Facebook Twitter Google +1     Admin

EL BLOG ES UNA PROLONGACIÓN DE MI TRABAJO

Respuestas de Luis Sexto a las preguntas formuladas por una estudiante de comunicación sobre el papel de las bitácoras personales

 

A su juicio, ¿cuáles son las características del weblog como herramienta que lo convierten en espacio propicio para la publicación?

LS-.Como espacio individual me convierte en autor y editor a la vez, sin intermediarios que entorpezcan la comunicación, ni compartan conmigo la responsabilidad por lo dicho y lo publicado. Colectivamente, desde el punto de vista del lector, el blog se convierte en una alternativa de leer a un periodista, es decir, a un profesional que solo tiene las limitaciones que su ética y sus convicciones le impongan.

¿Cuáles son las causas por las que decide utilizar un weblog para la publicación personal? ¿De dónde parte la iniciativa?

LS.-Al principio lo hice a sugerencias del medio donde laboro: Juventud Rebelde. Luego me percaté de que el blog resulta una prolongación del trabajo profesional, limitado por obvias razones de espacio.

¿Cómo influye el grado de conocimiento que posee sobre el uso de la herramienta en la calidad de su página personal?

LS.- A mayor conocimiento y dominio de la herramienta, más eficaz es mi trabajo en el blog. Por lo tanto, intento perfeccioanrlo para aproximarme al verdadero lenguaje digital.

¿Qué criterios sigue ud. al seleccionar los enlaces internos y externos en su weblog?

LS.- En parte me guío por conveniencias del servicio que puedo ofrecer a cuantos visitan mi espacio. Y por ello mantengo enlaces con ciertos sitios y páginas que amplían los medios para que los lectores satisfagan sus intereses o completen la visión que yo les ofrezco. En parte, también trato de ayudar a los blogs de amigos y colegas a establecerse o posesionarse.

¿Cuáles son los temas fundamentales que aborda en su weblog? ¿Desde qué perspectiva trata el tema Cuba?

LS.- La cultura en general, aunque incluyo en ese epígrafe la política, la historia, la ética y la teoría de la comunicación social y el periodismo. El tema de Cuba intento tratarlo con objetividad, en el sentido periodístico con el fin de ser más creíble. Es decir, trato de no ser repetidor de textos ajenos y aproximarse a una imagen personal de Cuba que pueda infundir credibilidad en cuanto escribo.

 

¿Qué factores influyen en la determinación de la agenda temática y en la forma de tratar los temas en su weblog?

LS.- Básicamente mis convicciones. Nadie me orienta, nadie me instruye. Yo decido en consonancia con mi habitual conducta profesional, ética y política. Soy cubano y cubano revolucionario: guardo, entre otras lealtades, lealtad a mi patria y concuerdo con las ideas que hoy predominan en ella, aunque colabore en la lucha contra las que retrasan nuestro desarrollo social.  Mi visión no es complaciente, sino conflictiva, esto, es dialéctica.

¿Cómo incide la pertenencia a la profesión periodística en el modo de abordar los temas y en el contenido general de su weblog?

LS.- El trabajo en mi blog se sustenta sobre mi profesión periodística y los principios éticos que han modestamente distinguido  mi obra. Para escribir tonterías no me tomaría el trabajo de usar un espacio en Internet.

¿Utiliza algunos de los géneros periodísticos tradicionales en su weblog? Si responde afirmativamente, ¿cuáles? ¿Por qué?

LS.- Los utilizo casi todos. Y la razón es una: es el lenguaje y la técnica comunicativa que domino y porque a mi parecer un blog empieza a tener valor en la medida que uno aprecie seriedad y calidad en cuanto se publica.

¿Cómo concibe la relación con el público que accede a su página? ¿Qué papel concede al lector en su weblog?

LS-. El lector justifica mi blog. No lo publico para desahogarme. Simplemente para ser útil mediante la comunicación. Soy periodista en mi blog igual que en el periódico. Pero no me mezclo demasiado con el lector. Estoy al tanto de sus comentarios y puedo con ello orientar mi trabajo. No polemizo; tampoco limito el comentario ajeno. Respeto las reglas de la web.

¿Ha variado el estilo que asume en su weblogs del que utiliza en el medio tradicional para el cual trabaja?

LS.- Habitualmente lo mantengo, aunque trato de ser más “digital”, es decir, de usar recursos como el hipertexto. Para mí, es otro soporte tecnológico, pero la base es la palabra, aunque con un radio más amplio que yo debo facilitar y extender.

¿Cuáles son las principales fuentes (tanto institucionales como medios de prensa) que utiliza en la conformación de sus posts?

LS.- Las habituales en mi trabajo. Aunque me adentro en los buscadores, en las Web de biografías, de la lengua, las  enciclopedias digitales, etcétera. Por supuesto, tratando de andar con tiento. La llamada libertad de la Web es también caldo de cultivo para la irresponsabilidad, las vaguedades, las medias verdades, la propaganda y, aunque suene mal, la mentira.

 ¿Qué importancia o función social le atribuye a su página personal?

LS.- Bueno, soy una molécula de agua en un mar inmenso. No creo que tenga mucha importancia. Pero me satisface y me retroalimenta. Alguna gente emplea cuanto publico, y eso es bueno y reconfortante

¿Cuáles son los principales aspectos éticos que tiene en cuenta en la conformación de su página personal y en el caso específico de los artículos que elabora?

LS.- La verdad, el respeto por la persona y su opinión. Además, trato de mantener el mismo cuidado formal que en mi tarea habitual. Ese, para mí, es un principio ético inviolable: respetarme para respetar y ser respetado.

¿Hasta qué punto considera pertinente y necesario la inclusión de los weblogs como parte de la oferta informativa de los medios tradicionales?

LS.- Sigo creyendo que son una prolongación del trabajo en el medio, pero de modo más independiente, sin cortapisas. Y el blog personal tendrá valor y crédito periodísticos y comunicativos según sea el trabajo y la calidad del profesional. El medio también se beneficia porque ofrece más, incluso una visión menos oficial políticamente o menos empresarial. Esta última, la visión empresarial, es decir, los intereses empresariales, no son tenidos en cuenta por los ingenuos que defienden la llamada “libertad de prensa”. Donde predominan los intereses financieros no creo que haya mucha libertad y pureza.

 

 

 




Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris