Facebook Twitter Google +1     Admin

CRÓNICA DE UNA NOCHE ANUNCIADA

20111210041307-saul.jpg

Luis Sexto

Apostillas ingenuas

No vi los fuegos artificiales echados a la noche, más oscura entonces por el norte aguado y frío que caracterizó el 9 de diciembre.  No sé  si desde 12, 5 millas, podrían verse  desde el muro del Malecón habanero  los artificios luminosos con que Ramón Sául Sánchez ha pretendido llamar la atención del mundo, sobre la violación de los derechos humanos en Cuba. ¿Los habrá visto el Consejo de Seguridad de la ONU? ¿Y la OTÁN los habrá visto?

A decir verdad, el Consejo de Seguridad  ha demostrado carecer de ojos. Ve por los empeños geopolíticos de los Estados Unidos. Y el humo que aún echan las ruinas de Libia le impide ver a la OTAN. Pero no les hace falta. Ramón Saúl Sánchez y su grupúsculo de pescadores nocturnos no necesitan que nadie los vea. Quieren provocar un incidente para que el gobierno norteamericano les abra la entrada triunfal en La Habana, sin exponer al  Movimiento Democracia que los mantiene con un buen pasar en Miami. Quieren venir.  Se han puesto viejos y añoran la tierra donde nacieron y apenas trabajaron, como tampoco trabajan en el exilio. Porque el exilio es para eso: para vivir  haciendo los cuentos de los peligros pasados.  Porque de peligros presentes, nada. Para eso, que los yanquis envíen varios drones. Nosotros solo les ofrecemos el pretexto. El nuevo Maine, o el nuevo Pearl Harbor.

Lo intentaron el 24 de febrero de 1996 al violar  dos avionetas el espacio aéreo cubano.  Hasta ese momento habían sobrevolado a La Habana varias veces, arrojando volantes. Como mosquito en casa propia, se adentraron en cielos cubanos y se fragmentaron  lamentablemente como volutas de fuegos no artificiales.  Lamentablemente. Pero el que se defendió no pudo ser el culpable, sino el que atacó e intentó burlarse de la dignidad de un país, un pueblo y un gobierno. La Fuerza área Revolucionaria tuvo que pararlos.  

No creo, sin embargo, que los cuatro o cinco yates de buen vivir, al pairo  a 12,5 millas de Cuba  vayan a correr el riesgo de perder el seguro porque sus dueños no puedan reclamarlo.  

Ramón Saúl Sánchez y sus adjuntos no van a exponerse. Ni siquiera  cuando era uno de los hombres duros  en la Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU). Esta organización, dirigida por un hombre fe y malo, Orlando Bosch, ejecutó más de 90 ataques contra instalaciones cubanas en varios países. Incluso,  la voladura de un avión sobre  aguas de Barbados, donde murieron 73 personas. Habitualmente,  las posibilidades de salir vivo de cada acción eran superiores al ciento por ciento.

Ahora pienso que el  weekend nocturnal y caribeño  del 9 de diciembre es una manera cómoda de gastar la parte del dinero que les toca  a los aguerridos marineros de Ramón Saúl de los 20 millones de dólares aprobados por Obama para subvertir el orden en Cuba. Ah, si supiera el presidente norteamericano en qué se gasta… Lo que les sobra  luego del paseo será, pues, para mantener los yates y entretener el ocio de la guerra ficticia en que  entretienen sus días en tierra ajena.

Yo empezaría a reconsiderar mi postura y mi opinión  sobre el exilio duro de Miami si tuviera la certeza de que entre esos grupos de veteranos de maniobras dominicales  en los Everglades o en el terrorismo sin riesgo, hay a un hombre honrado. Uno solo. Como  diez  justos en Sodoma.  

Repito: no vi los fuegos artificiales, ni comprobé si se vieron desde el Malecón. No me interesaron. Pero mi curiosidad tiene ansiedad por saber en que yate estaba Ramón Saúl Sánchez: ¿En el de más atrás?  ¿Y cómo habrá pasado la noche en su breve flotilla de almirante sin cañones ni mar? Tal vez, hizo lo mismo que Basulto, cuando echó a sus hermanos de rescate hacia los cielos de Cuba y él, prudentemente se quedó atrás. Es que Ramón Saúl sabe, como  Basulto, que los mártires no cobran.

 

09/12/2011 23:09 Luis Sexto #. Política

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Demetrio

No vale la pena emborronar cuartillas

Fecha: 10/12/2011 07:37.


gravatar.comAutor: Hermenegildo

Bueno por lo que hemos leido en el Herald y en los blogs desde Cuba(no gubernamentales),el show de luces fue disfrutado por toda la Habana que acudio al malecon a presenciarlo,y para colmo del ridiculo hemos sabido que los segurosos montaron un dispositivo para impedir que la gente viera las luces que fueron captadas por centenares de camaras instaladas en moviles personales,las luces de la libertad y democracia no pasaron desapercibidas,ahora desde este momento los fuegos artificiales seran estrictamente prohibidas y considerads armas de subversion,..Saul la partiste!

Fecha: 10/12/2011 07:55.


gravatar.comAutor: Eusebio

Oiga senor sexto,si no vio las luces fue porque no quiso mirar,porque por lo que se aprecia en las fotos de los diarios,el show luminico te lo pusieron encima de la cabeza,acaso tendra ud cataratas?

Fecha: 10/12/2011 08:50.


gravatar.comAutor: Sexto

Lo dije en mi post: no fui al malecón a ver ese show estúpido. Prefiero ver los fuegos artificiales del primero de enero, cada año, o cuando industriales gana el campeonato de pelota. Esos los veo desde el balcón de casa. Mire usted, ir yo en medio de la lluvia a exponerme a un catarro para ver lo que en sí es un modo de botar tiempo y dinero, ajeno, claro está. Por lo demás, cuando salga a la calle y vea a pesonas de confianza -para mí ni el Herald ni los blogueros no oficiales son gente de confianza- preguntaré para enterarme por mera curiosidad de periodista. Tengo muchos amigos cuyos balcones dan al mar. Ahora bien, sin ánimo de ofender, ni echar guapería criolla, si Ramón Saúl Sánchez viniera con un M2 yo lo estuviera esperando en el malecón. De verdad, pero con un AK. ?De acuerdo?

Fecha: 10/12/2011 10:09.


gravatar.comAutor: El vigía

Negaron dese el p`rincipio que no era una provocación. El Herald sin embargo reconoce que fue una provación. En un pie de foto de su página ddicada a Cuba dice:
"Una flotilla de exiliados cubanos lanzó al cielo brillantes fuegos artificiales el viernes a apenas unas 13 millas de las costas de La Habana, en una desafiante muestra de apoyo a los disidentes de la isla que están luchando por la democracia y los derechos humanos."

Read more: http://www.elnuevoherald.com/cuba/#navlink=navbar#ixzz1g8qiPvPa

Fecha: 10/12/2011 10:25.


gravatar.comAutor: Pedroso

Última Hora: Pirotecnias miamenses no iluminan el Malecón

Por Aurelio Pedroso, Porgreso semanal

Diciembre 9 de 2011

Cuando no se piensan bien las cosas y obviamos los pronósticos meteorológicos, cualquier empresa nos puede conducir al mayor de los fiascos. Y es lo que acaba de suceder con la tan anunciada flotilla de “Luces para la libertad” que desde aguas internacionales no lograron el efecto que esperaban de ser visibles nada más ni nada menos que toda la costa occidental de la isla gracias a la eficiencia de menos de diez embarcaciones.

Un mal tiempo con dos lecturas. La primera, relacionada con el clima, mientras que la segunda, vinculada al tiempo histórico, porque payasadas de esta naturaleza no conducen a ningún sitio en los momentos que vive Cuba.

Se aprecian más luces durante los días de mar en calma y cielo estrellado cuando la gente aquí sale en sus botecitos, algunos de remos, a pescar en el litoral, que esta anunciada noche en que esforzando la vista no vislumbrábamos asomos de fuegos de artificio.

Ignoro a cuánto ascendió la factura de la pirotecnia y quiénes, en medio de la crisis soltaron billetes de varias denominaciones para tan “patriótico” espectáculo. En buena ley de honestos, el dinero debe ser devuelto cuanto antes a los que apostaron a que con un enérgico volador rompiendo el espacio hasta más de mil pies de altura, la población habanera se lanzaría indetenible a las calles a ritmo de cazuelas.

El episodio que acabo de vivir desde un privilegiado “penthouse” que domina gran parte del la costa habanera hubiera servido de argumento para aquel memorable humorístico ya desaparecido de la televisión cubana: San Nicolás del Peladero. Los de Guamuta atacando psicológicamente a los de San Nicolás o viceversa. Para el caso es lo mismo. Y es que desde ambas orillas se agotaron los argumentos con tantas palabras y pareceres.

Una de las más tristemente simpáticas desde La Habana fue esa de que tanto fuego podría intranquilizar a la ciudadanía, como si esta ciudad fuese una gran sala de tratamiento psiquiátrico a ex pirómanos que se nos alteran los nervios con tanta metralla, como ocurre en mi natal Remedios en época de Parrandas. Y desde allá, pues que bastaba con tirar un anzuelito en la costa occidental para ver ese asombroso resplandor libertario.

Los asiduos a la barra más grande del mundo, –el Malecón habanero con sus más de siete kilómetros de largo-, ni se portaron por allí la noche de este viernes a consecuencia del impertinente oleaje y la díscola llovizna que impiden desde una caricia hasta el sostén de una botella de ron peleón sobre el muro de concreto. Entretanto, los que fueron convocados por la oposición tuvieron que conformarse con esporádicas y escurridizas iluminaciones de algún lejano auto, sin descontar diversos incidentes violentos con agentes policiales plantados allí desde horas tempranas para frustrar cualquier intento de revuelta.

Fuentes de todo rigor me contaron que muchos opositores no lograron alcanzar la calle al impedírseles la salida. Fue el caso de las Damas de Blanco. De igual modo, la avería de la cámara de la agencia AP durante un incidente que los colegas pretendían filmar.

Mírese como se mire, el episodio del Movimiento Democrático, resultó intrascendente amén de un tanto ridículo y propagandístico porque a diez de últimas para protestar en las calles de La Habana en la víspera del Día internacional de los Derechos Humanos no se precisan de artificios luminosos para que condicionen que cada cual diga o grite lo que piense, desee y tenga con qué hacerlo. Las protestas importadas no son genuinas.






Fecha: 10/12/2011 11:15.


gravatar.comAutor: Carlos

"...se adentraron en cielos cubanos y se fragmentaron lamentablemente como volutas de fuegos no artificiales..." (Que ironia mas fuera de lugar) "...Lamentablemente. Pero el que se defendió no pudo ser el culpable, sino el que atacó e intentó burlarse de la dignidad de un país, un pueblo y un gobierno. La Fuerza área Revolucionaria tuvo que pararlos..."

Don Luis, jamas pense que usted pudiese justificar el uso exesivo de la fuerza bruta contra dos avionetas desarmadas. De que se defendio? de octavillas de papel, misiles contra octavillas? Que dignidad se esta defendiendo cuando se le teme a la palabra!

Pedroso usted es un cinico al decir "...Los asiduos a la barra más grande del mundo, –el Malecón habanero con sus más de siete kilómetros de largo-, ni se portaron por allí la noche de este viernes a consecuencia del impertinente oleaje y la díscola llovizna que impiden desde una caricia hasta el sostén de una botella de ron peleón sobre el muro de concreto..."

Usted sabe bien que la seguridad acordono 5 kilometros de los 8 que tiene el malecon y mas de 150 opositores fueron arrestados. Precisamente en la vispera del aniversario de la ploclamacion de los derechos humanos.

Ustedes todos estan enfermos!

Yo considero que Saul Sachez es un payaso como lo fue Basulto, ademas de pendejo. Pero el hecho en si de navegar en lanchas privadas, en aguas internacionales, sin violar las aguas de Cuba, no le hace dano a nadie. Ahora, ademas de a las palabras, tambien le temen a las luces?

Que pobre gente!

Fecha: 10/12/2011 18:40.


gravatar.comAutor: Sexto

Don carlos: De ironías estamos nosotros etambién llenos de cicatrices. Ahora bien, si dos avionetas procedentes de Cuba hubieran violado los cielos de los Estados Unidos repetidamente y alguna veces hubieran tirado octavillas y filmado el movimiento de las personas en las calles, no dudo que un par de Phanton hubieran salido para derribarlas. No, don Carlos. No somos niños para que se nos trate como niños. De verdad.La inocentada de Ramón Saúl Sánchez era, en esencia, un modo de provocar algo parecido. Nadie emplea dinero y recursos, incluso tiempo y se expone a un naufragio sobre mar tormentosa si no busca un resultado que valga la pena. No me reproche usted que yo defienda mis ideas.

Fecha: 10/12/2011 20:42.


gravatar.comAutor: López Gil

Seór carlos, por qué usted llama cínico a Pedroso. usted estaba en la habana para saber si el malecón estaba apto para pararse a su lado. Yo no vi ese cordón policiaco. En todo caso eran policías pasado por agua, Debem estar todos con gripe, uno se da cuenta que lo que pasa aquí es lo que usstedes quieren creer que pase, no lo que pasa. Bonito dilema el de ustedes, por eso llevan tanto tiempo esperando, si apuntan al morro le dan a la cabaña

Fecha: 10/12/2011 20:52.


gravatar.comAutor: Manolo

Amigo Lopez Gil si te hubiese parado en el malecon esa noche,los segurosos seguro que te hubieran pateado el trasero y despues te habrian preguntado quien eres,el dia 10 de diciembre es el dia en que todo lo tienen permitido,por lo demas decir que esl malecon es la mayor barra del pais y posiblemente del mundo entero es evidencia en boca de ustedes del grado de descomposicion que existe en nuestro pais donde el alcoholismo adquiere niveles sin paralelos en otros paises ,eso lo heredamos de nuestros preceptores sovieticos,oiga que miedo tienen eso de acoredonar el malecon es algo inaudito,con razon el senor Sexto se le presento el conveniente flu
invernal

Fecha: 10/12/2011 21:37.


gravatar.comAutor: El Morro

Cuanta pendejada. Claro que nada se pudo ver. Trece millas fuera de la costa son casi 20 kilómetros, y nadie puede ver eso más allá de la línea del horizonte que son unas cinco millas. O qué carajo nos pasa. No estudiamos geografía y la curvatura terrestre.

Fecha: 11/12/2011 22:31.


gravatar.comAutor: La cabana

Que bueno que estudiaste tanta geografia, asi cuando pasees por tu geografia,podras darte gusto recreandite en los potreros cundidos de marabu,las ruinas de los antiguos centrales azucareros,las vacas remanentes,muriendose de flacas,las carreteras convertidas en terraplenes,las lineas sin trenes,las terminales sin guaguas y la gente llena de piojos,con cagaleras por la giardias,sin medicinas,ni medicos en los policlinicos,mucha hambre en el rostro de los que hoy son unas ruinas fisicas y ayer fueron personas,un pais lleno de zombies por culpa del imperialismo y de las medicinas vencidas que le dan a la gente,y eso solo tiene un nombre se llama OBAMA,si entre los nuevos zombies que han resusitado te encuentra a Orfilio que te trate las cataratas

Fecha: 12/12/2011 11:14.


gravatar.comAutor: El Morro

Cabaña: Te vas por la tengente. Y acudes a los mismos lugares comunes. Desde cuándo tú no paseas por Cuba? Pero no me interesa esa bobería que si esto o aquello está destruido. Eso es también obra de USA.Lo básico es que Cuba está en pie y ustedes no pueden tomarla. pero dime si geográficamente es posible que los cubanos vieran desde el Malecón los fueguitos del Ramón Saúl. Eso lo pasaste por alto. Pero si lo vieran qué. Qué mansaje podría recibir el pueblo común. Quizás hubiera pensadoel cubano transeúnte : o hay un naufragio o son unos borrachoso comiendo mierda en medio del frente frío. Otra cosa no hubieran podido pensar. Pero ya te lo digo: la geografía y la curvatura terrestre lo impidieron. Que de devuelvan el dinero.

Fecha: 12/12/2011 18:27.


gravatar.comAutor: Carlos

Caballero, acaben de aterrizar; quien dijo que en esta epoca de globalizacion informativa y mediatica se necesita estar en Cuba para saber lo que pasa alla?
Ustedes se pasan la vida hablando de lo que pasa aqui sin siquiera la quinta parte del acceso a internet que tenemos nosotros y esta bien es su derecho. Pero paren de recriminar que nos fuimos hace tiempo y que no conocemos lo que sucede alla, porque no es cierto.
La frase comun de todo el que visita a la isla, y aqui todos tiene a alguien que la frecuenta , es "aquello esta cada vez peor" Esos que van y vienen no son los viejos exiliados, ni republicanos, ni enemigos de la revolucion, son los nuevos emigrantes como ustedes dicen, y todos dicen lo mismo: que Cuba se esta cayendo a pedazos.

Fecha: 15/12/2011 09:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris