Facebook Twitter Google +1     Admin

EN RESPUESTA A UN RECLAMO HUMANITARIO

Media en Cuba la Iglesia Católica

Así lo reconoce tanto el arzobispado como las Damas de Blanco

LA HABANA, domingo, 22 de agosto de 2010 (ZENIT.org).- La Iglesia en Cuba está mediando entre los familiares de los presos y las autoridades en respuesta al reclamo humanitario de esas familias, ha aclarado una nota de prensa difundida este viernes por el arzobispado de La Habana.

El comunicado fue avalado poco después por una las Damas de Blanco, que calificaron de "positiva" la mediación de la Iglesia para la excarcelación de sus familiares presos políticos, y tomaron distancia de una dura crítica, realizada por disidentes cubanos en una carta abierta al Papa.

La aclaración, en la que el arzobispado deja claro que en ningún momento su actividad es política, tiene lugar "debido a la indignación generada en un número de fieles católicos que han conocido en las últimas horas" el contenido de la carta abierta dirigida al Santo Padre Benedicto XVI, "de contenido ofensivo para con la Iglesia en Cuba".

"Cuando la Iglesia aceptó la misión de mediar entre los familiares de los presos o damas de blanco, y las autoridades cubanas, sabía que esta mediación podría ser interpretada de las más disímiles maneras y provocar diversas reacciones: desde el insulto y la difamación, hasta la aceptación y el agradecimiento. Permanecer inactiva no era una opción válida para la Iglesia por su misión pastoral", aclara la nota.

"La acción de la Iglesia a favor del respeto a la dignidad de todos los cubanos y la armonía social en Cuba no comenzó hace veinte años, y ha sido una acción que no se ha apoyado, ni se apoyará nunca, en tendencias políticas, ni en las del gobierno ni en las de quienes se le oponen, sino en su misión pastoral", subraya.

El arzobispado asegura que "la Iglesia en Cuba no desviará su atención de aquello que la motivó a actuar en este proceso: el reclamo humanitario de familias que han sufrido por el encarcelamiento de uno o más de sus miembros".

"Esto es algo que conoce muy bien el Papa Benedicto XVI -sigue diciendo el comunicado--. Vale la pena recordar lo expresado hace unas semanas por el padre Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede: ’El papel crucial asumido en el proceso de diálogo cubano por el cardenal Ortega Alamino y por monseñor Dionisio García, presidente del episcopado, ha sido posible por el hecho evidente que la Iglesia católica está profundamente arraigada en el pueblo y es intérprete atendible de su espíritu y de sus expectativas’".

"No es una realidad extraña, no escapa en los tiempos de dificultad -seguía diciendo el director de la Oficina de Información de la Santa Sede--. Carga con los sufrimientos y trae esperanza, con dignidad y con paciencia, sin servilismo pero también sin tratar de aumentar las tensiones ni de exacerbar los ánimos, al contrario, con el compromiso constante de abrir caminos a la comprensión y al diálogo".

La Santa Sede , agregó el padre Lombardi, "apoya a la Iglesia local con su solidaridad espiritual y con su autoridad internacional".

En este sentido, " la Santa Sede se ha declarado siempre en contra del embargo, y por lo tanto solidaria con los sufrimientos del pueblo, y dispuesta a apoyar toda perspectiva de diálogo constructivo... con paciencia, se han hecho importantes progresos en esta dirección. Todos deseamos que el camino continúe".

Por su parte, Berta Soler, una de las representantes de las Damas de Blanco ha declarado: "Respetamos las opiniones que pueda dar cualquier persona sobre la Iglesia Católica. La nuestra es que, como mediadora, está haciendo todo lo que ha podido hacer por la libertad de nuestros hombres".

"La Iglesia está haciendo lo que realmente debe hacer una Iglesia: estar al lado de las personas que sufren, de las personas que están presas y de lo está haciendo, el resultado ha sido positivo", añadió.

 

(Nota del autor del  blog: Este periodista, con el respeto y acatamiento que le profesa a la Iglesia Católica, en cuyo seno se educó mediante las escuelas de los Padres Salesianos y en cuyo seno permanece espiritualmente, estima pertinente que en el proceso de liberación de los reclusos que desde 2003 cumplían prisión por atentar contra la estabilidad del Estado cubano, hay que tener en cuenta también  la voluntad política del Gobierno de Cuba, que ha sido muy anuente ante la mediación y las solicitudes de la Iglesia. Como no ignoramos,  la visión unilateral se aparta del recto juicio, aunque de cualquier forma, mi aclaración es a título personal y solo añade un parecer a la información que reproduzco arriba. Luis Sexto)

 

 

 

23/08/2010 19:30 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris