionar de la politica cubana la verdadera libertad y democracia socialista solo llegara por decreto de obligatorio cumplimento, pues por lo que se muy pocos se atreven a alzar sus voces por miedo a represalias. Esta es una situacion que la mayoria de los ciudadanos llevan por dentro muy enraizado.

Fecha: 01/12/2012 13:17.


gravatar.comAutor: Jose Diaz

Luis Sexto como me alegra volvio a abrir este espacio a los foristas, excelente articulo y en favor a la verdad me encanta el lexico con el que se cataloga a muchos en nuestro pais, QUEJOSOS SOMOS MUCHOS PERO DEPENDE LA QUEJA usted sabe algunas no son permitidas. Le damos la vuelta como siempre mas que nada para evitar problemas y no caer en desgracia. De nuevo lo felicito por abrir este espacio y permitir el flujo de libres ideas, despues de todo y como dijo Fidel" las ideas no se matan, se discuten y analizan" espero eso hagamos todos. Mis saludos Jose

Fecha: 03/12/2012 14:17.


gravatar.comAutor: Alex23

Don Luis excelente articulo, como dijo Padura hace poco la prensa cubana y los periodistas tiene el deber de informar y reconoce no a sido suficientemente "quejosa" de los problemas de nuestro pais. De acuerdo con lo expresado por los demas foristas. Alex23

Fecha: 03/12/2012 14:29.


gravatar.comAutor: toni

Luis participe en muchas reuniones de rendicion de cuenta donde pocos participaban y hablaban por miedo a caer en el calificativo de " Quejoso" y "Conflictivo". Como escribio Jose Diaz quejosos somos muchos pero depende la queja, recuerdo la votacion por unanimidad pero todos pensando diferente. Recuerdo aquella maza de humanos, callados escuchando los discursos triunfalistas donde los logros vendrian a montones y estariamos mucho mejor. Vivi la democracia socialista por eso hoy vivo fuera de mi pais. Fue la mejor decision. Toni

Fecha: 04/12/2012 09:57.


gravatar.comAutor: Modesto Reyes Canto

Maestro, gracias por abrir nuevamente su columna para que todos puedan opinar con el debido respeto como debe ser.Como ya es costumbre lo felicito y como siempre reciba un fuerte abrazo sin ninguna intencion de asfixiarlo. Saludos: Modesto Reyes Canto.

Fecha: 05/12/2012 17:45.


gravatar.comAutor: julián

sí, "quejoso" nos dicen a aquellos que criticamos lo mal hecho, y nos lo dicen aquellos que están en el poder. lástima que seamos nosotros mismos los responsables de que sigan ejerciendo ese poder

Fecha: 06/12/2012 07:07.


gravatar.comAutor: Toribio

No sigamos siendo tan quejosos como hasta ahora,veamos tambien las cosas buenas que nos brinda el regimen cubano,por ejemplo,hablemos de la dieta de Alan Gross que ha perdido hasta ahora 105 libras de peso,en el ultimo ano de encierro.Miren Que aqui se hace propaganda para combatir la obesidad que aqueja este pais,y sin embargo a solo 90 millas tienen el secreto de la dieta magica,pidamosle de favor a don Luis Sexto el que se sabe a Cuba de la pe a la pa,y que ha taconeado la isla innumerables veces que nos averigue el secreto de la dieta de Gross

Fecha: 06/12/2012 12:28.


gravatar.comAutor: Sexto

Señor Toribio: No es irónico el que quiere, sino el que puede. Mientras usted le ponga las orejas a los medios de Miami y crea que al Herald le interesa decir la verdad, y crea que en Cuba solo se dice la mentira, ni con un enorme genio irónico podrá usted tener acierto. Yo le recomiendo que les pregunte a los señores funcionarios de la Oficina de Inereses de USA en La Habana; ellos visitan a Gross todo los meses en la cárcel y le podrán decir cuál es la dieta que lleva. Hasta ahora, no les conozco protesta por esa razón. De cualquier manera, Gross es un hombre mayor, aquejado de dolencias crónicas. Me parece pueril suponer que el gobierno cubano sea tan tonto como para matar de hambre a un preso tan delicado como el norteamericano Gross. ?No le parece usted que haya necesidad en Cuba de enconar la situación entre ambos países por esa razón de maltratar a un preso? A mi, señor, me enseñaron a pensar, pero lo comprendo a usted. Usted tiene que decir algo, si no, ? si no se revienta? Yo al menos no lo quisiera. Pero si veo a algúno de los médicos que atienden diariamente a Gross, le preguntaré, ya que usted se interesa en conocer el secreto dietético. ?Está usted pasado de peso? Fíjese que digo de peso, no de dolar, porque a lo mejor... Saludos.

Fecha: 06/12/2012 16:51.


gravatar.comAutor: julian

Vamos a ver. lo lógico sería que soltaran a ese hombre, por Dios. Se está poniendo mal, muy mal. ¿Trajo computadoras para disidentes? Eso es nada, menos que nada. Suéltenlo de una vez

Fecha: 07/12/2012 08:18.


gravatar.comAutor: Carlos

Esta pagina se abre y se cierra, nos agrada o nos molesta, pero siempre se lee; y cuando nos dan la limosnita del debate, debatimos. La voz de Sexto sera una de esas que haran falta en la Cuba del futuro para mantener la cordura y la calma y hasta para "quejarse" esta vez sin limites, de las imperfecciones y extremos que han de venir y que acompanan a todo cambio real.

Con respecto al tema lexico-semantico que se trata en el articulo, yo personalmente prefiero utilizar el contraste (denotacion/connotacion) pues para mi el "sentido" lexicografico (o de diccionario)es el informativo y organizativo del lexico en cuanto a orden, origen, formas, sememas y demas valores de compilacion y regulacion. A la ora de tratar el significado, como dije antes, prefiero denotativo/connotativo.
La Revolucion tiene miles de ejemplos de "manipulacion" en sentido no-preyorativo como pueden ser: Crisis de Octubre (lo que difiere el uso de misiles) Playa Giron, nombre fuerte que facilmente se asocia a victoria (innegablemente popular) y quita el Cochino, por razones obvias, Periodo Especial (con un sema adjetivo optimista y de, hasta ese momento, una connotacion muy positiva, todo lo especial es especial! bloqueo por embargo, y cientos mas de casos donde se manipula el efecto sociolinguistico de un vocablo X y se acomoda hacia el lado deseado. Todos los que estan a cargo del manejo de informacion lo han hecho y lo seguiran haciendo en todas partes del mundo. Y lo peor es que da resultado, sino miren los resultados de las elecciones en USA!

Fecha: 08/12/2012 09:53.


gravatar.comAutor: Daniel Franco

Sr. Luis, no se enoje con planteamientos que no tienen pies ni cabeza, por no decir poco serios, . Eso de la dieta de Alan Gross, como Ud. dice al gob. cubano no se le ocurria matar de hambre a un preso norteamericano por demas notorio por la publicidad de este caso.

Lo correcto seria dudar si Alan Gross fue jusgado legalmente o si se escogio como pieza de cambio por los 5 presos cubanos en los EU.
Le pido sinceramente no vaya a cerrar de nuevo su blog a los comentarios, pues entre tantas cosas que decimos, tal vez alguien aporte una idea que pueda servir al progreso de Cuba.

Fecha: 14/12/2012 21:25.


gravatar.comAutor: Leonel Solo

Sr. Luis, al que escribió sobre Alan Gross aquí le digo como me dirían mis profesores a veces en las pruebas orales en la Universidad "Tienes cero en ajuste al tema". Creo que una de las razones por la que algunos funcionarios perciben a los electores y a los transmisores de las quejas (los delegados) como "quejosos" es porque desgraciadamente el poder del delegado es muy poco y los funcionarios solo los aceptan como un mal necesario, gente que viene a cuestionar su (mal) trabajo (independientemente de la escasez). Creo que la culpa está en la preponderancia del Partido sobre los órganos de gobierno. Los funcionarios respetan mas al Secretario del Partido Provincial que al Presidente de la Asamblea. Lo mismo a nivel nacional. Dicho en otras palabras, la democracia en Cuba está bien concebida, pero no funciona como debe ser, el pueblo no ejerce a cabalidad su derecho a gobernar, porque el Partido usurpa ese derecho. Lo otro es la unanimidad que padecemos.
Es mi opinión. Gracias por tener esta puerta abierta a comentarios.

Fecha: 18/12/2012 18:15.


gravatar.comAutor: alba

alan gross no tiene ningun derecho a ir a cuba y mucho menos a entregar material subversivo ok estoy de acuerdo lo que si nunca estare de acuerdo es que a los opositores el regimen por llamarlo asi para no llamarlo otra cosa tampoco tiene ningunderecho a llamarlos mercenarios ni contra revolucionarios en vez de acabarle ya dar a estas alturas algun espaciop politico en la vida nacional y no seguir la politica del ostigamiento la represion y la persecucion aque son objetos estos valientes hombres y mujeres cubanos

Fecha: 10/01/2013 01:06.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris