Facebook Twitter Google +1     Admin

ESENCIAS Y APARIENCIAS EN MAÑACH

20120117150224-manach3.jpg

    

Luis Sexto

Empecé a estimar tempranamente a Jorge Mañach.  Tenía unos 18 años. Entré en La Moderna Poesía, entonces con los precios democráticos impuestos por la Revolución, y sobre una de las mesas, un libro de artículos ensayísticos de Mañach, impreso por la Editorial Trópico en 1939: Pasado vigente.  El nombre del autor suscitaba en mí la resonancia de alguna previa información periodística o literaria. Lo compré por uno o dos pesos. Había invernado largamente en los almacenes, porque sus pliegos estaban pegados con el sello de lo virginal. Viejo y nuevo a la vez, aun lo conservo. Sucesivas lecturas lo han subrayado, anotado y desencuadernado. Todavía esa prosa fluida, rítmica, conversacional, tramada con  tuétano, me gusta y renueva la primera impresión: quien quiera escribir en Cuba, y conocer a Cuba, tendrá que cursar también un noviciado en los libros de Mañach.

Porque no fui su coetáneo, tal vez me suscribí al estilo de Mañach. Incluso, quizás sienta por él alguna compasión: lo observo desde la distancia, mirador cuya  visión de fondo ayuda a proscribir el prejuicio. Y me he convencido que pocos como él experimentaron con tanta lucidez reflexiva y tanto acierto estilístico el nacimiento definitivo de la nación, mediante el parto de la cultura como gestión intensa de las minorías.  Y pocos también como él, en su época, sufragaron,  con la incomprensión, la búsqueda de las esencias nacionales.

Quizás en apariencias asumidas como esencias por cuantos lo han juzgado, Mañach – nacido en el año definitorio de 1898 y muerto en otro con la misma condición de punto de viraje, 1961- hallaría la causa eficiente de su controvertido papel en la historia literaria y política de Cuba. No fue,  si pretendemos analizarlo objetivamente,  un político a la usanza republicana. Esto es, según la analogía aplicada por Enrique José Varona, no comió en las ollas de un chiquero, a pesar de acogerse a alguna toldería electoral y programática y desempeñar cargos en la administración de la república. Más bien fue político en la medida en que la cultura y la historia componen asideros de la política,  estación inevitable en los procesos primordiales de la sociedad.  

Vemos, pues, a  Mañach, inserto en una  realidad personal signada por una contradicción a veces insalvable en sus manifestaciones éticas. Entre su decir y su hacer culebrean las inconsecuencias que, en esa hora de la definición nacional, se convirtieron en traición  para cuantos se adscribían a la izquierda de la soga, y en paños tibios para los suscritos a la derecha. Tal vez por la hondura de su indagación en el alma cubana, intentó asumir posiciones ideológicas y políticas  más racionales –no obstante su militancia en el ultra ABC-, en una mezcla de denuncia y sujeción, audacia y pusilanimidad.  Ese fue, a mi modo de ver, el drama personal de Mañach. Un drama íntimo y público superdotado de aristas. Consciente de las urgencias y defensor de las ambivalencias.  Teórico pugnaz de los males y práctico inhábil de las soluciones. Escritor depurado, vigoroso, plantado en la tradición hispana y, en particular, en la herencia estilística de Martí, escribía, sin embargo, con tino de vanguardia en un país de analfabetos, en periódicos cuya prosa semejaba mayoritariamente, de acuerdo con Miguel Ángel de la Torre, la caligrafía de un cobrador de cuentas metido a periodista. Por supuesto, Mañach no quiso sustraerse de sus ínfulas de pequeño burgués con refinamientos de aristócrata. Ni renunció a la visión  de la democracia occidental vivida durante sus años de estudiante en los Estados Unidos. Y aunque hacia 1933, reconoció el daño que el Norte  infería a Cuba, estorbándole el desarrollo con su injerencia multilateral,  no preveía otra fórmula, en lo más distante, que  el orden norteamericano.

Hombre de equilibrios y evoluciones, conservador de estilo liberal, Mañach actuó posteriormente como la mayor parte de sus colegas en los años de la década del 30. De ellos  afirmó que se embarrancaban en los acantilados de La Florida, en “un ademán de avestruz”. Se fue a esperar que “los americanos” resolvieran el conflicto suscitado por la revolución cuya necesidad él mismo previo en sus artículos de el Diario de la Marina, en los meses previos al derrocamiento de la tiranía del general Gerardo Machado. Debo, sin embargo, matizar este juicio. El doctor Gregorio Delgado,  historiador de la salud pública cubana, amigo de Mañach, me reveló que el autor de Ensayo sobre el Quijotismo viajo a Puerto rico para  impartir  un curso en la Universidad de Río Piedras. Allí, en 1961, le diagnosticaron un cáncer en fase avanzada. Quiso regresar para morir en Cuba. Y aunque el entonces presidente Osvaldo Dorticós lo autorizó, aun  en medio del enconamiento entre revolución y reacción, su esposa no lo trajo. Hasta incidentes tan personales conspiraron contra el crédito de Mañach.

La apreciación exacta de su salida no estorba que aceptemos que el suyo –su obra y su conducta- es un caso de valentía estimativa, de atrevimiento profético resuelto en la pusilanimidad ejecutiva y en una rigidez ideológica que le impidió comprender las remezones sociales, políticas, culturales que un día le parecieron inevitables. Y llegó hasta ahí: hasta colaborar en hacer ostensibles los males y a convocar su cura. Jamás a participar en el remedio, distinto y opuesto, como sino, a la norma con que el mal (léase dependencia política, injusticia social) podría reformarse para proseguir perpetuándose. 

A contrapelo de  las aprensiones, hay que despojar a Jorge Mañach de sus estigmas. No de las llagas que él mismo se causó, sino de las que sus enemigos políticos le estamparon, con clavos que pretendieron nunca oxidarse. Jamás un despojo será tan legítimo. Porque la cultura cubana, en nombre de la política, no puede seguir prescindiendo del autor de La crisis de la alta cultura. Desde mi pequeñez empecé a reivindicarlo dos o tres años después de su deceso, sin ser consciente aún  de estar asumiendo una postura ética de auténtica raíz revolucionaria: aceptar y respetar a todo hombre honrado y toda obra de valores formales y conceptuales, aunque los identificara un lema contrario al mío en lo político o filosófico.

De hecho el proceso de su reivindicación literaria avanza. Martí, el Apóstol, Estampas de San Cristóbal y varios de sus principales ensayos han sido publicados en los últimos diez años en Cuba. Y en las universidades, al menos en las facultades o escuelas de comunicación social ciertos profesores lo muestran como modelo clave. El argumento parece incontestable: Estamos aún aguardando al creador de hoy, al estilista actual, que escriba sobre La Habana o sobre los cubanos y los entresijos de su conciencia, páginas iguales o mejores. ¿Quién puede oponerse? La obra carece de filiación partidista cuando, sobrada de calidad, se aleja del tiempo para estar en todos los tiempos. (Tomado de Cubahora

17/01/2012 10:00 Luis Sexto #. Literatura

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Carlos

"...Había invernado largamente en los almacenes, porque sus pliegos estaban pegados con el sello de lo virginal..."

Profunda personificacion y muy bella metafora a la vez, Don Luis!!!
Muy honrosa su reivindicacion del autor. Lo honra a usted sobremanera.

Fecha: 17/01/2012 11:49.


gravatar.comAutor: Daniel Franco

Sr. Sexto muy bueno su articulo, lo considero a Ud. valiente porque es capaz de reconocer la virtud de los que ideologicamente no son sus pares.
Es lamentable que a veces tengamos que morirnos para que se reconozca que en algo teniamos razon.
Ud. es un buen periodista y a pesar de algunas discrepancias en nuestros puntos de vista para el fururo de Cuba, lo respeto y me hubiera gustado tener un amigo con Ud. con el cual intercambiar puntos de vista y porque no decirlo para aprener un poco de esa vasta cultura que Ud. tiene.

Fecha: 17/01/2012 12:36.


gravatar.comAutor: don Dimas

Muy meritorio este articulo del senor Sexto que trae a referencia,algunas aspectos y trabajos de una persona que es grande en las letras cubanas y cuya obra ha sido relegada por aquellos que no comulgaron con las ideas democraticas del escritor,creo que es meritorio todo lo que se haga por devolverles a hombres como Manach la actualidad que nunca debieron perder y eso es a veces lo que desconcierta,por que hay que reivindicar a autores y pensadores por el solo hecho de que no tuvieron el defecto de ser simpatizantes de una ideologia totalitaria?.Por lo demas me parece innecesaria la defensa del autor en sus parrafos finales de si se asilo o se enfermo en Puerto Rico y su esposa no lo trajo de vuelta,si no hubiese sido en ese momento entonces en otro Manach hubiese abandonado el pais definitivamente,jamas hubiesemos visualizado a una personalidad como esa con una jabita de tela debajo del brazo,preguntando por el ultimo en la cola de los boniatos.Y en este aspecto juro que no es mi intencion ofender a nadie,pues este blog se ha convertido en una controversia que me recuerda los programas de Palmas y canas,con el perdon de los distinguidos ponentes

Fecha: 17/01/2012 13:36.


gravatar.comAutor: Gallo Pinto

"Hay que morir,para nacer de nuevo".reza la letra de la cancion entonada por el coro de la Ermita de la Caridad,y cuando la escucho,reflexiono sobre la suerte de tantos intelectuales de calibre que han sido apartados del alcance de nuestro pueblo durante largos anos y que luego de sus muertes empiezan a ser "perdonados",por sus censores,este seria el caso de autores como Arenas, Lezama,Padilla,Cabrera Infante,Manach y muchos otros que vivieron el ostracismo y el desprecio de una Revolucion Cultural en el tropico."Dentro de la revolucion todo,fuera de la revolucion nada"definio hasta el momento actual nuestra orfandad cultural,impuesta por aquellos que nos impidieron oir la musica de los Beatles,pelarnos y vestirnos segun nuestros gustos, etc ,pero bueno no es mi intencion estigmatizar,saludo los esfuerzos que se hacen por derribar los muros de la intolerancia,Dios quiera que no haya que seguir muriendo para nacer de nuevo en las mentes de nuestros ciudadanos

Fecha: 17/01/2012 23:41.


gravatar.comAutor: Perez Gil

Gallo Pinto, usted se equivoca en algunos nombres. Lezama vivió en Cuba hasta su muerte respetado y publicado. Mañach se marchó en 1960, y déjeme decirle que más se le maltrató en la república antes de 1959. Habitualmente, Mañach, su estilo, su cultura enorme en país poco culto, le granjearon mucho odio. Algunas de sus ideas, también. Pero después que se fue, no se habló de él ni bien ni mal, hasta que su memoria comienza a rescatarse a fines de los añós 80, en que la editorial Letras cubanas publica algunas de sus obras, y se escriben estudios sobre su obra y su vida, incluso el señor Sexto publicó un breve libro para uso de los estudiantes de periodismo. Por otra parte, cabrera Infante se marchó por su propia voluntad y por su propia voluntad vivió elejado y además prohibió que sus libros se publicaran en Cuba. Recientemente, la UNEAC publicó un estudio sobre su periodismo de dos jóvenes periodistas, recién graduados. Padilla cayó en la etapa absurda del 71. pero se marchó. Muchos de sus amigos, que también fueron parametrados, recibieron después la verdadera justicia y siguen aquí, publicando y ganando premios, entre elos el ancional de literatrua, como Antón Arrufat. Malo fue el error. Mejor es la rectificación, y sobre la mayoría se ha rectificado, en vida.

Fecha: 18/01/2012 12:27.


gravatar.comAutor: Carlos

Lamentablemente mientras que gente inteligentes como ustedes sigan llamando errores a violaciones de derechos fundamentales y se contenten con rectificaciones que tardan mas de medio siglo, o continuen esperando por las migajas de una familia real como las de inmigracion, nosotros nunca nos entenderemos. Mientras que se desplome un edificios repleto de familias comunes por falta de atenciones elementales mientras se construyen barrios residenciales para ricos extranjeros a la salida de Varadero con canchas de golf y se le siga llamando errores que se deben rectificar, depues de que varios murieron en el accidente, nosotros no nos podremos entender.
Aunque usted no lo crea o lo pueda concebir, una vez que uno sale de Cuba y conoce la verdadera libertad de andar, escojer, decidir, ganar o perder, pero siempre con la esperanza de echar para delante, no puede nunca volver a entenderse con ustedes y mas bien los compadece.
Yo los entiendo y hasta los respeto, pero jamas podre pensar como ustedes o volver a prescindir de las libertadoes de que gozo hoy.

Fecha: 19/01/2012 10:13.


gravatar.comAutor: Curioso

Piensaszlo mismo cada vez que en muchos países de América latina mueren centenares de personas en una inundación o un deslave, poque nadie se ocupa de protegerlos en lugaress aducuados o de hacerles mejoress viviendas en sitios fuera de riesgo? Piensas lo mismo del naufragio del Costa Concordia donde decenas de personas murieron por descuido de un capitán italiano? Piensas lo mismo de las decenas de muertos por el narcotráfico en México? Piensas lo mismo de los centenares de civiles muertos por las bombas inteligentes o los generosos disparos de los marines fracotiradores? Que generoso eres. Gracias por tus políticas condolencias, pero me parece que si esa libertad que dices disfrutar es capaz de hacer de un hombre una persona que se aprovecha de las desgracias ajenas para politiquear, esa libertad no vale ni un quilo.

Fecha: 19/01/2012 12:32.


gravatar.comAutor: Cien Pies

Coincido plenamente con el senor Carlos,cuando el afirma que una vez que se goza plenamente de la libertad de poder uno disponer libremente de su destino,ya somos otro tipo de persona,muy diferente de cuando viviamos atenidos a que se dipusiera de nuestras vidas al antojo de gente que poco tenia de comun con nosotros,podemos discutir,argumentas incluso pelearnos pero en definitiva ya nunca seremos los mismos,nos hemos acostumbrado a gobernarnos y a tomar decisiones,tal vez equivocadas,buenas o malas pero jamas volveremos al redil,compadecernos eso si de aquellos que sufren y malviven atrapados en un sistema fracasado y sin salida y contrariamente a lo que afirma el caballero curioso,para ver desgracias no hay que mirar fuera de nuestros lares,alrededor sobran tristes problemas,por algo una ciudad como fue la Habana,envidiada en toda la America,se ha convertido en ruinas y despojos,y no vengan con el"contexto especial",la culpa ha sido del sistema y el mal gobierno y por mucho que se apuntale, la ciudad se esta cayendo.Aprovecho tambien para reiterar todo mi respeto por los participantes en este blog,aonque no compartamos los mismos puntos de vista

Fecha: 20/01/2012 10:27.


gravatar.comAutor: Caralinda

Cien pies, parece qiue no te bastan cien patas, porque se ve que hace rato que no vienes a la habana ni camina por ella, es cierto, que hay partes viejas y que tendrán que demolerse, pero si ves a la habana Vieja, sobre todo el patrimonio histórico y cultural, no la puedes reconocer. O ves a Miramar y la quinta avenida y los numerosos hoteles, si, tienes razón, hay una parte muy deteriorada, y también ha habido descuido, pero de ahí a decir que la habana está destruida, bueno, no sé si con cien pies te basten para decir boberías.

Fecha: 20/01/2012 15:57.


gravatar.comAutor: vannesa

Divulgando la verdad del caso de Wilmar Villar.

Pese a todos los esfuerzos realizados por el sistema de Salud cubano, Wilmar Villar Mendoza falleció ayer a las 6 y 45 de la tarde en el hospital Juan Bruno Zayas, de Santiago de Cuba, como consecuencia de una sepsis generalizada.

Wilmar se convirtió así en otra víctima de la manipulación y el juego de la mafia cubano-americana de Miami y a la disidencia, a las que por tal de lograr su propósito no les importa en lo absoluto que alguien muera.

Aunque ahora los enemigos de la Revolución pretenden mostrarlo como un héroe, Wilmar cumplía una condena de prisión de cuatro años por los delitos de desacato, resistencia y atentado.

http://mariacelys.wordpress.com/2012/01/20/wilmar-villar-mendoza-otra-victima-del-odio-contra-cuba/

Al interesarme en la evolución del estado de salud de Willmer Villar Mendoza y después de haber compartido con ustedes algunos detalles de su situación, conversé con el máster Rolando Riera Santiesteban especialista de 2do grado en medicina intensiva y emergencia, jefe de la sala de cuidados intensivos de éste centro hospitalario, quien me puso al tanto del fatal desenlace que ocurrió cuando me encontraba en el hospital Clinico Quinico Quirurgico *Dr Juan Bruno Zayas Alfonso, alrededor de las 6 y 45 de la tarde del dia 19 de enero.

La muerte ocurrió en la sala de cuidados intensivos del mencionado hospital debido a un fallo multiorgánico secundario a un proceso respiratorio infeccioso severo que conllevó a una sepsis generalizada.
Villar Mendoza oriundo del municipio santiaguero de Contramaestre cumplía sanción de privación de libertad desde noviembre del año 2011 y había sido remitido con urgencia a las 5.00 de la mañana del pasado dia 13 de enero del centro penitenciario Aguadores al Hospital Provincial Saturnino Lora al presentar síntomas de una neumonía severa del pulmón izquierdo, recibiendo todas las atenciones para este tipo de afecciones, requiriendo de ventilación y nutrición artificial, fluidoterapia, hemoderivados, apoyo con drogas vasoactivas y antibióticos de amplio espectro de última generación según los especialistas.

El hospital clínico quirúrgico “Juan Bruno Zayas” donde falleció es uno de los centros hospitalarios de mayor nivel en la región oriental y su sala de terapia intensiva cuenta con una gran experiencia en la atención al paciente grave.
Villar Mendoza, residía en el municipio Contramaestre, provincia Santiago de Cuba y cumplía sanción de privación de libertad desde noviembre del año 2011.
Sus familiares más allegados estuvieron al tanto de todos los procedimientos que se emplearon en la atención al paciente, además de reconocer el esfuerzo del equipo médico que lo atendió.

Extraído del blog: Cambios en Cuba: http://cambiosencuba.blogspot.com/2012/01/intentan-manipular-la-muerte-de-wilmer.html

Fecha: 20/01/2012 16:30.


gravatar.comAutor: Carlos

Ya lei tu justificacion en el blog de RPB sobre este otro victima de una huelga de hambre en nuestro pais. El dia 13 de enero ya llevava 45 dias en huelga. No te parece un poco tarde para intervenir?
De todas formas si a ti te hace sentir mejor, pues ni modo.
Aqui van estas palabras de Fidel Castro sobre los que hacen huelgas de hambre por una idea. A mi me parece genial como casi todo lo que "dijo" El senor Castro.

¡TIEMBLEN LOS TIRANOS ANTE HOMBRES QUE SON CAPACES DE MORIR POR SUS IDEAS, TRAS 60 DIAS DE HUELGA DE HAMBRE! AL LADO DE
ESTE EJEMPLO ¿QUE FUERON LOS TRES DIAS DE CRISTO EN EL CALVARIO,
SIMBOLO DURANTE SIGLOS DEL SACRIFICIO HUMANO? ¡ES HORA DE PONER FIN, MEDIANTE LA DENUNCIA Y LA PRESION DE LA COMUNIDAD MUNDIAL, A ESA REPUGNANTE ATROCIDAD!

FIDEL CASTRO 18-08-1981.

Fecha: 20/01/2012 20:52.


gravatar.comAutor: Joel

Lamentable, pero no me parece que sea víctima, en todo caso, el huelguista de hambre se autovictimiza: eligió esa vía. Por otra parte, para matizar la cita de Fidel Castro habría que explicar a qué hombres se refería Fidel Castro, por qué eran capaces de enfrentar la muerte, y decir por qué el nuevo "martir" arriesgó su vida. Qué pedía, qué reclamaba. No parece que haya afinidad entre Villar y los que se refiere Fidel Castro. No cuadra. Además, tengo la impresión que Villar eligió ese camino porque pensó que saldría vivo. No sé, la historia es más complicada que el uso de unos términos románticos para explicar ese hecho, lamentable, desde luego.

Fecha: 21/01/2012 08:30.


gravatar.comAutor: Gobierno cubano

A las 18:45 horas del 19 de enero falleció en Santiago de Cuba el recluso común Wilman Villar Mendoza, en la sala de cuidados intensivos del hospital Clínico Quirúrgico “Doctor Juan Bruno Zayas”, a causa de fallo multi-orgánico secundario a un proceso respiratorio séptico severo, que llevó al paciente a un shock por sepsis.

Esta persona había sido remitida con urgencia el pasado 13 de enero del centro penitenciario “Aguadores”, al hospital provincial “Saturnino Lora”, al presentar síntomas de una neumonía severa del pulmón izquierdo, recibiendo todas las atenciones para este tipo de afecciones, aplicándosele ventilación y nutrición artificial, fluidoterapia, hemoderivados, apoyo con drogas vasoactivas y antibióticos de amplio espectro de última generación.

El hospital clínico quirúrgico “Juan Bruno Zayas”, donde falleció, es uno de los centros hospitalarios de mayor nivel en la región oriental y su sala de terapia intensiva cuenta con una gran experiencia en la atención al paciente grave.

Villar Mendoza residía en el municipio Contramaestre, provincia Santiago de Cuba y cumplía sanción de privación de libertad desde el 25 de noviembre del año 2011, por los delitos de Desacato, Atentado y Resistencia.

El hecho por el que fue sancionado se produjo durante un escándalo público en el que agredió y provocó lesiones en el rostro a su esposa, ante lo que su suegra solicitó la intervención de las autoridades y al acudir agentes de la PNR se resistió y los agredió.

Sus familiares más allegados estuvieron al tanto de todos los procedimientos que se emplearon en su atención médica, además de reconocer el esfuerzo del equipo de especialistas que lo atendió.

En relación con este hecho, desde hace varios días agencias de prensa extranjeras, en particular de Miami, vienen promoviendo una intensa campaña internacional difamatoria, en contubernio con elementos contrarrevolucionarios internos, que presentan a Villar Mendoza como un supuesto “disidente” que falleció tras realizar una huelga de hambre en prisión. Al respecto se disponen de abundantes pruebas y testimonios que demuestran que no era un “disidente” ni estaba en huelga de hambre.

Wilman Villar después de haber cometido el delito, por el cual fue procesado en libertad, comenzó a vincularse con elementos contrarrevolucionarios en Santiago de Cuba, quienes le hicieron creer que su presunta pertenencia a los grupúsculos mercenarios le permitiría evadir la acción de la justicia.

Cuba lamenta la muerte de cualquier ser humano; condena enérgicamente las burdas manipulaciones de nuestros enemigos, y sabrá desmontar esta nueva agresión con la verdad y la firmeza que caracteriza a nuestro pueblo.


Fecha: 21/01/2012 12:36.


gravatar.comAutor: DesdeUSA

TRES PRESOS MUEREN EN INCIDENTES RELACIONADOS CON LA HUELGA DE HAMBRE EN CALIFORNIA
En noviembre de 2011, terminó con tres presos muertos la segunda vuelta de una huelga de hambre masiva de prisioneros en California. Ellos estaban en huelga desde el 22 de septiembre y finalmente murieron. Johnny Owens Vick y otro preso fueron confinados a la Unidad Especial de Seguridad de Pelican Bay. Hozel Alanzo Blanchard se encontraba recluido en la Unidad de Segregación Administrativa de Calipatria (ASU).
Según los informes de los presos que estaban alojados en las celdas vecinas y que fueron testigo de la muerte de estos hombres, los guardias no dieron asistencia a los presos de Pelican Bay ni a Blanchard, y en el caso del prisionero de Pelican Bay aún no identificado, al parecer, los guardias deliberadamente ignoraron sus gritos de auxilio por varias horas hasta que finalmente llegaron a su celda, y en ese momento ya estaba muerto.
“Es completamente despreciable que funcionarios de la prisión conscientemente pudiera permitir a alguien atentar contra su propia vida y dejarlo morir”, dijo Dorsey Nunn, Director Ejecutivo de Servicios Legales para Niños en Prisión. “Estos muchachos estaban pidiendo ayuda, sus compañeros de prisión pidieron ayuda, y los guardias, literalmente, se limitaron a observar que esto sucedía”.
Los familiares de los fallecidos, así como sus abogados defensores, tienen dificultad para obtener información acerca de los tres hombres y las circunstancias de sus muertes. El Departamento de Corrección y Rehabilitación (CDCR) está obligado a hacer una autopsia en casos de muertes sospechosas y está obligado a hacer un informe anual sobre todas las muertes en el sistema.
Miembros de la familia han dicho que sus seres queridos, así como muchos otros presos que participaron en la huelga de hambre, recibían graves represalias en su contra con acciones disciplinarias y amenazas. La familia de Blanchard ha dicho que él sentía que su vida estaba amenazada y tenía dos llamamientos de emergencia pendientes ante la Corte Suprema de California en el momento de su muerte.
“Es un testimonio de las terribles condiciones en las que los reclusos viven, al punto de que tres personas se suicidaron en el último mes”, dijo Laura Magnani, Directora Regional de la American Friends Service Committee. Ella también señaló el gran número de víctimas que deja las huelga de hambre en los prisioneros, a pesar de algunas aparentes victorias. “Prisioneros de estas cárceles de California tienen una tasa mucho más alta de suicidio que los de la población en general”, aseguró.
La huelga de hambre de septiembre, en la que participaron al menos 12.000 prisioneros en al menos 13 prisiones del estado, se organizó en torno a cinco principales demandas relacionadas con poner fin a las prácticas de castigo en grupo, a los largos plazos de confinamiento solitario, y a los abusos para la validación de los presos y la solicitud de información.
“Si el público y los legisladores no continúan presionando a la CDCR, el Departamento podría fácilmente barrer todo esto bajo la alfombra”, dijo Emily Harris, Coordinadora Estatal en California de la organización United for a Responsible Budget. “Estas muertes son evidencia de que la idea de la rendición de cuentas se ha perdido por completo entre los funcionarios de prisiones de California.
Nota al margen
El 3 de enero de este año, hace poco más de dos semanas, murió también tras una huelga de hambre una mujer de 52 años, Lyvita Gomes, quien se encontraba detenida en una cárcel de los suburbios de Chicago. Gomes, de origen indú, que había estado viviendo en un hotel de Vernon Hills, fue arrestada el 14 de diciembre después de que se ausentara a una cita en la corte. Una nota en The Huffington Post da cuenta del hecho, pero ni a la Casa Blanca, ni al Departamento de Estado le preocupó qué ocurrió con esta mujer, y muchísimo menos, qué paso con los tres huelguistas de California.

http://prisonerhungerstrikesolidarity.wordpress.com/

Fecha: 21/01/2012 12:49.


gravatar.comAutor: Carlos

Gracias por la nota! ya me siento mucho mejor al saber que los gringos dejaron morir a 4 presos comunes y Margaret Thacher a 11 terroristas del IRA. Eso pone las cosas en perspectiva y justifica las muertes en Cuba. Gracias!

Fecha: 24/01/2012 11:30.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris