Facebook Twitter Google +1     Admin

ANÉCDOTAS CUBANAS

Por Luis Sexto

 

La cañona del almirante

 

Tres carabelas se mecen lánguidamente sobre las aguas calientes de la ensenada que bautizarán de Cortés, en un tiempo futuro por ahora imprecisable.

A pesar de que las faenas menos urgentes de abordo han recesado, la marinería suda. Y desde la baranda de estribor, algunos hombres deseosos de sombra y aire fresco observan por sobre el azul, que hiere como un espejo, la línea verde y suculenta de la costa.

Transcurre el 12 de junio de 1494. El notario real va registrando, de boca en boca, una declaración cuyos términos se repiten exactamente: Cuba no es una isla. Porque jamás nuestros oídos se han enterado de que halla en este mundo un ísola con tanta longitud de más de 335 leguas de oriente a occidente...

El almirante, en la nao capitana, sonríe con los labios apretados. Ha decidido no continuar costeando el litoral del sur. Ignora exactamente que unos cien kilómetros hacia occidente topará con el punto final de esta tierra que huele tan dulcemente. Pero ya sabe que no es una península asiática y que después de ella no aparecerá la India. Le interesa, sin embargo, por razones de alto mando -que  ahora no me entretendré en enumerar- hacer creer que la geografía no es la que es, sino la que el Descubridor, en su segundo viaje, quiere que sea.

La tripulación acepta admitir cuanto Colón exige. Saber, en verdad, los marineros y otros tripulantes no saben, aunque quizás Juan de la Cosa, el cartógrafo, sonría guardando los dientes...

Todos, sin embargo, mantendrán calladas sus dudas, o sus ciencias, porque allí el capitán manda y la marinería obedece por real pragmática, y si no fuese así, el osado que se atreviere a negarlo luego de haber firmado el acta, será sometido a una multa de diez maravedíes y, sobre todo, a nunca más hablar palabra de cristiano, pues la lengua, ese  instrumento de tantas tentaciones malignas, le será cortada. (Cañona: imposición a todas luces injusta)

10/08/2008 13:25 Luis Sexto #. Historia



Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris