Facebook Twitter Google +1     Admin

POLITIZACIÓN Y DESPOLITIZACIÓN EN CUBA

 Diversidad de enfoques y opiniones caracterizó el debate sobre “Politización y despolitización en la cultura contemporánea”, en el último jueves, correspondiente al mes de junio, espacio ya tradicional convocado por Temas y  moderado por el politólogo Rafael Hernández, director de esa revista trimestral  especializada en cultura, ideología y sociedad.

 En el transcurso de dos horas y ante un  centenar  de asistentes al Centro Cultural del ICAIC, un panel compuesto por Marcela González, investigadora del Centro de Estudios Sociopolíticos y de Opinión Pública; el jurista y profesor de filial  universitaria  Julio A. Fernández; el periodista Luis Sexto, y el cantautor Tony Ávila respondieron las preguntas que el moderador les formuló en tres momentos  para centrar la discusión en los conceptos titulares del debate, y su incidencia en las diversas generaciones presentes hoy en Cuba, además de la  influencia de  instituciones como la familia, la escuela, las iglesias  en la politización o despolitización de la sociedad cubana.

 Si bien los panelistas coincidieron en que la sociedad cubana no está esencialmente despolitizada, algunos sostuvieron que este fenómeno también se aprecia. Particularmente en sectores juveniles, existe otro modo de expresar la política que no se inserta en lo que Luis Sexto denominó ritual político, es decir, en el predominio de actos y consignas que se realizan o pronuncian de modo maquinal. En ese sentido, este panelista añadió que él apreciaba despolitización en la generalidad de la sociedad, porque existe una contradicción  entre lo que se decía sostener y el comportamiento ético, incluso de los trabajadores. “Si la política tiene su fundamento clásico en la honradez, la ya reconocida pérdida de valores morales acusa una reducción de las actitud política”. No por ello, aclaró, puede afirmarse en verdad que la sociedad cubana viva en un caos o en la indiferencia.

 Por su parte, la investigadora Marcela González estableció una relación entre los conceptos de politización y cultura política, alegando que en la mayoría de la sociedad cubana se aprecia una posición política de compromiso con la Revolución y por la unidad en la defensa del poder conquistado. Sin embargo, añadió, hay personas que se declaran apolíticas, aunque exponen criterios en relación con el gobierno y asumen actitudes de participación en actividades sociales con significación política. En su opinión es minoritaria la presencia de sujetos que se mantienen realmente ajenos a los acontecimientos que alrededor de este tema se generan en la vida diaria. Resultó polémica su posición de relacionar los aspectos de la política con las clases sociales y el Estado.

 El profesor Julio Antonio Fernández consideró que el desprecio o desconocimiento del derecho evidencia despolitización, porque la legalidad de una República depende de una ciudadanía protagónica, y en este sentido es muy preocupante el desuso de la Constitución cubana y la participación no responsable.

 El cantante y autor Tony Ávila demostró cómo la politización en la cultura se expresa mediante el compromiso crítico, e interpretó su canción “Mi casa.cu”, muy aplaudida, en que la letra describe los cambios inevitables de una casa para su mejoramiento, estableciendo analogías muy claras con la realidad cubana.  Para Ávila,  el deterioro material del llamado Período especial, a partir de 1990, ha influido en cierta despolitización, específicamente  entre los jóvenes.

 Durante el debate, una docena de asistentes comentaron el tema en debate y las intervenciones de los panelistas,  y formularon preguntas, a veces polémicas,  que el panel respondió en sus formulaciones más generales, dentro de una atmósfera democrática y de respeto a la diversidad de opiniones. Ante un planteamiento sobre la abjuración de las ideologías por parte de muchos jóvenes decepcionados,  algunos panelistas comentaron que abjurar de una ideología significa asumir otra, pues en el mero acto de rechazarla está presente un impulso ideológico.

 Los panelistas se refirieron al papel politizador de instituciones como la familia, la escuela, las iglesias. Coincidieron en que la escuela y la familia no cumplían cabalmente esa tarea, como resultado del daño sufrido por estas instituciones en los últimos años.

 

07/07/2011 22:28 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris