Facebook Twitter Google +1     Admin

TIBURON SE MOJA, “PERO NO SALPICA”

20110419224547-cason-9marzo.jpg

Por Fray Antorcha, desde Miami

El caso de Cason 

Cazón. Si así sonara su apellido en español seria entonces como el nombre de un tiburón todavía pequeño. Pero este es otro  tipo de escualo, adulto, de los que se mojan, pero no salpican: a sus serviles seguidores, guatacas y creyentes de falsas promesas.

En Cuba ofreció pastelitos, croquetitas, sandwichitos, Coca-cola y tal vez algún güisquicito, pero platica no, ni se trajo con él a ningún patriota, o dio techo alguno a los que han venido por su cuenta sin tener a donde ir.

Fue Jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, entre los años 2000-2005, donde creé grandes innovaciones durante su mandato, con el propósito de llevar a feliz término la tarea encomendada de defender las políticas de su gobierno: que si los derechos humanos, que si la democracia, que si aquello mas lo otro, blablablabla.

Realizó algunas innovaciones, no se le puede negar, como la de colocar un  numero 75, en reclamo a la liberación de igual numero de opositores detenidos en el 2003, en la puerta principal del edificio diplomático; y una pantalla electrónica en un costado del mismo inmueble, idéntica a la de Times Square, en Nueva York, con noticias constantes.

Y el Gobierno cubano le repostó con un sin fin de astas de banderas negras, como símbolos de los mártires  causados por las agresiones de su país, sembradas en lo que se denominó la tribuna popular antiimperialista, frente al costado de su edificio.

 Pero sin dudas su mejor trabajo no fue el de representante de la diplomacia estadounidense, que en cualquier parte del mundo tiene el objetivo de buscar el acercamiento entre dos naciones. Y ello lo demuestra lo que muchos expertos en asuntos cubanos han expresado también, que su política de línea dura típicamente  propagandística no fue vista con muy buenos  ojos en Washington.

 De lo que trató fue de añadir meritos a su larga carrera. Y quizás por ello fue enviado “como premio” al Paraguay, donde no existe un régimen comunista, de los que el odia. Probablemente su misión era, la de sustituir el guaraní, el lenguaje autóctono de los indígenas por el inglés, o improvisar nuevas cenas de honor a los opositores al gobierno de Lugo.

 

Según expresó Philip Brenner, profesor de asuntos Internacionales, en la Universidad  Americana de Washington, DC., quien observa de cerca la situación cubana, “Cason  vio cuáles eran los métodos  a seguir por el entonces –alcohólico—residente de la Casa Blanca George W. Bush e imitó las mismas payasadas, con lo cual lo único que consiguió fue fortalecer más al gobierno de la Isla”.

 Por supuesto, él no esta de acuerdo. “Lo que hice—afirma-- fue apoyar la labor de los disidentes, los que estaban casi completamente satisfechos con mi trabajo”. Ni siquiera estuvo seguro de si todos los disidentes estaban de acuerdo con él.

 Y como parece que el gobierno se cansó de tenerlo por el mundo metiendo la pata constantemente, acaba de pasar a una política de menor rango, pero en la que si hay mas billete. Fue recientemente electo alcalde de Coral Gables, la cual tiene titulo de “Ciudad Especial”,  con policía cuyos autos así se identifican “Police of Coral Gables”. Pero también con impuestos superiores por las cantidades de ingresos que reciben la mayoría de sus habitantes. En definitiva ese no es el punto. En lo adelante se sabrá, quién es verdaderamente Cason. Si un fracaso total para la política exterior o un brillante sin pulir para asuntos caseros. Me inclino a pensar que para ninguno de los dos. Vamos a ver cómo se desarrolla en su puesto número 20 de trabajo, desde que comenzó a pasear—perdón--, a trabajar.

         

19/04/2011 17:45 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris