Facebook Twitter Google +1     Admin

LA INDUSTRIA DEL ANTICASTRISMO EN MIAMI

Por Fray Antorcha

 Una visión muy cercana

 Un comentario llegado hasta mi mesa define cómo algunos buscan enriquecerse rápidamente con lo que la autora titula como DINERO FÁCIL. Desconozco a Ivette Leyva Martínez, pero su trabajo –y respetando algunas citas de la autora-- se refiere a las últimas llegadas a Miami, en particular de jóvenes cubanos procedentes de la Isla.

De cualquier forma, resulta interesante su tema y cito textualmente: “Algunos buscan lucrar a costa de la industria del antciastrismo, intentando vender fotos, videos, documentos o cualquier cosa que pueda saciar la morbosa curiosidad que hay en Miami, por la vida privada de los dirigentes cubanos”.

 En el año 2002,  Dashiel Torralba, sobrina del ex-ministro de transporte Diocles Torralba y ex-novia de un hijo de Fidel Castro, engrasó la maquinaria de la avaricia, al conseguir, aparentemente,  una jugosa cifra, por el no tan jugoso “video de la toronja”, donde se observa al Comandante en Jefe cubano en un ambiente familiar, degustando de ese cítrico…     (como si la toronja fuera la fruta prohibida, por culpa de la cual fueron echados del Paraíso Adán y Eva).

 Y sigue: “Torralba se involucró después  en fraude con tarjetas de crédito y robo de identidad, delitos por los cuales fue condenada a tres años de cárcel”.

 “Con la venta del video, Torralba le dio una luz a miles de “buscavidas”. Hoy es común encontrarse en Miami a algún cubano buscando vender, por una cifra astronómica,  la fotocopia del certificado escolar de uno de los hijos de Fidel Castro u otro tipo de documento similar.

 Luego continúa:  “Yothuel  Montané, nieto de uno de los dirigentes históricos de la Revolución (Jesús Montané Oropesa), intentó venderle en exclusiva al canal televisivo GenTV, de acuerdo con la propia emisora, un video con la entrevista a Juan Almeida (nieto) de otro Comandante de la Revolución de igual nombre, por 0,000 dólares”.

  Me pregunto ¿y que culpa tienen los funcionarios de más alto nivel cubano que sus descendencias no sigan sus pasos? Tal vez la respuesta esté, en algunos males ejemplos, de los cuales no está exceptuado ningún hombre y el deseo de conquistar rápida y fácilmente, “el sueño americano”, que hace mucho rato ya deviene en la pesadilla de mucho, donde  todo el mundo debe trabajar para conseguir el pan nuestro de cada día, al margen de delicuentes de todo tipo que se concentran  aquí: rateros, ladrones y gentes de la más baja calaña.

 Más adelante continua Ivette Leyva Martínez: “En las ultimas redadas de cultivos de marihuana en Miami, la mayoría de los detenidos han sido cubanos sin ningún tipo de abolengo o familiares cercanos a Fidel Castro. Y más extensa aun es la listas de balseros “lancheros” –contrabandistas cubanos--,  algunos condenados ya a largas penas carcelarias.

 “Ya otros llegados en la década de los 90, desfalcaron al MEDICARE  (El seguro medico del gobierno para personas jubiladas, deshabilitadas por enfermedad u otros ancianos en edades ya no laborables), antes de huir presuntamente a la Isla”.

Añade Ivette que lo que estamos viendo en Miami es, a su juicio, un efecto parcial de la era del dólar en Cuba, pues cuando la moneda se legalizó en 1993, alivió la situación económica de muchas familias en la Isla, pero a la larga convirtió también a miles de cubanos en holgazanes mantenidos por sus parientes desde esta orilla. Sin necesidad de conseguir empleo, grandes cifras de cubanos desconocen hoy, gracias al dólar, lo que significa ganarse el pan con el sudor de la frente.

“Algunos se dedican “al bisnes”, conduciendo pequeños negocios ilícitos que requieren mas habilidad para huir del radar de las autoridades, que esfuerzos para generar ganancias”.

Y concluye añadiendo, que “como nación aquí o allá, es esencial que recuperemos el valor del trabajo nuestro o estaremos condenados  a ser un pueblo sin futuro”.

 

             

 

09/08/2009 09:42 Luis Sexto #. Política



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris