Facebook Twitter Google +1     Admin

OJO CON LOS ACANTILADOS DE LA FLORIDA

20120505021936-fnoridaf.jpg

Luis Sexto

 

 

 

 

 

Antes de que algún lector me lo recuerde, este post ya fue publicado, pero me parece oportuno sacarlo del fondo del archivo

 

La web se ha vuelto adicta a textos, a veces menos que eso, a simple algarabía teórica, que coincide en decir que Cuba se aparta del socialismo y va hacia el capitalismo. Pero la generalidad de esas tesis, a pesar de sus diversos cromatismos de izquierda, coinciden en una omisión: ninguno dice cómo Cuba ha de solucionar su crisis estructural sin caer en el vacío de una nueva crisis o encallar en los arrecifes de La Florida.
Confluyen estos teóricos de la red –a veces impune y caótico reinado de la irresponsabilidad- en avisarles a los cubanos que Cuba tiene que volver al socialismo. ¿A cuál? ¿Al que nunca se ha probado, o si se ha probado, como en un tiempo el socialismo autogestionario de Yugoslavia, ha fracasado al igual que el socialismo real soviético?

 

Es curioso: algunos de cuantos escriben sobre Cuba y sus problemas lo hacen desde la distancia, desde intuiciones facilitadas por los discursos o los devocionarios de la ultra izquierda o de la derecha camaleónica o amarilla; incluso, Posada Carriles declaró el año pasado en Miami estar convencido de que “este año estaremos en Cuba”. “Ya nosotros ganamos”, dijo aludiendo a la supuesta vuelta de Cuba al capitalismo. Son, en suma, declaraciones de zapateros fuera de sus zapatos.

 

Desde ese mirador en que se confunden izquierdistas y derechistas, se gestan varios de esos artículos y declaraciones tan estrictamente doctrinarios. Y qué podría decir el cubano medio, ese que lucha su yantar y su trajín diario, ante tales reproches, formulados en nombre del dogma que en Cuba se trata de extinguir. “Bueno, mi hermano, socialismo sin comida, sin zapatos, sin transporte, no camina. O es que tú quieres ponerme en el altarcito de tus diablillos con el nombre de “San Sagunto o San Numancio”, el que resistió pa’ná”. Por lo tanto, si la estrategia de actualización económica que se aplica en Cuba ayuda a facilitar la alimentación, la ropa, el transporte, a hacer más eficaz la medicina y la escuela, y al desparecer los subsidios y las dádivas también retrocede el autoritarismo burocrático, puede ser que los cubanos veamos el inicio de una búsqueda socialista cuyo primer requisito es tener lo necesario para repartir. Porque ninguna teoría que prometa distribuir parejamente la pobreza, podría llamarse socialista.

 

Pero desde fuera y también desde dentro recomiendan nuevos saltos al vacío. Por ejemplo, ¿se pueden entregar empresas incompetentes a trabajadores habituados a cumplir órdenes y orientaciones encorsetados en ese socialismo burocrático en el que derivaron las mejores intenciones? Una verdad, a mi parecer, se sobrepone a las múltiples y opuestas opiniones: el país no podrá inventar, ni experimentar hipotéticos modelos. Tendrá que partir de lo conocido, o de lo más seguro, aunque los resortes de estimulación de las fuerzas productivas tengan una o dos o muchas afinidades con el capitalismo. Ahora bien, habrá que horizontalizar la dirección y la producción, porque los trabajadores tienen que ser objetos y sujetos del trabajo y también codecisores del destino político y empresarial.

 

 Si con cuanto ha sido proyectado y escrito, y lo aún no escrito, para trascender la hostilidad de los Estados Unidos y rectificar definitivamente los errores de improvisación en el interior de la sociedad cubana, Cuba va hacia el capitalismo -como asegura una izquierda que parece ingenua y, en el peor de los expedientes, es irracional- estoy de acuerdo si en ese intento Cuba y la Revolución se salvan de la catástrofe. Aunque uno a veces quisiera más claridad, más dimensión en algunos aspectos que están muy encapsulados o sudan la resequez del estilo tecnocrático en los Lineamientos de la actualización económica, es preferible ir por nuestros medios y nuestra voluntad al sitio donde parece estar, en las circunstancias presentes, la más fiable fórmula de amplitud económica y de efectivo orden social. Peor sería que los Estados Unidos, y sus intermediarios del “exilio” lleven a Cuba al capitalismo si el país no logra salvar el precipicio que, según Raúl Castro, actualmente bordea.

 

Por otra parte, qué poco se ha logrado saber del capitalismo. Porque a cualquier intento de azuzar, mediante algún resorte regulado de mercado, a fuerzas productivas inmovilizadas y dependientes de subsidios, lo tildan de capitalista sin conocer cabalmente, o conociendo al menos con intenciones limpias, la situación interna y sus perentorias demandas de crear y acumular la riqueza suficiente para progresar en el socialismo. ¿Podrán fracasadas interpretaciones del marxismo componer el mágico manual de “hágase así” porque lo dice el libro? Es, por tanto, preferible que el zapatero vaya a sus zapatos…

 

Este articulista, al menos, está en los zapatos que le corresponde: vive en Cuba, y aunque reconoce, y admite y haber sido víctima de errores domésticos, también ha sufrido el daño que ha echado sobre Cuba el inodoro enorme, hegemónico y cruel de los Estados Unidos de América, además de haber crecido, con carencias, insuficiencias y letreros de “no tresspasing” en el capitalismo dependiente cubano previo a 1959. Advirtamos que mucho de lo fallido en Cuba durante el mimético socialismo cubano -aunque hayan sido decisiones individuales o colectivas- sufrió la distorsión de la guerra pública y secreta delineada por Washington. Ah, si Allan Dulles, Kennedy, Nixon, los Bush y la nómina engordada por los fondos federales en Miami, se sentaran a una mesa redonda para decir la verdad de cuánto han gastado por derrocar al gobierno de Cuba, ya veríamos que los yerros de los revolucionarios pertenecen en parte a la política de cerco establecida y aún mantenida por los Estados Unidos, a pesar de las recientes aperturas políticas de Obama, cuyos propósitos no buscan ahorrar el dinero de los contribuyentes, sino hacer más eficaz la estrategia tradicional de la Casa Blanca.

 

Hace años escribí en Bohemia o en Juventud Rebelde, que ya no me acuerdo, que el dilema de Cuba no era básicamente entre socialismo o capitalismo, sino entre la nación o la anexión. Hoy me parece que el dilema continúa expresándose así: una nación justa y próspera que sepa equilibrar los espacios democráticos y las capacidades de sus ciudadanos o la dependencia de los Estados Unidos. Por ello, el destino de muchos triunfa o se frustra con todo cuanto hoy en Cuba está concibiendo para no embarrancarse, como una vez previó Jorge Mañach, en los acantilados de La Florida.

04/05/2012 21:19 Luis Sexto #. Política

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Modesto Reyes Canto

Lo cierto es,amigo Luis,que Cuba no necesita ninguna orilla donde encallar pues no es una isla flotando a la deriva en el medio del oceano.Todo lo que se requiere es que se deje trabajar a sus ciudadanos,de las dos orillas,que realmente quieran el bien para su pais.Sobre el socialismo,segundo cuento del Paraiso,ya es mejor ni tratar ese tema sobre algo que siempre se estâ construyendo pero que nunca se le ha dado una fecha de terminación a dicha construcción.Y si digo que es el segundo cuento del Paraiso es porque a este se dice que se puede llegar lo malo es que no conozco a nadie que haya regresado de allâ para afirmar que ciertamente llegó.Lo real,estimado Luis,que es hora ya de no dar mas vueltas en el mismo lugar pues en Cuba existe suficiente potencial para desarrolar al pais sin necesidad de apoyarnos en ninguna ideología
que no sea la que orgullosamente es sentir el ser cubano y desear lo mejor para nuestra nación.
.Saludos:Modesto Reyes Canto.

Fecha: 05/05/2012 08:05.


gravatar.comAutor: Demetrio Peralta

Luis, no entiendo porque en su propio Blogs se aferra usted a escribir como un periodista oficialista, tengo la impresión que guarda para si las mas posibles verdades sobre las cosa.
Ejemplo de esto se encuentra en el primer párrafo mismo, donde expresa que la wed se a vuelto adicta a textos y a veces menos que eso, y continua descalificando a aquellos que toman su tiempo o utilizan el mucho que le para sobra para dar su opinión, la mayoría de las veces sincera y carentes de una finalidad contraria al sistema de gobierno y político existente en Cuba.
La explicación a esa afluencia de opiniones diferentes y críticos a los que acostumbran a publicarse en los medios de comunicación no podría estar en la imposibilidad de hacerlo antes y hoy se aprovecha la posibilidad que brindan algunos medios alternativos como Kaos y otros y que fueran mucho mas esos textos si se permitieran en los medios de comunicación nacional y mayor numero de personas tuvieran acceso libre a Internet. Hay tantos temas a debatir y tantas cosas acumuladas sobre lo que nunca tuvimos la oportunidad publica de opinar, incluso para oponerse y estar en contra, que la tendencia y a lo cual debe acostumbrarse, es que la cantidad de textos que usted rechaza tendrán la tendencia a incrementarse exponencialmente.
Usted, aunque en ocasiones soy muy critico con errores pasados y presentes cometidos por el liderazgo de la revolución y del partido, habrá comprendido con claridad que no soy de la calaña de Franco Tirador, Pedro Campos, Roberto Cobas y otros de los llamados "Grupo de los doce" esos tienen una agenda clara y responden a intereses oscuros en contra de la revolución, ellos no son teóricos tontos, por lo tanto usted puede estar seguro que no creen en esas ideas de eliminación del salario por ser un medio de explotación del Poder Estado-Partido, ni creen tampoco en la entrega de las Empresas a los trabajadores, todo eso es un medio para ganar adeptos, el fin es provocar todo lo contrario, algo así como una perestroika del Caribe y ellos tan seniles pero sin la gloria de nuestra dirección histórica se ven como la vanguardia dirigente del nuevo sistema social que surja.
Pero existen muchos otros que escriben, opinan, critican y aportan información, experiencias y argumentos, además de propuestas de solución a algunos problemas, lo hacen porque su única preocupación son los destinos de la Patria, en ese mayoritario grupo quisiera yo ser incluido y no al que especialmente usted hace referencia, creo que aun esta influenciado por su confrontación personal con el detestable "Franco Tirador".
Sin embargo Luis, tengo dudas sobre varias medidas de corte capitalistas que se están tomando, tanto porque de ellas no espero los resultados por lo que fueron aceptadas y aplicadas y existen otros caminos para lograr el mismo fin, lo que falta en Cuba es capital de inversiones porque esa economía informal no llegara a resolver ningún problema, y si se lograra con estos cuenta propistas entonces la presencia del capitalismo criollo será una realidad y una fuerza que limitara la aplicación de medidas socialistas en la sociedad, y esto será de forma irreversible y en crecimiento, de una u otra forma para nuestro país no deseo ningún modelo, lo que deseo es que nosotros logremos crear nuestro propio modelo de socialismo, porque China es hoy un adefesio condenable de socialismo, y Viet -Nam igualmente le sigue los pasos, aunque en Cuba no sea noticia las recientes maniobras navales conjuntas de Viet-Nam y USA.
Ya en otras ocasiones escribí sobre la falacia de la ineficiencia insalvable y generalizada de la empresa estatal VS la empresa privada, y ejemplifique que los grandes consorcios y franquicias internacionales funcionan eficientemente y funcionan como empresas estatales donde el dueño es una figura inexistente, casi irreal pero los métodos de administración y de dirección que aplican las hacen eficientes, también sigo preguntándome, donde esta la producción agrícola de la entrega y en producción de mas de un millón cuatrocientas mil hectáreas, cuando la producción en los años 2010 y 2011 son similares y muy inferiores a lo logrado en el año 2004 cuando no se habían hecho cambios grandes en la propiedad de las tierras en producción y las empresas estatales tenían un peso significativo en los resultados de ese año, es un error muy común en Cuba, las medidas generales, el lenguaje único y técnicas de producción rígidas e iguales, se descentraliza la posesión de la propiedad pero sigue centralizada las formas de producción, se busca para cambiar lo que funciono bien, partiendo de desastres derivados del periodo especial y no partimos de ejemplos de la década mejor de la revolución la de los ochenta.
Partimos de lo bueno y lo malo sin medir las consecuencias sin leer y releer el compendio de discursos y medidas tomadas por en lo que se llamo el periodo de rectificación de errores y tendencias negativas, sin haber resuelto los problemas allí señalados, sin embargo si vimos las consecuencias. Ya usted leyó de nuevo ese libro, le aseguro que no es improductivo, hasta la máxima dirección pasa por alto el verdadero daño causado por el periodo especial, hasta donde fue de profundo su efecto, y como distorsiono la conciencia hasta en la militancia, sin ese análisis, de las tantas manipulaciones de esos socialdemócratas, el peligro de un tipo de sistema hibrido entre capitalismo y socialismo en cuba es posible, y los favorecidos se aferraran a el tan fuerte que será imposible sin una nueva revolución regresar al cause de la revolución del cincuenta y nueve.

Fecha: 06/05/2012 13:45.


gravatar.comAutor: Demetrio Peralta

Lo lamento Luis, pensé que había terminado y que ya largo era el comentario, pero me di cuenta que falto mucho por decir.
Algunas expresiones hay que me sublevan, porque son mal interpretadas y no se ajustan objetivamente a la realidad, una de ellas es muy común en periodistas y hoy en discursos de reformadores y actualizadores del socialismo, algunas ya menciono usted otras solo son actuales.
Me refiero a gratuidades y dádivas, son como Dios mismo, tanto oímos hablar de el que hasta creemos que existe, me explico, al triunfo de la revolución hubo algún incremento salarial y sobre eso se corrigieron no pocas injusticias, ya a partir del segundo quinquenio de la revolución el salario empezó a perder significado y también se inmovilizo hasta mediados de los ochenta, se que recibía el trabajador en moneda nacional o dinero era una parte ridícula del verdadero valor del trabajo, en periodos inflacionarios de nuestra economía manejada a troche y moche por inexpertos revolucionarios que con ella hacían política, el valor del dinero prácticamente era cero, se acumulaba debajo de las colchonetas en los dormitorios de obreros, profesionales y dirigentes, pero lo que se recibía en cambio en compensación que es como debemos llamar a esas dádivas y gratuidades satisfacía con creces las necesidades de los protagonistas del proceso revolucionario que por ser de origen humilde quizás apenas supiéramos lo que era comida, zapatos, ropas según a lo que usted hace referencia, porque de eso había y sobraba, todo el mundo hacia un tiempo en algún comedor estatal y los productos de la libreta de consumo se acumulaban para trueques con campesinos menos favorecidos en la alimentación por el estado.
El transporte tampoco fue crisis y estoy hablando antes del periodo especial, al contrario se abrieron rutas a lugares donde nunca había llegado un medio de transporte público. En resumen ni gratuidades ni dadivas, tampoco hambre o falta de transporte, todavía quisiera saber que paso con la cantidad de medios de trasporte que se paralizaron durante el periodo especial o como los transformes, surgieron los camiones matadores de gente que abundan hoy en nuestras carreteras, porque hasta las guaguas escolares desaparecieron, solo puedo llegar a la conclusión que vivimos el periodo especial y crecimos después del 2000, vendiendo equipos en buen estado como chatarra, entre estos a la industria azucarera, pero no se hable de gratuidades y dádivas, porque nunca se pago el verdadero valor del trabajo, y el estado con toda y su ineficiencia empresarial se quedo con mucha mas plusvalía que capitalista alguno, se que para bien en el caso de los hospitales construidos, Escuelas, Presas, apoyo al deporte, la cultura, la música etc., pero que conste que el estado no crea riqueza, le quita a unos para darle a otros y a todos para cubrir necesidades de los desfavorecidos o desprotegidos en la sociedad , ahora si además de eso, se ponen a regalar televisores y refrigeradoras, y además convertir en electrificada todo la cocción de alimentos de los hogares cubanos, poner una trabajadora a cuidad cada anciano que la familia diga que no puede cuidar y otras locuras no cubiertas con recursos del PIB, eso es una irresponsabilidad, no cargue el pueblo con recortes de la revolución los que sufran la consigna en contra del igualitarismo y se estimulen con ello las grandes desigualdades primero en funcionarios del estado y segundo en desproporcionadas ganancias en trabajadores por cuenta propia y revendedores que los productos que el estado tiene la responsabilidad de ofertar en las tiendas en divisas o comercios de cualquier índole, lo que ya representa la segunda mala decisión del gobierno y que mas costo político tiene para la revolución, para luego descubrir que un país no puede gastar mas que sus ingresos, eso hasta los tontos lo saben.
También quedo en el tintero eso de empresas irrentables, no se si alguien en Cuba puede decir basado en una contabilidad de costos en una Economía de Control, Económico Total cuales eran y porque, las empresas irrentables, y que medida había que tomar en cada caso para hacerlas rentables, reitero en cada caso, no medidas nacionales para casos particulares, mal de origen en nuestra revolución. Esto en uno de los ministerios donde las cuentas estaban mas claras empresarialmente se desconocía, es posible que Fidel macroeconómicamente lo supiera, aunque lo dudo, porque el ya dijo que nadie sabia de como se construye el socialismo y se paso mas de cuarenta años construyéndolo y decidiendo como se construye, así que es casi seguro que menos sabia de economía, cuentan que Henry Kisinger dijo de Fidel era tan mal economista que lo ponían a vender arena del desierto a precio de oro y seguro quebraría su empresa, por que digo esto sobre las empresas del azúcar con una contabilidad aceptable, porque los CAI eran como el gobierno de cada municipio, nada se hacia sin que aportara los recursos, hasta los refugios o túneles que se escarbaron a todo lo largo del país se hicieron con hombres, salarios y medios de los CAI, no con voluntarios como informaba el PCC, además asumían y casi nunca cobraban la energía, ni el agua, la construcción de camino, los carnavales, y cuanto favoreciera la eficiencia de gestión del presidente del Poder Popular y del PCC del municipio, sumemos a esto los males internos, como, los precios de los servicios que recibían de empresas provinciales altamente rentables, transportación de azúcar y comercialización, sin saber los directores ni el precio a que era vendida su producción, también los impuestos de la comercialización de derivados como el Ron y otros era leonino a favor del estado, eso fue matando la gallina de los huevos de oro, para sacrificarla con el "solido argumento" de que por ser una actividad que provenía de orígenes esclavistas no seria mas cuba dependiente económicamente de ella.
Esta claro que todo, lo que hoy ocurre padece de la falta de toda la información a la población de los alcances de su aplicación y sigue predominando la vía política y administrativa centralizada y verticalista es por ello que no existe actualmente entusiasmo en los trabajadores ni grandes expectativas por lo que pueda ocurrir, si el pueblo se sintiera y fuera parte de la aplicación de los lineamientos fuera mayor el entusiasmo y la dinámica de los mismos.

Fecha: 06/05/2012 15:10.


gravatar.comAutor: Juan Criollo

Muy buen comentario Sr., tambien muy buenos argumentos de Demetrio Peralta. Todo indica que es posible que Cuba salga del estancamiento en que se encuentra.
Me gustaria decir algunas opiniones respecto al tema tratado.
Considero que en Cuba (y en ningun pais), debiamos de preocuparnos por el nombre del sist. politco a implantar, pues lo que debia hacerse en asumir un sistema que desarrolle al pais y beneficie a la totalidad de la poblacion.
Hay que ver que si las grandes companias privadas son capaces de desarrollar al pais y aportar para el desarrollo social, son utiles, pues bienvenidas sean.
El gob. debe ocuparse de crear leyes que impidan que la soberania del pais pueda ponerse en peligro. Debe recaudar impuestos y evitar que estas saquen el pais.
Es necsario tener un pais prospero, independiente y libre., domde los ciudadanos se sientan libres y tengan la oportunidad garantizada por la ley de forjarse por si mismo su bienestar economico, desplegando toda la enrgia que su capacidad y sus fuerzas le den.
Hay que eliminar el igualitarismo no tomando como excusa la justicia social, pues en una sociedad justa los que mas tienen deben aportar mas y no recibir las mismas gratuidades que reciben los menos favorecidos.
La sicologia humana es tan compleja e impredecible que hasta este momento nadie ha logrado que todo un pueblo piense y actue de la misma manera, eso no se consigue ni en la mas pequena familia.
La diversidad siempre existira y es tarea de los gobernantes buscar el equilibrio entre todos los ciudadanos sin que ningun estrato de la poblacion salga afectado.
Hacen falta muchos hombres y mujeres que pongan toda su inteligencia y deseos de prosperar en el desarrollo del pais, si se enriquecen felicidades. Alguien dijo que el desarrollo de un pais se mide por el numero de millonarios que existen en el mismo.
Ojala nuestros gob. encuentren el camino adecuado para la felicidad y bienestar de los cubanos.

Fecha: 06/05/2012 15:48.


gravatar.comAutor: Jose Diaz

Luis leyendo su articulo pienso tal vez como usted con algunas excepciones, creo en una Cuba libre y soberana nada de anexion a nadie, quiero libertad de pensamiento, prensa y religion. Una Cuba de todos los cubanos aunque pensemos diferentes seamos mas tolerantes entre nosotros. salvaremos y mantendremos el socialismo nadie lo sabe, vendra el capitalismo brutal espero que no aunque tal vez debamos copiar algo en cuanto a modelo economico para poder mantener el socialismo eso esta por ver. Mis saludos Jose

Fecha: 07/05/2012 10:37.


gravatar.comAutor: Carlos

Cuba ha sido siempre especial en todo y el sistema de gobierno no escapa de esta tradicion. Dicen que fue Gomez, desde su punto de vista exterior a nuestra cultura el que dijo que los cubanos o no llegan o se pasan.
Contra todo pronostico, Cuba sobrevivio la ecatombe del campo socialista europeo y aunque tambien Korea del Norte y China lo lograron, los cubanos han logrado ser mucho mas felices y menos hambrientos que los norkoreanos, pero tambien mucho menos eficaces y esperanzados que los chinos.
Habra que crear un sistema especial para los cubanos? Posiblemente si.
Como sera ese sistema es la pregunta de los 65 mil dolares.
Sera acaso Cuba la primera en experimentar con la teoria de la convergencia?
Cualquiera que sea el futuro de la isla, indiscutiblemente tienen que ser mejor, si creemos en la dialectica del desarrollo. De una cosa si estoy seguro: nada va a comenzar hasta que no se renueve la administracion y se le de paso a generaciones mas jovenes, abiertas y flexibles. Asi que habra que sentarse a esperar que la ley inexorable de la vida barra con todo lo caduco e intransigente que se ha arraigado por tantas decadas en la conciencia social y le abra paso a lo refrescante y genuinamente cubano, empezando por la libertad individual y la falta de miedo que nos permita llegar hasta el final sin medias tintas y sin cuidarnos tanto de lo que el censor todopoderoso puede interpretar de lo que decimos o escribimos.
Cualquiera puede ser el futuro de Cuba: Puede convertirse en una democracia representativa, como el la decada de los 40's, o caer en una dictadura de derecha como en los 50's, o simplemente continuar por sanguinidad como en la actual Korea del norte. Cualquier cosa puede pasar! lo que si esta garantizado es que nunca va a ser aburrido y siempre va a influir a escala global, porque somos cubanos y casi el ombligo del mundo. Al final, terminamos con conga y borrachera, felices!
Una vez, me contaba mi padre, uno de nuestros presidentes "democratas" de antano expreso desde su delirium tremem de shovinista, que Cuba seria la Suiza de America y alguien muy reyoyo del publico le pregunto: "...y donde estan los suizos?"

Fecha: 08/05/2012 10:30.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris