Facebook Twitter Google +1     Admin

QUERER NO ES PODER

20100524151906-images2.jpg

Por Luis Sexto

En 1987, en la península de Guanahacabibes, región occidental de Cuba, conocí a esta anciana centenaria

El automóvil se detuvo a unos cien metros del bohío. Francisca Paula  todavía estaba en la cama. Ahorita se levanta -dijo María, la hija mayor, mientras intentaba ordenar la casa que en su desgaste parecía suplicar la presencia de manos jóvenes para remendar las paredes y renovar el guano del techo.

No lo esperaban. El cronista habían llegado allí  porque, procedente de Pinar del Río, una noticia circuló por La Habana citando, segura, cifras y fechas que adjudicaban implícitamente  la  primogenitura nacional a Francisca Paula Álvarez Quílez. Según los datos, debía entonces sumar 118 años.

Llegar a aquel sitio  hubiera significado una aventura tres décadas antes. En ese tiempo el valle de San Juan, en la Península de Guanahacabibes, permanecía amurallado por el aislamiento. El bohío de la anciana contrastaba ahora con los edificios de cuatro pisos de la comunidad de El vallecito, y con las viviendas de mampostería, dispersas o agrupadas a orillas de la carretera hacia el Cabo de San Antonio.

Francisca Paula apareció sobre las 10 de la mañana. María, y Catalina –la otra hija-, la traían sujeta por los brazos, casi a rastras, como si fuese un combatiente herido.

Viéndola sin capacidad para gobernar los pies, reducida en su estatura por la loma de la espalda, con la mirada puesta en remotas neblinas, el cronista creyó que era, entre todos los cubanos, la de mayor edad, una especie de campeona entre personas que vivían, usualmente entre 74 ó 76 años.

Venía quejándose. Sus dolamas se había concertado ese día para maltratarla, aunque los médicos aseguraban que el estado clínico de la anciana punteaba en lo satisfactorio. El cronista, compadeciéndola, dijo: No se lamente, vieja; alégrese, mire cuántos años usted ha vivido. Francisca Paula, levantando la cabeza y mirándolo con sus ojos blancos, le respondió:

-Y quiero seguir viviendo, mi hijito; qué se cree usted….

 

24/05/2010 10:12 Luis Sexto #. Curiosidades



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris